Los refugiados de Ucrania: Nuestra respuesta coordinada de los jesuitas. Por Alberto Ares sj

Tras tres meses de conflicto en Ucrania, ACNUR calcula que cerca de 6, 6 millones de refugiados han cruzado ya la frontera en busca de refugio en los países vecinos. Desde el inicio de la crisis, las organizaciones humanitarias y de cooperación internacional de la Compañía de Jesús han estado en contacto con la red jesuita para coordinar una emergencia humanitaria.

Leer más

Construir capacidades para la resiliencia de la infancia y adolescencia migrante y refugiada. Por Eva Bajo Marcos

Al hablar de infancia migrante los términos y sus connotaciones a menudo se entremezclan distanciándonos de las personas a las que califican. Cualquier menor de 18 años en este país es considerado primordialmente ante la ley un niño o adolescente. Sin embargo en el plano personal y social, al añadir la categorización de migrante, solicitante de asilo o refugiado, nuestros sesgos cognitivos a menudo anteponen la situación jurídica y de estatus legal de estos niños y jóvenes, dirigiendo nuestra mirada al trayecto que les ha traído hasta aquí y reduciendo la diversidad de experiencias a una suerte de arquetipo de movilidad económicamente precaria, insegura e irregular (Grupo Interdisciplinario de Investigador@s Migrantes, 2010).

Leer más

Niños y niñas extranjeros, derecho y poder: ¿Avanzamos o volvemos a la casilla de salida? Por Isabel Lázaro.

Corría el año 2009. Tras más de diez años de dedicación desde la retaguardia del mundo académico a los problemas que enfrentan los inmigrantes cuando llegan a territorio español, de la mano de Pablo Pérez me adentré en las vidas de los niños extranjeros que llegaban solos en busca de una vida (no voy a decir una vida mejor porque es simplemente “una vida”). Me pidió Pablo que redactara el prólogo a un texto que quería servir de apoyo a muchos profesionales del sector, Aproximación a la Protección Internacional de los Menores no Acompañados en España. Con el respeto que inspira entrar en terreno sagrado, comencé abriendo los ojos a la realidad de la que hablarían técnicamente las páginas siguientes:

Leer más

¿Puede Grecia suspender el derecho a solicitar asilo en su frontera con Turquía? Por Cristina Gortázar Roteche

Turquía abandonaba el 28 de febrero el control de su frontera con Grecia. La decisión turca de romper el acuerdo alcanzado entre los estados miembros de la UE y Turquía en marzo de 2016 tiene un doble intención: que la UE destine más dinero al mantenimiento de los refugiados en Turquía (algo previsto en el acuerdo o “declaración” de 2016), y que la UE apoye a Turquía en su campaña militar en Siria. No cabe duda que, cualquiera que sea la situación, es aberrante utilizar a las personas en situación de máxima vulnerabilidad para alcanzar fines políticos o estratégicos.

Leer más

¿Quiénes son vulnerables en el sistema de asilo español?.

Hace sólo 80 años, casi medio millón de españoles llegaban a Francia huyendo de la Guerra Civil y solicitando asilo. Hoy, España narra una situación bien distinta. En menos de cien años, ha pasado de ser un país emisor a ser un país de tránsito y destino de migrantes, donde la Oficina de Asilo y Refugio acumula ya más de 100.000 solicitudes pendientes de resolución.

Leer más

“Ha sido mi primera vez en un campamento de refugiados y he tenido una mezcla de sentimientos”. Alejandra Álvarez, desde sus prácticas con SJR Sudáfrica.

Disfrutado de la “Ruta Panorama” en la que se encuentra la Reserva Natural del Cañón del Rio Blyde.

¡Hola de nuevo! Han pasado casi cuatro meses desde que llegué a Johannesburgo, a desarrollar mis prácticas con SJR Sudáfrica con las becas de Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos. Al fin puedo decir que me encuentro totalmente instalada y adaptada a la ciudad y al trabajo.

Leer más

Érase una vez… Por Alberto Ares sj

En la mayoría de nuestras culturas hay historias que se repiten. Algunas pasan a formar parte de nuestro imaginario a través de cuentos y fábulas que recogen alguna enseñanza para la propia sociedad. Muchas de esas historias comienzan con la expresión: “érase una vez”.

En nuestras sociedades occidentales, y especialmente en nuestro país, estamos viviendo un serio debate sobre la acogida y la cohesión social. La inmigración y la diversidad se está convirtiendo en muchos casos en un chivo expiatorio, que enciende alarmas sociales, y que justifica la creación de muros y de proteccionismos. Las españolas y españoles hemos vivido a lo largo de nuestra historia situaciones muy similares, pero desde el otro lado de la “valla”. Estas historias ya fueron contadas antes, el tiempo era otro, pero las circunstancias, la indiferencia de las personas y las leyes actuaron de la misma forma.

Leer más

Integración social. Por Juan Iglesias

 

La población de origen inmigrante se ha mantenido estable durante la crisis, pasando de los 6,4 millones en el año 2009, el 13,8% de la población española, a los 6,6 millones en 2017, 14,24% del total. Así, a pesar de que se agitó el “fantasma” del retorno al comienzo de la crisis, los inmigrantes han apostado claramente por continuar sus proyectos de arraigo en España, a pesar de las malas condiciones. Un dato representativo de esta situación es el crecimiento en el número de naturalizaciones en España. Así, si en 2008 el porcentaje de inmigrantes nacionalizados en España era del 17%, en el año 2016, ese porcentaje casi se ha doblado, y ya es del 34%. (INE, 2017).

Eso sí, los inmigrantes permanecen pero emergen de la crisis bajo muy diferentes condiciones sociales de integración:

En primer lugar, se ha acelerado el proceso de etno-estratificación social. La población inmigrante sigue estando concentrada en las posiciones más bajas del mercado de trabajo y de la sociedad española. Así, por ejemplo en la encuesta nacional realizada a mujeres inmigrantes por el Instituto de Migraciones (Univ. P. Comillas) y la OIM en el año 2015, un 84% de las mujeres ganaban menos de 999 euros mensuales, y un 54% menos del salario mínimo profesional (650 euros). Un 45% de las mujeres inmigrantes trabajaban en el sector de cuidados domésticos, y entre las que tenían trabajo, solo un 34% trabajaban con contrato indefinido. Parecidas situaciones, se hallaron en una encuesta similar a inmigrantes ecuatorianos del año 2015, realizada por Ikuspegui (UPV) e Instituto de Migraciones (Comillas).

Leer más

Rabia, temor y culpa en población refugiada: el perdón como alternativa. Por Ángela Ordóñez

Los contextos de guerra y persecución que llevan a la población refugiada a huir de su tierra conllevan pérdidas de elementos valiosos que configuraban la vida de las personas. Aunque la experiencia de cada refugiado es única en sí misma, podemos afirmar que hay ciertos lugares comunes en lo relativo a su vivencia emocional y en las consecuencias que se derivan a largo plazo. Las agresiones y la soledad a la que tienen que hacer frente durante su huida y en el camino, como toda experiencia de injusticia, suelen despertar dos grandes tendencias de respuesta: la venganza, consecuencia de la necesidad básica de equilibrar la balanza, o la evitación, como respuesta a la necesidad de sentirse seguros y poner todos los medios posibles para que la situación temida no se vuelva a repetir.

Estas tendencias de respuesta, venganza y evitación, son típicas ante cualquier situación que ponga en riesgo la vida de una persona y, por tanto, no podemos juzgarlas como moralmente incorrectas en sí mismas. Sin embargo, sí pueden traer asociadas emociones que, sostenidas en el tiempo, dificultan la puesta en marcha de los mecanismos necesarios para asumir las demandas de ajuste de la nueva vida a la que los refugiados se enfrentan tras su huida. Los sentimientos de venganza por aquello que han sufrido y la evitación de todo aquello que se asocie a la situación temida pueden traer asociados sentimientos de angustia, ira, sufrimiento y sensación de abandono. Con frecuencia también podemos encontrar culpa y vergüenza derivadas de las humillaciones vividas o del sentimiento de impotencia e indefensión. Por último, es habitual también que se despierten sentimientos de odio y rencor hacia la persona o grupo que identifican como culpable de su situación actual.

Leer más