Traducción y accesibilidad (técnicas SPS): Crónicas de una profesión

La demanda de productos audiovisuales está experimentando un incremento cada vez mayor, que se ha visto favorecido por el aumento de cadenas de televisión, por la importante presencia de plataformas digitales y por los avances tecnológicos en la reproducción de la imagen y del sonido. 

Nuestros invitados, los profesores Claudia Cabezón y Sylvain Caschelin, reflexionaron sobre los cambios legislativos que han exigido a canales de televisión, productoras y distribuidoras la comercialización de material audiovisual con subtitulado para sordos (técnicas SPS) en los países donde trabajan: Francia y Alemania, respectivamente. La ley, a pesar de sus diferentes plazos y matices, exige la presencia en el mercado de productos en los que la subtitulación no sólo ofrezca una traducción para los oyentes, sino un rotulado específico para no oyentes, cuya función es transcribir la naturaleza de los sonidos que se perciben tras el decurso conversacional.

La traducción audiovisual y el subtitulado se caracterizan por sus numerosas modalidades, principalmente voice over, subtitulado interlingüístico, doblaje o traducción simultánea. Mención aparte merece el lenguaje de los signos, cuya naturaleza difiere sustancialmente de lo mencionado hasta ahora, y la audiodescripción, una técnica que consiste en hacer el texto audiovisual accesible a personas ciegas o con deficiencias visuales.

La audiodescripción es un tipo de traducción intersemiótica, que inserta un relato acústico de aquello que se ve, es decir, de lo que sucede en la pantalla. Se trata, según afirma Claudia Cabezón, de un texto doblemente subordinado, circunstancia que comparte con la subtitulación, ya sea esta un texto traducido o no: por un lado, tiene que adaptarse a los silencios del texto que audiodescribe y, por otro, carece de autonomía, ya que su función es apoyar el sentido de otro texto.

Víctor López Eiris nos habló del enorme esfuerzo que ha llevado a cabo la ONCE para difundir la audiodescripción en el entorno de las personas con discapacidad visual. En su intervención, elogió la labor de Javier Navarrete, uno de los pioneros de la audiodescripción en España, y dejó la palabra a Antonio Vázquez Marín, audiodescriptor que trabaja para Aristia Producciones, una empresa del sector audiovisual que ha desarrollado una tecnología puntera en el ámbito de la audiodescripción. El encuentro terminó con un divertido anecdotario sobre las principales dificultades que Vázquez Marín ha encontrado en su carrera como audiodescriptor: un oficio de gran repercusión social, que experimentará una fuerte demanda cuando la legislación, en un futuro, imponga al mercado una ratio mayor de material audiovisual accesible para personas con dificultades visuales o auditivas.

José Luis Aja

 

Deja un comentario