Cruzar la frontera. La representación mediática de la caravana migrante de centroamericanos a su paso por México. Por Cecilia Estrada Villaseñor y Alberto Ares SJ.

Han caminado desde hace más de 30 años y andado sobre trenes, carreteras y caminos, sin embargo, habían sido invisibles. O por lo menos, no habían recibido la atención que tienen ahora. La Caravana se ha convertido en una opción para llegar con vida e integridad a la frontera con Estados Unidos (hace dos días sabemos de la partida de una segunda). Estos movimientos y sus características han despertado el interés mediático dada la cantidad de gente que se moviliza al mismo tiempo, pero es la atención de los defensores de los DDHH, las ONG´s y la manera en la que el símbolo de personas queriendo cruzar una frontera (convertido en “muchedumbre”) grita que la situación en origen ya cambió de un estado de urgencia a uno aún mayor, el insostenible.

Salieron el sábado 13 de octubre de San Pedro Sula. Durante los últimos años, una cantidad de personas procedentes no solamente de Honduras, sino también de El Salvador y Guatemala han atravesado México para llegar a Estados Unidos como destino final. A todos los identificó algo común y es el huir de la violencia, la amenaza constante, la pobreza y, sobre todo, la falta del cumplimiento de un Estado de Derecho por parte de los gobiernos instalados en los 70´s. Ninguno ha cumplido, sino todo lo contrario, se han ido perpetuando en el poder y no han dado paso al surgimiento de una política de Estado y lo más importante, de un Estado de Derecho y Justicia.

Leer másCruzar la frontera. La representación mediática de la caravana migrante de centroamericanos a su paso por México. Por Cecilia Estrada Villaseñor y Alberto Ares SJ.

El éxodo en Venezuela: a propósito del alcance del derecho a no tener que emigrar. Por José Manuel Aparicio

 

La Declaración de los Derechos Humanos de la ONU, de 1948, fue construida sobre el concepto político de la soberanía territorial ligada a la frontera. Esta afirmación no es una obviedad, sino una opción estratégica que, décadas después, sabemos ya que no es la única. La experiencia de la Unión Europea nos ha mostrado la existencia de un concepto que ofrece matices alternativos y que podríamos denominar como soberanía regional, para describir la situación de los Estados en los que la gestión del espacio no es plenamente autónoma, sino sometida a los dictámenes comunes de un conjunto de países vinculados por una serie de tratados. El proceso del «bréxit», avalaría esta hipótesis; y las dificultades en su ejecución, la existencia de un verdadero escenario político diferente.

Quizá, incluso, sean tiempos para repensar categorías que surgieron en momentos históricos incapaces de intuir el desarrollo tecnológico, y especialmente de los medios de comunicación y de transporte, que presiden nuestros días.

En este marco, parece lógica la omisión de un derecho a la migración en un documento como el de la Declaración de los Derechos del Hombre de 1948, en lo que Javier de Lucas denomina como «La herida original de las políticas de inmigración» (Isegoría 26 (2002).

Leer másEl éxodo en Venezuela: a propósito del alcance del derecho a no tener que emigrar. Por José Manuel Aparicio

La sociedad civil y la defensa de los Derechos Humanos. Por María José Castaño.

El pasado 10 de agosto, 12 ONGs griegas enviaron una carta a la Comisión Europea señalando la necesidad de que el órgano ejecutivo de la UE asuma su responsabilidad por las condiciones inhumanas -1 baño para cada 50 personas, una hora de electricidad durante la noche, ausencia de agua potable, denuncias continuas de abusos sexuales y violencia de género o la falta de atención médica-  en las que viven las personas alojadas en de uno de los Centros de Recepción e Identificación puesto en marcha por la Unión Europea en la isla griega de Chios. Estos centros, conocidos como hotspots, fueron adoptados como una medida provisional en septiembre de 2015 para dar respuesta a la situación de emergencia existente en Grecia e Italia ante la creciente llegada de solicitantes de asilo. Tras 3 años funcionando, estos operativos de identificación, registro, toma de huellas dactilares y entrevistas a solicitantes de asilo continúan en macha en las islas del mar Egeo funcionando muy por encima  de su capacidad (6.438 plazas) con 16.068 ocupantes.

Leer másLa sociedad civil y la defensa de los Derechos Humanos. Por María José Castaño.

Sobre vergüenza y dignidad en el retorno de los inmigrantes en situación irregular. Por Cristina Gortázar

En el Discurso sobre el Estado de la Unión (2018) Jean-Claude Juncker se ha referido a la necesidad de reforzar los retornos de las personas inmigrantes en situación irregular a sus países de origen o tránsito; asimismo, también ha recordado que dichos retornos se han de efectuar con pleno respeto a los derechos fundamentales de las personas y a su dignidad.

Entre los derechos de los inmigrantes en situación irregular con respecto a su propio procedimiento de retorno está el derecho a la salida voluntaria  en un periodo de entre 7 y 30 días, que debe extenderse en determinadas circunstancias (escolaridad de los hijos, etc.) aunque también puede restringirse e, incluso, no aplicarse en casos excepcionales (artículo 7 de la Directiva de retorno). Una de las ventajas de que el retorno se produzca dentro de un periodo voluntario es que las personas no tendrán  ligada a su salida una posterior prohibición de entrada (algo que sí sucede si dicho retorno  se lleva a cabo de manera forzosa).

Leer másSobre vergüenza y dignidad en el retorno de los inmigrantes en situación irregular. Por Cristina Gortázar

Érase una vez… Por Alberto Ares sj

En la mayoría de nuestras culturas hay historias que se repiten. Algunas pasan a formar parte de nuestro imaginario a través de cuentos y fábulas que recogen alguna enseñanza para la propia sociedad. Muchas de esas historias comienzan con la expresión: “érase una vez”.

En nuestras sociedades occidentales, y especialmente en nuestro país, estamos viviendo un serio debate sobre la acogida y la cohesión social. La inmigración y la diversidad se está convirtiendo en muchos casos en un chivo expiatorio, que enciende alarmas sociales, y que justifica la creación de muros y de proteccionismos. Las españolas y españoles hemos vivido a lo largo de nuestra historia situaciones muy similares, pero desde el otro lado de la “valla”. Estas historias ya fueron contadas antes, el tiempo era otro, pero las circunstancias, la indiferencia de las personas y las leyes actuaron de la misma forma.

Leer másÉrase una vez… Por Alberto Ares sj

La alternativa de la responsabilidad preventiva. Por José Manuel Aparicio

J.A. Marina y María de la Válgoma denuncian en un interesante libro (“La lucha por la dignidad, Barcelona 2000”) que la evolución de los derechos humanos debe reconocerse por el impulso de lo que denominan como argumento ad horrorem, esto es por la vergüenza sentida ante los excesos contemplados por los abusos de minorías contra la naturaleza en un grado tal que exigiría una respuesta ineludible.

La cronología de los acontecimientos durante el siglo XX les da la razón. No solo en la ecuación entre la Declaración de 1948 y el exterminio de los judíos o las masacres en Hirosima y Nagashaki de la II Guerra Mundial; sino también en los excesos en la desigualdad entre países que condujo a la proclamación del Derecho al Desarrollo en 1986; o las amenazas por el deterioro medioambiental que condujeron a los trabajos de la COP21 de París en 2015.

Leer másLa alternativa de la responsabilidad preventiva. Por José Manuel Aparicio

Jóvenes y Movilidad Internacional en tiempos de crisis Parte ll. Por Raquel Caro Carretero

Quizás uno de los fenómenos más referenciados en los medios de comunicación en España haya sido los efectos que la crisis económica ha tenido en el desempleo y la emigración juvenil. Todo apunta al declive de las cohortes de población más jóvenes, lo que unido al elevado desempleo juvenil como un hecho estructural de nuestro mercado laboral, pero agravado por la crisis, ha supuesto un cambio de tendencia en la movilidad geográfica internacional de los jóvenes españoles, que hasta el inicio de la crisis era relativamente reducida. Si bien se trata de un fenómeno complejo de difícil medición, los datos disponibles sobre la movilidad internacional de los jóvenes españoles apuntan a un incremento relativo del número de jóvenes que han salido del país durante la crisis.

Este contexto de cambios que ha experimentado la condición juvenil en las últimas décadas en España y del declive de la población joven se evidencia en la prolongación de las transiciones formativo-laborales, residenciales y familiares, así como en los estilos de vida; en definitiva, en las decisiones que adoptan los jóvenes para adaptarse a un entorno cambiante. Además, un problema asociado con el desempleo estructural que sufre España es por un lado la reducida empleabilidad de los jóvenes menos cualificados y sin formación y por otro lado el desaprovechamiento del talento y de la inversión en capital humano. Estos datos apuntan a que el sistema productivo español tiene problemas serios para absorber a trabajadores jóvenes formados y cualificados, lo que podría ser interpretado como una causa laboral y económica del crecimiento del flujo migratorio de los jóvenes españoles a partir del año 2008. ¿Es este otro efecto mediático no contrastado sobre la emigración de los jóvenes en lo que se refiere a la supuesta fuga de cerebros? Los datos disponibles en origen y destino no incluyen información desagregada sobre el nivel de cualificación de los jóvenes emigrados, por lo que el debate mediático sobre este aspecto es ambiguo y en cierta manera no está fundamentado empíricamente.

Leer másJóvenes y Movilidad Internacional en tiempos de crisis Parte ll. Por Raquel Caro Carretero