Un paseo por la literatura de la RDA

El pasado 6 de octubre tuvo lugar la primera conferencia enmarcada en el “Ciclo de Multilingüismo y Multiculturalidad” dirigido por la Dra. Nadia Rodríguez.

«Was bleibt… an welchem Ort? ¿Qué queda y cuál es el lugar de la literatura de la RDA y del propio país cuarenta años después?» fue el título de la ponencia que, con motivo de la celebración del Día de la Lengua Alemana y del reciente 30 aniversario de la Unificación de Alemania, presidió la Dra. Isabel García Adánez de la Universidad Complutense de Madrid.

 

La presentación giró alrededor de una de las figuras más importantes de la literatura de la RDA (República Democrática de Alemania), Christa Wolf, quien, sin lugar a duda, abogaba por un socialismo para todos. Sin embargo, esta no fue una conferencia específica sobre la escritora, sino que en ella se trataron los aspectos culturales más generales sobre la Alemania oriental.

 

«Stellt euch vor, es ist Sozialismuns und keiner geht weg». «Imaginad que estamos en el socialismo y no se va nadie» – Christa Wolf.

 

La Dra. García puso énfasis en la importancia de despertar la conciencia crítica del ciudadano, la necesidad de que este empezase a pensar por sí mismo. Las obras de la RDA estaban sometidas a procesos de censura y por ello era complicado incluir los ideales socialistas a simple vista.

De modo que los escritores disfrazaban, en una obra aparentemente sencilla de leer, los elementos tabúes e ideales. Este es el caso de Wolf y de las obras que dan título a esta conferencia: Was bleibt? (¿Qué queda?) y Kein Ort. Nirgends (En ningún lugar, en parte alguna), que tratan la vigilancia por parte de la Stasi y un encuentro imaginario entre los poetas románticos Heinrich von Kleist y Caroline von Günderrode respectivamente.

Durante toda la conferencia se destacó el inmensurable poder del artista. Él tenía las herramientas para enseñar al pueblo, sin embargo, también estaba en su mano que educar a la sociedad no se convirtiera en la imposición de un canon, pues entonces ya no habría enseñanza sino adoctrinamiento.

La Dra. Isabel García Adánez expuso de manera sublime los sentimientos que todos aquellos artistas expresaban a través de sus obras. Obras que por desgracia, tras la unificación del país, han desaparecido en su mayoría.

Celia Álamo Ripoll