Niños y niñas en busca de un lugar seguro. Por María José Castaño

Hace apenas unos días se hacía público un video sobre el Centro de Primera Acogida de Hortaleza, donde se ve unos niños durmiendo en colchonetas en el suelo del pasillo de este centro de protección para menores tutelados por la administración. En el momento de la grabación, este centro dependiente de la Comunidad de Madrid que dispone de 35 plazas, alojaba a 135 niños y niñas, algunos de ellos con necesidades específicas de protección; ya que éste es el recurso al que habitualmente son derivados los niños y niñas identificados por las autoridades en Madrid–la mayor parte de las veces en el aeropuerto- como víctimas de trata o solicitantes de asilo.

Y sin embargo, por indigna que pueda parecer esta situación, tal y como denunciaban los trabajadores del centro, tener un sitio en el suelo donde echarse a dormir puede parecer la mejor de las soluciones, cuando la única opción es la calle y tienes 16 años. Éste fue el caso de Samira una niña marroquí llegada en patera a las costas de Cádiz y acogida en el centro de Hortaleza, de donde fue expulsada tras ser decretada por el fiscal su mayoría de edad, y a pesar de tener un pasaporte marroquí donde se especifica que tiene 16 años. Según el Comité de los Derechos del Niño, la determinación de la edad ha de ser una medida excepcional y no la regla y debe ser recurrible, debido a las graves consecuencias que tiene para la persona, como ha sido el caso de Samira, su ingreso o expulsión del sistema de protección de menores. Por esta razón, y gracias a la intermediación de la Fundación Raíces, un juez ha obligado ahora al centro de menores a reingresar a la joven hasta que se aclare definitivamente su edad.

Para muchos, entre los que se encuentran el representante especial del Consejo de Europa para la Migración y los Refugiados, mejorar la acogida, protección e integración de los niños y niñas extranjeros constituye uno de los desafíos más importantes en materia de derechos humanos en España.

Así se puso también de manifiesto, en la primera sesión del Seminario sobre migraciones y refugio que mensualmente organiza la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos-INDITEX, celebrada el pasado 25 de octubre bajo el título Los fallos en el sistema de acogida, protección e integración de los menores migrantes no acompañados que llegan a España. La sesión especialmente dedicada a los niños y niñas migrantes y refugiados que llegan a nuestro país a través de la frontera sur se basó en una de las últimas investigaciones elaboradas por Save The Children: Los más solos.

Un informe que refleja la realidad de los niños y niñas no acompañados que llegan a España de la voz de sus protagonistas; y de cómo el incremento de las desigualdades, los conflictos y la violencia contribuyen a que cada vez más niños y niñas tengan que huir de sus comunidades arriesgando su vida en busca de un lugar más seguro. Según las estimaciones de ACNUR, en lo que va de año el porcentaje de personas menores de edad llegadas al a la frontera sur supone ya casi el 12% .

Existe, sin embargo, un déficit de información sólida respecto a la situación de estos niños y niñas en España. La mayor parte de los datos oficiales al respecto no son públicos ni accesibles y las cifras oficiales disponibles son incompletas y proceden con demasiada frecuencia de los discursos oficiales de las autoridades.  Rara vez se conoce el discurso de las personas involucradas en los procesos.

El próximo día 12 de diciembre celebramos en Comillas una Jornada dedicada a la Infancia Refugiada en el marco del proyecto SOLIDARIDAD DE RESPONSABILIDADES que coordina La Merced Migraciones. Bajo el título De la acogida a la inclusión: Hacia una solución duradera,  su objetivo es precisamente conocer esta realidad de la mano de sus protagonistas, los niños y niñas que se vieron obligados a huir. En la jornada está prevista también la intervención de organizaciones que nos ayudará a identificar las dificultades, los retos y buenas prácticas en la acogida, la integración y los procesos de inclusión social de la infancia solicitante de protección internacional. Para las entidades que formamos parte de la Red de Solidaridad de Responsabilidades este encuentro representa una gran oportunidad para trabajar en la mejora de las condiciones de vida de la infancia refugiada. Estáis todos invitados.

María José Castaño es investigadora del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones. Sus líneas de investigación se centran en derechos humanos, migraciones internacionales y tráfico ilícito de personas.

No votes yet.
Please wait...

Deja un comentario