Tendiendo puentes entre las lenguas

El día 7 de noviembre varios alumnos de Traducción e Interpretación asistimos al seminario para traductores literarios que organizaba el Instituto Francés de Madrid. Con el lema «El idioma de Europa es la traducción», cita de Umberto Eco, la organización se propuso favorecer los intercambios entre profesionales, estudiantes de traducción y editores, así como plantear la problemática de la traducción a un público no profesional.

La jornada se dividió en varias partes. La mañana comenzó con una sesión informativa de manos de dos representantes de ACETT y ASETRAD y de Magali Guerrero, Agregada para el departamento del Libro de la Embajada de Francia. Se discutió sobre programas de formación, prácticas, residencias y becas en el extranjero, así como sobre los derechos de autor. Después acudimos a los diferentes talleres a los que se podía asistir a lo largo de la mañana y que eran impartidos por traductoras de renombre como Elia Maqueda, Coto Adánez, Inés Belaustegui y María Teresa Gallego. Las actividades que realizamos tenían que ver con la traducción de textos, entre ellos, uno del autor franco-venezolano Miguel Bonnefoy, presente en el seminario; y la traducción de diferentes y complicados títulos.

Por la tarde, tras una charla sobre las oportunidades y desafíos del traductor, de nuevo con María Teresa Gallego y Elia Maqueda, tuvimos la oportunidad de plantear algunas de nuestras propuestas de traducción a los representantes de varias editoriales (Sexto Piso, Nórdica, Impedimenta, AdN, Alianza, Vaso Roto, Armenia). En este encuentro pudimos contar con los consejos de las traductoras antes mencionadas y de otro traductor consagrado, nuestro profesor Arturo Peral.

El seminario cerró con el debate La traducción, ¿puente entre lenguas y culturas?enmarcado en el ciclo de debates «L’Europe dans tous ses états». Yves Chevrel, José Aníbal Campos, Anezka Charvátová y Luis González, todos ellos grandes profesionales relacionados con el mundo de la traducción, dialogaron sobre su papel en la construcción de la Unión Europea.

Como alumnos, agradecemos que el Instituto Francés y que los traductores y editores que asistieron al evento nos brinden este tipo de oportunidades. Estos encuentros no solo suponen un gran paso adelante para nosotros, sino que reafirman a la traducción literaria como un gremio de grandes profesionales que, conscientes de sus dificultades, luchan codo con codo para mejorar su situación y la de un sector tan importante y a la vez tan perjudicado.