La realidad de la gestión de crisis en tiempo de coronavirus

El pasado martes 30 de septiembre tuvo lugar el primer encuentro de Tutoría de orientación profesional para el Grado en Global Communication. Tuvimos la suerte de contar con Lucila Rodríguez-Alarcón, una profesional del sector de la comunicación. Ella nos habló de la comunicación de crisis en tiempos de coronavirus, aunque su interactiva conferencia hizo que nos sintiéramos partícipes de sus retos como responsable de comunicación en sus muchos años de experiencia.

 

Para empezar, Lucila nos dio una visión práctica de lo que realmente es la comunicación de crisis mediante dos sencillas preguntas: ¿qué es una crisis y cómo abordarla?; Aunque parezca obvio, estas preguntas son esenciales. Lo primero que debemos tener en cuenta es que las crisis son inesperadas e imprevisibles y, si se para a tiempo, no se trata de una crisis. Nos puso ejemplos reales en Madrid, donde el Gobierno de España cuenta con búnkeres subterráneos para abordar todo tipo de situaciones en las que se trabajan modelos que puedan desencadenar consecuencias irreversibles.

 

En cuanto a las organizaciones, Lucila hizo hincapié en la dificultad que tienen para reaccionar, sin importar su preparación. Además, quiso recalcar la importancia de que las crisis con imprevisibles, inesperadas, aterradoras y incapacitantes y, por lo tanto, frente a ellas no existen buenas o malas decisiones, solo decisiones. La ponente también explicó las tres etapas por las que pasan las crisis: plan (no suele funcionar), ejecución y evaluación.

 

Por otra parte, resaltó lo esencial que es no cambiar de opinión, ser contundente con las decisiones que se toman y, aunque sea redundante, no mentir. Para ello, una gran ayuda sería la creación de un Comité de crisis para decidir quién no formará parte de ella, ya que los cargos ejecutivos se tienen que encargar de gestionar la organización y tienen que montar una estrategia sobre la marcha, ya que «tener todo planeado en un libro es sinónimo de fracaso». En adición, Lucila nos dio un consejo para evitar demoras innecesarias a la hora de la ejecución de la estrategia: la sistematización de las bases de datos de todo el personal involucrado en la organización de una manera u otra; esto reduce los tiempos de reacción de varias horas a tan solo unos instantes.

 

En cuanto a la crisis de la COVID-19, la ponente estableció que la crisis sanitaria ha estado inevitablemente ligada a una crisis de comunicación muy difícil de gestionar, ya que, en todos sus años de experiencia, es «lo más parecido a una situación de guerra». De hecho, ni sus años como responsable de comunicación en la Alcaldía de Manuela Carmena con escándalos como los titiriteros o las Reinas Magas, ni sus años de trabajo en Oxfam, vinculado a la ocultación de datos durante la ayuda humanitaria prestada en Haití en el año 2010 se parecen a la crisis mundial vivida a causa del coronavirus.

 

Para terminar la ponencia, Lucila explicó la funcionalidad del sistema Team of Teams, el cual permite obtener información en tiempo real. Sin embargo, es fundamental que todas las personas que conforman el gabinete de crisis tengan toda la información para futuras debates y decisiones. Además, como guinda al pastel, Lucila finalizó con una frase que seguro marcó a todos los asistentes: «Lo que no se comunica, no existe».

Carmen del Campo Hermida

Un paseo por la literatura de la RDA

El pasado 6 de octubre tuvo lugar la primera conferencia enmarcada en el “Ciclo de Multilingüismo y Multiculturalidad” dirigido por la Dra. Nadia Rodríguez.

«Was bleibt… an welchem Ort? ¿Qué queda y cuál es el lugar de la literatura de la RDA y del propio país cuarenta años después?» fue el título de la ponencia que, con motivo de la celebración del Día de la Lengua Alemana y del reciente 30 aniversario de la Unificación de Alemania, presidió la Dra. Isabel García Adánez de la Universidad Complutense de Madrid.

 

La presentación giró alrededor de una de las figuras más importantes de la literatura de la RDA (República Democrática de Alemania), Christa Wolf, quien, sin lugar a duda, abogaba por un socialismo para todos. Sin embargo, esta no fue una conferencia específica sobre la escritora, sino que en ella se trataron los aspectos culturales más generales sobre la Alemania oriental.

 

«Stellt euch vor, es ist Sozialismuns und keiner geht weg». «Imaginad que estamos en el socialismo y no se va nadie» – Christa Wolf.

 

La Dra. García puso énfasis en la importancia de despertar la conciencia crítica del ciudadano, la necesidad de que este empezase a pensar por sí mismo. Las obras de la RDA estaban sometidas a procesos de censura y por ello era complicado incluir los ideales socialistas a simple vista.

De modo que los escritores disfrazaban, en una obra aparentemente sencilla de leer, los elementos tabúes e ideales. Este es el caso de Wolf y de las obras que dan título a esta conferencia: Was bleibt? (¿Qué queda?) y Kein Ort. Nirgends (En ningún lugar, en parte alguna), que tratan la vigilancia por parte de la Stasi y un encuentro imaginario entre los poetas románticos Heinrich von Kleist y Caroline von Günderrode respectivamente.

Durante toda la conferencia se destacó el inmensurable poder del artista. Él tenía las herramientas para enseñar al pueblo, sin embargo, también estaba en su mano que educar a la sociedad no se convirtiera en la imposición de un canon, pues entonces ya no habría enseñanza sino adoctrinamiento.

La Dra. Isabel García Adánez expuso de manera sublime los sentimientos que todos aquellos artistas expresaban a través de sus obras. Obras que por desgracia, tras la unificación del país, han desaparecido en su mayoría.

Celia Álamo Ripoll

 

                                                     

Perfiles profesionales del Grado en Traducción e Interpretación

El Departamento de Traducción e Interpretación y Comunicación Multilingüe organizó, el pasado jueves 24 de septiembre, el primer taller de orientación profesional correspondiente a este curso. El acto estuvo protagonizado por titulados en Traducción e Interpretación de nuestra Universidad, que nos hablaron de sus diferentes trayectorias profesionales. A la hora de elegir a los invitados, proceso en el que se contó con la participación de los alumnos de 4º TI (promoción 2019-2020), se prestó especial atención a diferentes perfiles afines a la actividad del traductor: edición y gestión de proyectos, difusión cultural, tecnología digital aplicada a las industrias del lenguaje, imagen corporativa y gestión de redes, interpretación médico-sanitaria, marketing y emprendimiento en el sector de la interpretación. Mónica Fúster, Isabel Vaquero, Alba Angulo, Marta Bernal, Lucía Lara, Javier Fernández y Elena Martín ilustraron, respectivamente, todos estos perfiles, con valiosos testimonios sobre el día a día de su trabajo y sobre los procesos de especialización tras la obtención del grado o de la licenciatura.

Se prestó especial atención a las estancias internacionales de todos los invitados, piedra de toque para el desarrollo de sus actividades profesionales y para el crecimiento personal. Una ventana imprescindible para asomarse al conocimiento del mundo.

Comprendimos, a lo largo de esta fructífera e ilustrativa sesión, que todos los invitados, además de su paso por Comillas, tenían otro denominador común: la pasión por los idiomas y, por supuesto, su trabajo como traductores, que compaginan con otras actividades y siempre está presente en sus vidas.

A continuación la lista de ponentes y sus perfiles profesionales detallados:

  • Mónica Fúster de la Fuente: Experiencia profesional en el Consulado Español de Nueva York. Traductora free lance. Gestora de proyectos y revisora en Art in Translation.
  • Isabel Vaquero García de Yébenes: Becaria en el Instituto Cervantes (Madrid). Premio Complutense de Traducción Universitaria.
  • Alba Angulo: Becaria en la Dirección General de Traducción (Luxemburgo). Experiencia profesional en tecnología digital aplicada a terminología y a otras herramientas de traducción.
  • Marta Bernal Esteban: Responsable de comunicación en iQtra Medicina Avanzada. Experta en redes sociales, community manager e imagen corporativa.
  • Lucía Lara Gavilán: Intérprete médico-sanitaria en Instituto Bernabéu y traductora free lance. Autora de la novela Todas las cosas buenas y experta en autoedición.
  • Javier Fernández Mellado Gallego: Director de Marketing en Interface Tourism.
  • Elena Martín Gil: Intérprete y fundadora de Nartran Translations.

 

 

 

José Luis Aja Sánchez

Día Europeo de las Lenguas

El 26 de septiembre se celebró el Día Europeo de las Lenguas (DEL), una iniciativa organizada por el Consejo de Europa y la Unión Europea que vio la luz en 2001. El DEL apoya la diversidad lingüística y la interculturalidad europeas. En este día se quieren destacar el plurilingüismo, es decir, la necesidad de diversificar la gama de idiomas europeos (incluidos los idiomas menos utilizados) y la importancia de desarrollar habilidades de lenguaje moderno para la plena participación en la ciudadanía democrática. Celebrar el Día Europeo de las Lenguas supone traspasar fronteras y concienciar a los demás sobre la importancia de mantener vivas las más de doscientas lenguas habladas en nuestro continente.

«Uma língua que não se defende, morre» – José Saramago

«Una lengua que no se defiende muere» – José Saramago.

Nos últimos anos, os países lusófonos têm feito um grande esforço para promover a sua aprendizagem. Língua oficial em nove países, presente em quatro continentes, com cerca de 270 milhões de falantes, o português é uma língua pluricêntrica, com uma imensa diversidade cultural que, através dos seus falantes, encontrou diferentes formas de viver.

«L´image la plus exacte de l´esprit français est la langue française elle-même» – Désiré Nisard

«La imagen más exacta del espíritu francés es la propia lengua francesa» – Désiré Nisard.

C´est pour cette raison que nous devons apprendre une langue, le français ou toute autre langue, pour découvrir l´esprit des bonnes gens qui la parlent.

«Der Geschmack der Sprachen»

«El sabor de los idiomas». Las lenguas que forman parte de nuestras vidas nos dejan su impronta y nos despiertan nuevas sensaciones , en ocasiones, contrapuestas; a veces son pura delicia y tienen sabor a miel, a veces se nos resisten, se vuelven difíciles de conquistar y nos dejan un sabor amargo o, por el contrario, su sabor se vuelve más agradable conforme avanzamos en el aprendizaje y después de mucho esfuerzo experimentamos esta anhelada explosión gustativa cuando alcanzamos el nivel de excelencia.

Con motivo de este Día Europeo de las Lenguas los alumnos de alemán C1.2 han reflexionado sobre las lenguas y sobre el sabor de las lenguas y las sensaciones percibidas a lo largo de su aprendizaje.

Wie ich meine Sprachen empfinde — Álvaro Gamboa Rodríguez (Estudiante 5º TI-COM)

Das Chinesische schmeckt nach Hausmannskost. Es bringt mich zu einem einfachen Zuhause, wo die Nestwärme jedem Mitglied der Familie hilft, Hindernisse zu überwinden. Es schmeckt nach Tradition, aber auch nach Ausdauer. Das Portugiesische hingegen schmeckt nach Pfirsich, dessen Saft den ganzen Körper und Geist erfrischt. Nach Vitamin-D schmeckt es am Morgen und nach Seelenfreude schmeckt es am Nachmittag. Das Englische schmeckt nach Harmonie und jedes Wort gleicht einem Musikinstrument. Alle befinden sich in jedem Satz in vollem Synchronismus. Es schmeckt nach der Feinfühligkeit mit der ein Maler jeden Pinselstrich eines Bildes ausführt. Das Deutsche schmeckte anfangs nach Rauheit, dann aber verwandelte sich in Energie, die meine Batterien auflädt und mir erlaubt, meine Ziele zu erreichen. Das Spanische schmeckt nach Nestwärme und nach Meeresluft, die meine Haut liebkost. Es schmeckt nach der Süβe der Ananas und der Wassermelone.

Wie schmeckt Sprache? — Victoria Vidal (Estudiante 3º TI-COM)

Meine Muttersprache, das Spanische, schmeckt wie Sangria im Sommer, nach Strand und nach gutem Wetter. Es riecht wie das Essen meiner Großmutter und nach purem Glück. Das Englische schmeckt wie Tee mit ein wenig Milch und ohne Zucker, nach zeitweiligem Regen und riecht nach Formalität. Das Italienische riecht nach „Pasta della Mamma“, nach Romantik, nach Toskana und schmeckt frisch wie das Meer. Das Deutsche schmeckte am Anfang kalt, stark und ein bisschen süß-sauer, wie ein Schneetag oder ein Fass ohne Boden, aber dann schließlich schmeckte es wie ein Weizenbier mit Freunden. Das Französische schmeckt wie eine Crêpe mit viel Nutella, süßlich und sehr sentimental, wie Poesie, und riecht nach Rosen am Valentinstag.

Der Geschmack anderer Sprachen — Cristina Imaz Chacón (Estudiante 5º RRII-COM)

Das Englische war die erste fremde Sprache,

an die ich mich herangetraut habe.

Zuerst hat es mit seinen vertrauten Klängen

meine Abenteuerlust erweckt.

Dann kam der Geruch,

der die globale Populärkultur umgibt,

und der Geschmack einer noch unentdeckten Welt.

Durch Englisch wurde meine Muttersprache, das Spanische,

schließlich klein.

 

Damals traf ich das Französische,

eine Sprache, die nur Sinn macht,

wenn sie ins Ohr geflüstert wird.

Es ging um eine Neuigkeit,

die für mich nach einer Mischung

aus gereiftem Käse und Eleganz schmeckte.

Es war eine Sprache, die mich einlud,

benachbarte Orte zu erkunden.

 

Daher beschloss ich zu prüfen,

ob die Deutschen wirklich Engländer waren,

die ein bisschen komisch sprachen.

Entgegen meiner Erwartungen

fand ich bald heraus,

wie falsch ich lag.

Das Deutsche hatte sein eigenes Tempo

und roch nach Weisheit,

nach Philosophen wie Nietzsche oder Kant.

Das Deutsche war so langwierig zu erlernen,

dass jede Andeutung von Fortschritt zu einer Feier wurde.

Als ich mich der Kultur näherte

konnte ich erkennen,

dass all‘ die Anstrengungen nicht umsonst gewesen waren.

 

Dann kam das Chinesische,

eine Sprache der Hieroglyphen

mit seinem ganz eigenen Duft.

Unbekannte Gewürze,

die auf meinem Gaumen

das authentischste Sinnesglück hervorriefen.

 

All‘ diese fremden Sprachen

haben mir geholfen,

mich in meine Muttersprache zu vertiefen

und über meine eigene Kultur nachzudenken.

 

Las lenguas representan la identidad de un pueblo, la unión y las relaciones entre personas de distintos países. Además fortalecen la comprensión intercultural, eliminan las barreras de los prejuicios y fomentan la tolerancia; a su vez aprender nuevas lenguas nos abre puertas, nos permite un mayor desarrollo personal y profesional. En otras palabras: la lengua es una herramienta tan poderosa que inconscientemente modela nuestro mundo.

 

El Día Europeo de las Lenguas tiene una especial relevancia en nuestras titulaciones y hemos querido hacer partícipe a toda la comunidad educativa. Nos gustaría agradecerles a las profesoras del departamento de Traducción e Interpretación y Comunicación Multilingüe, Simone Nascimento Campos, Rejane Queiroz y Bettina Schnell y a sus alumnos por contribuir a esta iniciativa de la coordinadora del Multilingüismo y la Multiculturalidad, Nadia Rodríguez Ortega.