Hay pactos que siembran futuro. Por Alberto Ares, sj y Miriam Diez

Estamos viviendo un momento clave de la historia, una gran encrucijada. Una encrucijada en la que los flujos migratorios se han convertido en una gran oportunidad y riqueza para nuestras sociedades y también plantean serios interrogantes en nuestra forma de vida, a las relaciones internacionales, a la gestión de la diversidad dentro de nuestras sociedades y a la manera que tenemos de dar una respuesta clara a las situaciones dramáticas de muchas familias que llaman a nuestras puertas.

En este contexto, La ciudadanía y los líderes mundiales acordaron en una cumbre de la ONU celebrada en septiembre de 2016, desarrollar dos Pactos Globales: un pacto sobre lo refugiados y otro para una migración segura, ordenada, regular y responsable. El primero acaba de ser presentado en el seno de las Naciones Unidas y en los próximos meses los países miembros deberán adoptarlo formalmente. El segundo será suscrito en una conferencia intergubernamental que tendrá lugar los días 10 y 11 de diciembre en Marrakech, Marruecos.

Leer másHay pactos que siembran futuro. Por Alberto Ares, sj y Miriam Diez

Niños y niñas en busca de un lugar seguro. Por María José Castaño

Hace apenas unos días se hacía público un video sobre el Centro de Primera Acogida de Hortaleza, donde se ve unos niños durmiendo en colchonetas en el suelo del pasillo de este centro de protección para menores tutelados por la administración. En el momento de la grabación, este centro dependiente de la Comunidad de Madrid que dispone de 35 plazas, alojaba a 135 niños y niñas, algunos de ellos con necesidades específicas de protección; ya que éste es el recurso al que habitualmente son derivados los niños y niñas identificados por las autoridades en Madrid–la mayor parte de las veces en el aeropuerto- como víctimas de trata o solicitantes de asilo.

Y sin embargo, por indigna que pueda parecer esta situación, tal y como denunciaban los trabajadores del centro, tener un sitio en el suelo donde echarse a dormir puede parecer la mejor de las soluciones, cuando la única opción es la calle y tienes 16 años. Éste fue el caso de Samira una niña marroquí llegada en patera a las costas de Cádiz y acogida en el centro de Hortaleza, de donde fue expulsada tras ser decretada por el fiscal su mayoría de edad, y a pesar de tener un pasaporte marroquí donde se especifica que tiene 16 años. Según el Comité de los Derechos del Niño, la determinación de la edad ha de ser una medida excepcional y no la regla y debe ser recurrible, debido a las graves consecuencias que tiene para la persona, como ha sido el caso de Samira, su ingreso o expulsión del sistema de protección de menores. Por esta razón, y gracias a la intermediación de la Fundación Raíces, un juez ha obligado ahora al centro de menores a reingresar a la joven hasta que se aclare definitivamente su edad.

Leer másNiños y niñas en busca de un lugar seguro. Por María José Castaño

Cruzar la frontera. La representación mediática de la caravana migrante de centroamericanos a su paso por México. Por Cecilia Estrada Villaseñor y Alberto Ares SJ.

Han caminado desde hace más de 30 años y andado sobre trenes, carreteras y caminos, sin embargo, habían sido invisibles. O por lo menos, no habían recibido la atención que tienen ahora. La Caravana se ha convertido en una opción para llegar con vida e integridad a la frontera con Estados Unidos (hace dos días sabemos de la partida de una segunda). Estos movimientos y sus características han despertado el interés mediático dada la cantidad de gente que se moviliza al mismo tiempo, pero es la atención de los defensores de los DDHH, las ONG´s y la manera en la que el símbolo de personas queriendo cruzar una frontera (convertido en “muchedumbre”) grita que la situación en origen ya cambió de un estado de urgencia a uno aún mayor, el insostenible.

Salieron el sábado 13 de octubre de San Pedro Sula. Durante los últimos años, una cantidad de personas procedentes no solamente de Honduras, sino también de El Salvador y Guatemala han atravesado México para llegar a Estados Unidos como destino final. A todos los identificó algo común y es el huir de la violencia, la amenaza constante, la pobreza y, sobre todo, la falta del cumplimiento de un Estado de Derecho por parte de los gobiernos instalados en los 70´s. Ninguno ha cumplido, sino todo lo contrario, se han ido perpetuando en el poder y no han dado paso al surgimiento de una política de Estado y lo más importante, de un Estado de Derecho y Justicia.

Leer másCruzar la frontera. La representación mediática de la caravana migrante de centroamericanos a su paso por México. Por Cecilia Estrada Villaseñor y Alberto Ares SJ.

El éxodo en Venezuela: a propósito del alcance del derecho a no tener que emigrar. Por José Manuel Aparicio

 

La Declaración de los Derechos Humanos de la ONU, de 1948, fue construida sobre el concepto político de la soberanía territorial ligada a la frontera. Esta afirmación no es una obviedad, sino una opción estratégica que, décadas después, sabemos ya que no es la única. La experiencia de la Unión Europea nos ha mostrado la existencia de un concepto que ofrece matices alternativos y que podríamos denominar como soberanía regional, para describir la situación de los Estados en los que la gestión del espacio no es plenamente autónoma, sino sometida a los dictámenes comunes de un conjunto de países vinculados por una serie de tratados. El proceso del «bréxit», avalaría esta hipótesis; y las dificultades en su ejecución, la existencia de un verdadero escenario político diferente.

Quizá, incluso, sean tiempos para repensar categorías que surgieron en momentos históricos incapaces de intuir el desarrollo tecnológico, y especialmente de los medios de comunicación y de transporte, que presiden nuestros días.

En este marco, parece lógica la omisión de un derecho a la migración en un documento como el de la Declaración de los Derechos del Hombre de 1948, en lo que Javier de Lucas denomina como «La herida original de las políticas de inmigración» (Isegoría 26 (2002).

Leer másEl éxodo en Venezuela: a propósito del alcance del derecho a no tener que emigrar. Por José Manuel Aparicio

La sociedad civil y la defensa de los Derechos Humanos. Por María José Castaño.

El pasado 10 de agosto, 12 ONGs griegas enviaron una carta a la Comisión Europea señalando la necesidad de que el órgano ejecutivo de la UE asuma su responsabilidad por las condiciones inhumanas -1 baño para cada 50 personas, una hora de electricidad durante la noche, ausencia de agua potable, denuncias continuas de abusos sexuales y violencia de género o la falta de atención médica-  en las que viven las personas alojadas en de uno de los Centros de Recepción e Identificación puesto en marcha por la Unión Europea en la isla griega de Chios. Estos centros, conocidos como hotspots, fueron adoptados como una medida provisional en septiembre de 2015 para dar respuesta a la situación de emergencia existente en Grecia e Italia ante la creciente llegada de solicitantes de asilo. Tras 3 años funcionando, estos operativos de identificación, registro, toma de huellas dactilares y entrevistas a solicitantes de asilo continúan en macha en las islas del mar Egeo funcionando muy por encima  de su capacidad (6.438 plazas) con 16.068 ocupantes.

Leer másLa sociedad civil y la defensa de los Derechos Humanos. Por María José Castaño.

Sobre vergüenza y dignidad en el retorno de los inmigrantes en situación irregular. Por Cristina Gortázar

En el Discurso sobre el Estado de la Unión (2018) Jean-Claude Juncker se ha referido a la necesidad de reforzar los retornos de las personas inmigrantes en situación irregular a sus países de origen o tránsito; asimismo, también ha recordado que dichos retornos se han de efectuar con pleno respeto a los derechos fundamentales de las personas y a su dignidad.

Entre los derechos de los inmigrantes en situación irregular con respecto a su propio procedimiento de retorno está el derecho a la salida voluntaria  en un periodo de entre 7 y 30 días, que debe extenderse en determinadas circunstancias (escolaridad de los hijos, etc.) aunque también puede restringirse e, incluso, no aplicarse en casos excepcionales (artículo 7 de la Directiva de retorno). Una de las ventajas de que el retorno se produzca dentro de un periodo voluntario es que las personas no tendrán  ligada a su salida una posterior prohibición de entrada (algo que sí sucede si dicho retorno  se lleva a cabo de manera forzosa).

Leer másSobre vergüenza y dignidad en el retorno de los inmigrantes en situación irregular. Por Cristina Gortázar