Entrevista a Isabel Vaquero García de Yébenes, II Premio Complutense de Traducción Universitaria

Una antigua alumna de nuestro Grado en Traducción e Interpretación ha sido galardonada con este premio, cuya finalidad es fomentar la traducción literaria entre los estudiantes universitarios. Isabel se presentó al concurso con dos textos inéditos hasta la fecha, A Literary Pilgrim in England y Horae Solitariae, de Edward Thomas. Sus trabajos serán publicados por la revista Vasos Comunicantes.

1. ¿Por qué elegiste estudiar traducción e interpretación?

Lo cierto es que ya estaba en el cuarto curso de la Licenciatura en Química cuando dejé los matraces aforados y las «certezas» propias de una ciencia de afanes cada vez más espurios para experimentar con un crisol de ideas y culturas. Siempre me ha fascinado la peculiar alquimia de la palabra. Desde el enfoque humanístico, se amplía el horizonte con preguntas de gran trascendencia que la sociedad actual a menudo obvia u olvida plantear. Con nuestro perfil polivalente, naturaleza curiosa y tolerancia a la ambigüedad y la diversidad, los traductores e intérpretes desempeñamos una labor compleja que no es baladí.

2. ¿Crees que es posible enseñar a traducir? ¿Por qué elegiste Comillas?

Pienso que, para despejar las dudas a este respecto, conviene incluir dos procesos parejos en la ecuación, a saber: la enseñanza y el aprendizaje. Su interdependencia implica un compromiso entre profesores y estudiantes, al tiempo que constituye una ocasión de enriquecimiento mutuo. Superada la rancia dicotomía de si el traductor nace o se hace, la clave estriba en el desarrollo de competencias como la metacognición para seguir aprendiendo con cierto grado de autonomía a lo largo de la vida.

En este sentido, estoy muy agradecida al equipo docente del Departamento de Traducción e Interpretación de esta universidad por su inestimable consejo, apoyo continuado y dedicación encomiable. Puedo recomendar esta titulación sin reservas.

3. ¿Es la investigación útil para la traducción?

Así como la reflexión teórica rigurosa no se concibe al margen del desempeño profesional, considero que el ejercicio casi artesanal y solitario de la traducción no debe prescindir de las aportaciones de la comunidad académica. Ambas facetas se complementan y no podemos aspirar al (re)conocimiento social sin este intercambio que permite abrir nuevos cauces para la praxis, ofrecer una formación especializada, definir derechos y deberes, consolidar, cuestionar y redefinir el conocimiento.

4. Háblanos del Premio Complutense de Traducción «Valentín García Yebra». ¿Por qué elegiste las obras A Literary Pilgrim in England y Horae Solitariae de Edward Thomas?

Animo a los estudiantes a que presenten sus traducciones porque se disfruta mucho con la experiencia. También recomiendo el programa de mentorías de ACE Traductores a aquellos con intención de presentar una propuesta editorial o con un interés especial en la traducción literaria.

La poesía completa de este escritor británico ya está vertida al español; no así su obra en prosa. Escogí los textos que se ajustaban a las bases del premio y que de alguna manera aunaban aspectos cultos más propios de un ensayo y elementos poéticos, un poco en consonancia con el objetivo ulterior de esta iniciativa que consiste en aproximar las esferas universitaria y profesional de la traducción.

Expertos mundiales en traducción, en Comillas CIHS

La International Conference on Retranslation in Context IV ha reunido en el campus de Cantoblanco a más de 60 investigadores de todo el mundo para avanzar en el estudio de las retraducciones, en una relevante conferencia internacional organizada por profesores de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales (Comillas CIHS).

Expertos europeos y de Japón, Brasil, Estados Unidos o Turquía, entre otros, viajaron hasta Madrid para analizar la evolución de campo de estudio, que se ha crecido considerablemente desde que la “hipótesis de la retraducción” fuera planteada en la década de los 90. El congreso también ha dejado hueco para las propuestas de futuro y ha servido de plataforma de debate y discusión sobre las retraducciones, tanto desde la perspectiva académica como desde la práctica.

Los ponentes invitados fueron Piet Van Poucke, de Ghent University, que habló de las razones para la retraducción, y Sharon Deane-Cox, de Strathclyde, que abordó la retraducción como un trabajo de memoria, que consiste en recuperar, reutilizar y reenmarcar el pasado. Los profesores de Comillas José Luis Aja, Xavier Bocquier, Susanne Cadera, Arturo Peral, Nadia Rodríguez, Andrea Schäpers y Andrew Samuel Walsh, a través del RetraRec Research Project, ha hecho posible este evento.


Se considera retraducción tanto el acto de traducir un trabajo que previamente ha sido traducido de otro idioma, como el resultado de ese proceso. A pesar del crecimiento gradual de este campo de investigación, aún no ha sido delimitado y existen asunciones intuitivas que aún no se han abordado en profundidad. Por eso, el objetivo de la conferencia internacional ha sido también unir a este grupo de prestigiosos investigadores, con formación y orígenes multidisciplinares, para intentar avanzar en un enfoque riguroso y exhaustivo de la teoría y la práctica de la retraducción.

El XI Ojo de Polisemo: traducir mucho más que palabras

Este año, la Universidad de Córdoba se encargó de hospedar la XI edición del Ojo de Polisemo. El eje central de las ponencias de esta nueva entrega fue la traducción de libros con imágenes. Algunos alumnos de Comillas asistimos a las conferencias para aprender de la experiencia y los testimonios de grandes figuras de la traducción literaria.

A lo largo de tres días se hizo especial hincapié en las dificultades que entraña la traducción de cómics y novela gráfica. Una de las que más nos llamó la atención fue la que salió a relucir en el taller impartido por María López Villalba: la falta de educación visual. El desconocimiento generalizado de los diferentes tipos de plano y otras cuestiones visuales técnicas intrínsecas a este tipo de literatura acarrean una menor comprensión del texto, lo que tiene un impacto directo en nuestra labor como traductores. También destacamos la ponencia de André Höchemer, traductor de Paco Roca, que nos ilustró sobre las intrincaciones que las diferencias entre lenguas específicas presentan en este tipo de formato, concretamente entre el alemán y el español.

Dentro del ciclo de conferencias, agradecimos la ponencia clásica y siempre necesaria en la que se inicia a los estudiantes en materia de contratos, proyectos, inicio al mercado laboral y todo lo que implica trabajar en este gremio. A raíz de esta idea, los organizadores del congreso reservaron un espacio para los profesionales con los que trabajaremos codo con codo en el futuro con el objetivo de mejorar la comunicación y el entendimiento entre partes imprescindibles de una cadena. Así, también tuvo la palabra Rocío Serrano, en representación de la Unión de Correctores; Herme Moreno Medina, de librería Títere, y Estrella Borrego del Castillo, editora de Libros del Zorro Rojo.

Durante el transcurso de las conferencias también hubo tiempo para poner en práctica lo aprendido. Nos dividimos entre tres talleres de gran interés en los que se trataron temas como la traducción del diario de Frida Kahlo, la traducción de álbumes infantiles y la traducción de la literatura intercultural en alemán y árabe.

Lo mejor de estas conferencias es lo que ocurre entre bastidores, y es que tuvimos la ocasión de conocer a varios compañeros estudiantes y a muchos traductores profesionales que nos aconsejaron en todo momento además de transmitirnos su ilusión por su trabajo.

Ese es el espíritu de este congreso, aunar fuerzas y transmitir la pasión de nuestra profesión. Para nosotros esta ha sido una experiencia inolvidable y estamos muy agradecidos a todos los organizadores: a Acett Traductores, a la Universidad de Córdoba y a nuestra facultad por animarnos a venir y ayudarnos con el transporte. ¡El año que viene nos vemos en Barcelona!

Antesala de Babel: Con la venia

Con la venia: los traductores y los intérpretes jurídicos hablan de su profesión

Invitados: Agnieszka Biernacka, intérprete y profesora de la Universidad de Varsovia; Fernando Cuñado de Castro, traductor, profesor y fundador de Traducción Jurídica (asesoría lingüística y traducción); Angelo Valastro, traductor jurado y profesor de la Universidad Pontificia Comillas.

El miércoles 27 de febrero se celebró la última Antesala de Babel de este curso, en la que se abordó el argumento de la traducción e interpretación jurídica. Los invitados a esta mesa redonda, que mostraron en todo momento su profundo conocimiento del sector, respondieron a las preguntas de nuestros estudiantes, cuya inquietud ante el derecho, ante su idiolecto y su complejidad terminológica se hizo patente.

Fernando Cuñado, director de Traducción Jurídica, supo apaciguar los ánimos y, con una máxima que adaptó oportunamente al caso, «la lengua se presupone, como el valor al guerrero», insistió en que la formación específica sobre la materia se puede incrementar progresivamente, siempre en función de las necesidades de los clientes. Aunque es consciente de que los primeros pasos son difíciles, insistió en que es posible vivir de la traducción y contagió con su optimismo a todos los asistentes.

Angelo Valastro, profesor en la Universidad Pontificia Comillas con gran experiencia como traductor a sus espaldas —es el autor de una excelente traducción de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha al italiano, así como de una versión de las Etimologías de San Isidoro—, describió, entre burlas y veras, en qué consistió su examen de traductor jurado, al tiempo que proporcionaba interesantes detalles prácticos sobre la praxis de la profesión.

Agniezska Biernacka, profesora de la Universidad de Varsovia e intérprete jurídica, comentó con eficacia el día a día de su trabajo en comisarías y juzgados, al tiempo que manifestaba su proverbial desconfianza hacia los diccionarios bilingües e incidía en la necesidad de contar con fuentes terminológicas fiables para el correcto desempeño de actividad como intérprete. 

Con este elenco y la presencia de alumnos de varios cursos, se fueron desgranando diferentes temas en torno a la traducción jurídica, todos ellos tratados de un modo informal y relajado en el que tanto participantes como alumnos fueron exponiendo sus puntos de vista, opiniones e inquietudes.

Uno de los temas que más interés suscitó fue el de las agencias y las tarifas. Agniezska apuntó que, en Polonia, hay una asociación que se encarga de fijar las tarifas con el fin de proteger el mercado de la traducción. Fernando Cuñado y Angelo Valastro mostraron su desacuerdo al respecto, pues ambos defienden la libertad a la hora del traductor a la hora de fijar sus precios «nosotros fijamos el precio que más nos conviene y el cliente sabe lo que está pagando. La calidad es el sello de identidad de un traductor y no hay que tener miedo a pedir lo que se considera justo por un buen trabajo», afirmaba Fernando. Según apuntaron nuestros expertos, es cierto que las agencias pagan peor, pero también es verdad que son intermediarios y que muchos trabajadores comienzan en agencias, que es una buena escuela para ir aprendiendo el oficio.

En cuanto a las asociaciones, se habló muy a su favor, ya que estas ofrecen un punto de encuentro entre profesionales, así como la posibilidad de colaborar unos con otros estableciendo redes de trabajo y de mantenerse al día de muchas novedades en el sector.

Para finalizar, y antes del aluvión de preguntas, se originó un pequeño debate imprevisto en torno a un tema de rabiosa actualidad: las herramientas TAO. Algunos alumnos participaron expresando la inquietud que les produce el llegar a ser sustituidos por máquinas, pero la experiencia de los participantes en la mesa les tranquilizó. Nuestros expertos apuntaron que, desde sus inicios, el mundo de la traducción ha ido cambiando y adaptándose constantemente a dichos cambios. Nadie sabe lo que va a ocurrir con los avances tecnológicos en ningún campo, pero seguro que los traductores sabremos adaptarnos y sacar partido de la situación.

Con esta tercera ponencia se cierra el ciclo de la Antesala de Babel de este año. El próximo año volveremos a contar con nuevos expertos y nuevos temas que harán las delicias de nuestros alumnos.

                                                                       Íngrid Gil y José Luis Aja

Antesala de Babel: Con su mirada

El día 30 de enero nos visitó Javier Pérez Alarcón para contarnos cómo se enfrentó a la traducción de la serie El cuento de la criada, adaptación para la televisión de la novela de Margaret Atwood. Durante la conferencia se expuso una serie de temas de los que tomamos buena nota como alumnos.

Por un lado, la importancia de la intertextualidad. En este caso concreto, el traductor nos explicó la necesidad de ser coherente con la novela, o, mejor dicho, con la traducción de la novela. En el libro se habían acuñado una serie de términos y de expresiones que debían mantenerse en la traducción de la serie. Las referencias a citas bíblicas son continuas y muy comunes en la trama. Sin embargo, dentro de ese respeto a la novela, también hay que tener en cuenta los cambios que la serie introduce. La traducción ha de ajustarse a esos nuevos elementos irremediablemente y, a su vez, requieren que el traductor haga cambios, corrija errores previos, cree soluciones para nuevos problemas, etc.

Por otro lado, también se discutieron dificultades añadidas propias de la traducción audiovisual. De entre las más notables, se discutió sobre la traducción supeditada al ajuste de la imagen, lo que a veces requiere condensar las soluciones que propone inicialmente el traductor. No debemos olvidar que la traducción es el primer eslabón de una larga y compleja cadena de montaje donde participan más profesionales de otros campos. Javier Pérez Alarcón hizo especial hincapié en la necesidad de, si es posible, mantener el contacto en todo momento con los ajustadores, actores de doblaje, revisores y el resto de involucrados en el proceso. Además, y mencionando otra vez la intertextualidad: muchas veces el traductor desconoce qué ocurrirá en los próximos episodios, y esto le obliga a extremar la cautela y a reconsiderar propuestas para «curarse en salud».

Finalmente, en la ronda de preguntas se debatió sobre los plazos que suelen darse para traducir capítulos de series y películas, los tipos de contrato y las complicaciones que surgen cuando en la versión original se emplea tanto el español como el inglés. La conferencia finalizó reivindicando una remuneración justa por el trabajo de los alumnos en prácticas y una dignificación de nuestra profesión.

Entrega del Prix Goncourt: le choix de l’Espagne

El 13 de diciembre, la profesora de francés Nadia Rodrígez y sus alumnos tuvieron el honor de estar en la Résidence de France para asistir a la entrega del Premio Goncourt : le choix de l´Espagne.

Allí participaron siete universidades. Cada una propuso un alumno que defendía la elección de su clase y del profesor que impulsó la actividad.

Eric Laloux representaba a la clase de la profesora Nadia Rodríguez. Tras hora y media de deliberación, el jurado, concluyó que el ganador del premio fue David Diop con su obra Frère d´âme. Este jurado estaba formado entre otros por el Embajador de Francia y dos escritores de primer orden: Antonio Muñoz Molina y Taahar Ben Jelloum.

La mañana concluyó con un almuerzo y  la alegría de  todos por haber disfrutado de una experiencia inolvidable que se palpaba en el ambiente.

Nadia Rodríguez

La CITA 5 detrás de las cámaras

Los pasados días 19 y 20 de octubre, tuvo lugar la 5° edición de la CITA (Conferencia Internacional de Traducción Audiovisual), organizada por la asociación  ATRAE en colaboración con nuestra universidad. Varios alumnos de Traducción e Interpretación participamos activamente en la organización del congreso, además de asistir a las distintas ponencias. En esta entrada encontrareis enlazadas las mesas redondas y la entrega de los premios, así como las entrevistas a los galardonados en las modalidades de doblaje de series y películas.

La CITA 5 comenzó con un debate en torno a la situación actual y al futuro de la subtitulación en el que se comparó su evolución en diferentes países. Posteriormente se procedió a discutir sobre la relación entre los traductores y sus correctores en la mesa de supervisión lingüística en la TAV. Tras el almuerzo, se habló sobre la TAV de videojuegos y cómo varía dependiendo del formato del videojuego en cuestión. Para cerrar la primera jornada de conferencias, nuestra profesora, Reyes Bermejo, introdujo a varios profesionales del sector, que compartieron con nosotros sus primeros pasos en el mercado laboral de la TAV.

El sábado 20 de octubre varios profesionales nos revelaron el complejo mundo de la TAV y la accesibilidad en las artes escénicas, entre otras cosas, la subtitulación para sordos y la audiodescripción para ciegos. En la siguiente mesa redonda se abrió un diálogo entre los traductores y los profesionales de la industria cinematográfica. En ella se recalcó la importancia de la comunicación entre ambas figuras para alcanzar el mejor resultado. Otra conferencia especialmente interesante fue la de Patrick Zabalbescoa. Como si de Moisés se tratara, Patrick formuló diez mandamientos de la traducción, algunos tan provocadores como la reivindicación de la subjetividad del traductor.

Finalmente, se celebró la entrega de los VI premios ATRAE al más puro estilo de los Óscars. En la ceremonia, pudimos disfrutar de un variado surtido audiovisual que resumía el trabajo de los nominados. El acto también sirvió para reconocer la labor traductora de los «invisibles» traductores de videojuegos y de la adaptación audiovisual.

Con la colaboración del servicio de audiovisuales de la universidad, entrevistamos a Javier Pérez Alarcón, premio ATRAE de este año por su traducción para doblaje de la serie «El cuento de la criada», y a Lucía Rodríguez Corral, premio ATRAE de la pasada edición por su traducción para doblaje de la película «Zootrópolis». Ambos nos hablaron de sus comienzos en el mundo de la TAV, de sus trabajos más reseñables e incluso nos desvelaron cuáles son los proyectos futuros en los que les gustaría participar.

Como voluntarios en el congreso, hemos podido enriquecernos tanto de los testimonios de los ponentes como de los talleres que se celebraron. Hemos tenido la oportunidad de vivir el congreso desde dentro y sumergirnos un poco más en el mundo de la TAV. Varios miembros expresaron su agradecimiento por nuestra participación y la exitosa organización durante los dos días a través de Twitter.

Los alumnos colaboradores de 3º de TI

Mesa redonda CITA 5 sobre el mercado laboral para los recién llegados al mundo de la TAV

El viernes 19 de octubre, dentro de la CITA V, tuvo lugar la mesa redonda sobre el mercado laboral para los recién llegados al mundo de la TAV.
La mesa estaba compuesta por ocho profesionales con trayectorias variadas y entre 3 y 15 años de experiencia, una muestra perfecta para comprobar que es posible hacerse un hueco en poco tiempo y conseguir encargos importantes. Los participantes fueron: Fernando CastilloEric EscribanoMarc J. MiarnauHerminia PáezOlga PareraMario PérezIris C. PermuyInca Vallés. La mesa estuvo moderada por Reyes Bermejo, nuestra profesora de Traducción Audiovisual. En este enlace se puede ver la mesa completa.


Aunque la mayoría de los ponentes se dedica ahora en exclusiva a la TAV y muchos de ellos empezaron directamente traduciendo para voz superpuesta, doblaje o audiodescripción, varios se dedicaron en un principio a una salida laboral que recomiendan, el control de calidad. Otros compaginan con trabajos de vendor management de agencias del sector, de traducción publicitaria, dirección de doblaje, audiodescripción, terminología o traducción institucional. Inca afirmó: «cada especialidad me aporta lo suyo y me ayuda a mejorar en cada campo».
Las experiencias de estos profesionales dieron muchas pistas interesantes sobre cómo empezar en la TAV. Se mencionaron los golpes de suerte, que muchas veces no lo son tanto porque consisten en estar disponible en verano, cuando los clientes tienen escasez de traductores y es más probable que decidan encargarle algo a los recién llegados. Hay que «estar ahí y haber hablado con todo el mundo», nos dijo Herminia. Eso sí, una vez llegan los encargos, hay que dejarse las pestañas para que la calidad sea impecable. Esta es la verdadera carta de presentación. En la mesa se dieron muchos consejos sobre cómo compaginar la TAV al principio con otra actividad que permita, como dijo Iris, «no conformarse con cualquier cliente, sino solo con los que me pagaban lo que yo quería que me pagasen».

Al hablar de cómo habían llegado hasta allí, cómo había cambiado el perfil de sus clientes y su ritmo de trabajo en esos primeros años, todos coincidieron en que al inicio hay que aceptar todo lo que llegue, pero que hay que ir filtrando y encontrando mejores clientes para «trabajar menos y facturar más», como aconsejó Fernando, porque, aunque parezca imposible al principio, llega un momento en que no se da abasto. Inca coincidió, y añadió: «vas aplicando el filtro: viendo lo que te sale más rentable, con quién te interesa trabajar, con quién no y reemplazando clientes y mejorando». Se hizo hincapié también en lo importante que es poder diversificar los servicios. Olga nos habló de «la redefinición del fin de semana». Los calendarios, que nunca se cumplen y que a veces exigen trabajar el fin de semana y tener libres del lunes al miércoles. Gajes del oficio. Hay picos de trabajo y hay que prepararse, como dijo Herminia, «en los meses buenos para los meses malos». Mario, en cambio, habló de la «rueda de hámster» en la que se puede caer cuando se junta una temporada con la otra y se solapan las entregas… y de lo difícil que es crearse una rutina de trabajo ordenada, respetando fines de semana, fiestas y vida personal.

Herminia recomendó asociarse, unirse a los grupos y quedadas del gremio y apuntarse a reuniones, conferencias, charlas… Conocer gente, relacionarse y hacer contactos es esencial. El primer encargo o el contacto determinante de una carrera puede llegar así. A veces, se empieza con un ritmo y unas tarifas que no son sostenibles en el tiempo y cuando el traductor se asocia y empieza a trabajar con otros traductores —cosa que todos recomendaron— se cambia el rumbo. Mario afirmó que los contactos son importantísimos, que también se consiguen clientes por recomendaciones de compañeros. De hecho, el compañerismo de la profesión salió a relucir en varias ocasiones.

Se recomienda enviar muchos currículos, crearse una imagen como profesional (tarjetas, perfiles en portales, página web…) y empezar a moverse. No obstante, como Olga indicó, hay que acostumbrarse a llamar a muchas puertas y no obtener respuesta la mayor parte de las veces. Se hizo mucho hincapié en la importancia de tener presencia en internet y en las redes sociales y cambiar la mentalidad de «buscar trabajo» a «ofrecer un servicio», según Fernando. Lo mejor es presentarse como un profesional y explicar los servicios que se ofrecen. Linkedin se perfiló como una de las mejores vías para escribir a los clientes, en opinión de Fernando, Eric y Marc. Marc reveló que los vendor managers están buscando traductores constantemente y no tienen suficiente con Linkedin. De hecho, cuentan con páginas de pago para poder encontrar buenos profesionales. «Saber moverse es esencial», recalcó Eric.

En esa búsqueda de clientes, se habló de la elaboración del currículo, las pruebas de selección, y sobre qué valoran los clientes y cómo abordarlos. Todos ellos contaron que han hecho pruebas, pero que no todos los clientes las exigen porque, a veces, tienen una necesidad urgente y contratan a alguien directamente. «Y cuando las hagas, hazlas bien, como si tu vida dependiera de ello», apuntó Herminia. Olga explicó en qué consisten las pruebas para la traducción publicitaria y quiso recalcar la importancia de releer bien lo que se escribe, no conformarse si la frase no se entiende o no suena natural y leerla en voz alta para ver lo que falla. Mario añadió que, una vez que empiezas a trabajar, «tu trabajo habla por ti», ya no te piden pruebas y los clientes se limitan a confiar en las recomendaciones, ver la trayectoria profesional y los productos traducidos. Hay que tener en cuenta que hay clientes en todo el mundo. En el ámbito internacional sí es más habitual que pidan pruebas y abran procesos de selección. Eric y Marc recomendaron que el currículo no fuera «el de toda la vida», gris y anticuado, sino aportarle un elemento diferenciador para que entre por los ojos y capte la atención de quien realiza la selección (con color, bien estructurado, en vídeo, en verso, contando una historia). Marc explicó que no le gusta ver fotos en los currículos y que lo que busca son habilidades, ver en qué puedes servirle, no tanto dónde estudiaste, sino lo último que hiciste, qué sabes hacer y cuánta experiencia tienes. Ah, y recordó que hay que sospechar de las pruebas demasiado largas. Antes de hacer una prueba, Inca advirtió que conviene preguntar qué están dispuestos a pagar, qué tipo de encargos van a tener, etc. Iris recomendó tener varios currículos, compartimentados, o uno en bruto del que ir seleccionando lo que le puede interesar al cliente en cuestión.
Marc también dijo que es importante «tener morro», con lo que la mesa estuvo totalmente de acuerdo y Herminia reformuló como «ser valiente». Y saber a quién te diriges y explicar por qué te necesitan, investigar sobre la empresa y sus necesidades o requisitos antes de escribirles. Que sepáis con quién estáis hablando y lo demostréis. Y muchísimo cuidado por el detalle (faltas, dobles espacios…).

Herminia dijo que se le da mejor «echarle morro» en directo que en diferido. También utiliza Linkedin y cotillea los perfiles de otros traductores para encontrar empresas interesantes, preguntar con quién tiene que hablar y enviar el currículo a quien tiene que recibirlo, no a un interlocutor indefinido y genérico.
Ya en la ronda de preguntas, surgió la duda de cómo elaborar ese primer currículo cuando uno no tiene mucha trayectoria que contar. Marc recomendó centrarse en las habilidades, en lo que uno puede ofrecer, incluso aunque sea algo que no has hecho nunca, pero crees que se te puede dar bien. Tus intereses, tu ilusión, tus ganas. Solo con que algo te guste, puede ser un punto de partida. Herminia añadió que se puede ir adquiriendo experiencia con trabajos por afición, o por divertirse, solo para practicar, sin que medie un cliente en el encargo. Usar tus aficiones y tus habilidades, de las que también se aprenden muchas cosas que pueden resultarle útiles a los clientes si se las cuentas como es debido. Eric apuntó que hay mucha demanda y muchas formas de adquirir experiencia, desde las prácticas hasta los primeros trabajos con estudios pequeños, que si tienen necesidad, van a contratarte rápido. Fernando quiso dejar claro que no hay que creerse menos por ser recién llegado, porque no funciona así. Hay gente que lleva poco tiempo en el mercado y ha conseguido encargos muy jugosos. El día menos pensado te llega la oportunidad. Iris habló también de que hay un montón de ramas en las que trabajar, no solo las películas y series más populares, de las que también se puede vivir. Hay que llamar a todas las puertas. Eric sumó la rama del testeo lingüístico y el control de calidad.

Otra de las preguntas del público fue sobre el vértigo y la indecisión al lanzarse al mercado laboral. Olga contestó hablando de tener planes B, C… para poder diversificar y multiplicar las opciones. Ser polivalente. Al hilo de la siguiente pregunta, Mario sugirió que a los clientes se les puede «dejar caer» información sobre nuestros intereses, filias y fobias para que los tengan en cuenta a la hora de asignarnos un encargo. Y nos ayuda para que no nos «encasillen» en determinado tipo de producto, género, etc. La última pregunta se centró en el trabajo no remunerado, hasta qué punto es una forma de adquirir experiencia o una explotación. Herminia recomendó fijarse en para quién y con qué garantías se hace. Y todo el trabajo que uno haga, ya sea para practicar o de forma voluntaria para alguien, es experiencia adquirida y da muestra del trabajo.

Reyes Bermejo

Disinformation, “Fake News” and the Battle of Trust

Geysha Gonzalez, Deputy Director of the Atlantic Council’s Eurasia Center and founder of DisinfoPortal.org opened our new Current Topics in Strategic Communication series with an inspiring lecture on Disinformation and “Fake News”. In her talk, she explained the difference between disinformation, misinformation and propaganda, and shed light on some complex and controversial issues such as the Russian interference in the 2016 US presidential election or the politicization of the expresion “fake news”, which she prefers to refer to as “false news”.

Ms Gonzalez answered numerous questions, stimulated debate and kept her large audience engaged and galvanized for more than two hours. She conveyed a very clear message to our students: in order to prevent the spread of misinformation we must be critical, double-check facts and sources and not share any “fishy” or questionable information on social media.

María Dolores Rodríguez Melchor

 

 

 

Traducción y accesibilidad (técnicas SPS): Crónicas de una profesión

La demanda de productos audiovisuales está experimentando un incremento cada vez mayor, que se ha visto favorecido por el aumento de cadenas de televisión, por la importante presencia de plataformas digitales y por los avances tecnológicos en la reproducción de la imagen y del sonido. 

Nuestros invitados, los profesores Claudia Cabezón y Sylvain Caschelin, reflexionaron sobre los cambios legislativos que han exigido a canales de televisión, productoras y distribuidoras la comercialización de material audiovisual con subtitulado para sordos (técnicas SPS) en los países donde trabajan: Francia y Alemania, respectivamente. La ley, a pesar de sus diferentes plazos y matices, exige la presencia en el mercado de productos en los que la subtitulación no sólo ofrezca una traducción para los oyentes, sino un rotulado específico para no oyentes, cuya función es transcribir la naturaleza de los sonidos que se perciben tras el decurso conversacional.

La traducción audiovisual y el subtitulado se caracterizan por sus numerosas modalidades, principalmente voice over, subtitulado interlingüístico, doblaje o traducción simultánea. Mención aparte merece el lenguaje de los signos, cuya naturaleza difiere sustancialmente de lo mencionado hasta ahora, y la audiodescripción, una técnica que consiste en hacer el texto audiovisual accesible a personas ciegas o con deficiencias visuales.

La audiodescripción es un tipo de traducción intersemiótica, que inserta un relato acústico de aquello que se ve, es decir, de lo que sucede en la pantalla. Se trata, según afirma Claudia Cabezón, de un texto doblemente subordinado, circunstancia que comparte con la subtitulación, ya sea esta un texto traducido o no: por un lado, tiene que adaptarse a los silencios del texto que audiodescribe y, por otro, carece de autonomía, ya que su función es apoyar el sentido de otro texto.

Víctor López Eiris nos habló del enorme esfuerzo que ha llevado a cabo la ONCE para difundir la audiodescripción en el entorno de las personas con discapacidad visual. En su intervención, elogió la labor de Javier Navarrete, uno de los pioneros de la audiodescripción en España, y dejó la palabra a Antonio Vázquez Marín, audiodescriptor que trabaja para Aristia Producciones, una empresa del sector audiovisual que ha desarrollado una tecnología puntera en el ámbito de la audiodescripción. El encuentro terminó con un divertido anecdotario sobre las principales dificultades que Vázquez Marín ha encontrado en su carrera como audiodescriptor: un oficio de gran repercusión social, que experimentará una fuerte demanda cuando la legislación, en un futuro, imponga al mercado una ratio mayor de material audiovisual accesible para personas con dificultades visuales o auditivas.

José Luis Aja