Dinámicas de grupo, consejos para superarlas con éxito

 

Tarde o temprano, en algún momento te enfrentarás a una prueba de grupo en alguno de los procesos de selección a los que vayas a optar. Estas dinámicas son muy valoradas por los reclutadores pues permiten identificar a los candidatos mucho más fácilmente que en una entrevista personal. Generalmente, forman parte de un proceso más complejo en el que se incluyen entrevistas personales, test, etc, en lo que las empresas suelen llamar Assessment Day.

Hay dos ideas principales que siempre hay que tener en cuenta a la hora de afrontar una de estas pruebas:

  • hay que ser uno mismo
  • no existe una respuesta o solución universal que valga para pasar con éxito la prueba.

La primera premisa es clara, al final lo que se busca en este tipo de pruebas es dar con el candidato que encaje en el perfil así que no tiene sentido actuar de manera diferente a como lo harás en tu día a día pues al final sería contraproducente. Lo que sí puedes hacer es tratar de de reflexionar sobre qué tipo de cualidades se buscan, según tu opinión, en el perfil al que estás optando y tratar de demostrar en la prueba que tú posees esas skills. Por ejemplo, para un perfil comercial, se buscaría una persona orientada claramente al cliente, que sepa elaborar su discurso y tener en cuenta las opiniones de los demás. Hay que saber ejercer la “escucha activa”, ser un candidato que puede trabajar perfectamente por objetivos y que tiene en mente únicamente la satisfacción del cliente y sabe trabajar de manera colectiva con su equipo para conseguirlo.

En cuanto al segundo punto, es cierto que no hay trucos para superar con éxito una prueba pero sí que hay ciertos aspectos que puedes llevar preparados:

  • Prestar atención a las instrucciones especialmente si os dan un tiempo para prepararte antes de iniciar el debate.
  • Hay que saber cómo participar en la conversación, intentando presentar tus ideas de manera clara y  concisa pero sin apabullar y siempre teniendo en cuenta la opinión de los demás. Hay que escuchar a todos y exponer tu punto de vista en función de lo que se hable. Si la conversación no fluye, puedes actuar como generador de ideas y si ves que alguien participa menos, animarle dirigiéndote directamente en tu elocución. Para ello, es una buena idea en cierto punto de la conversación, intervenir para resumir lo que hasta ese momento se ha dialogado y consensuado en el grupo para ver si se está llegando al objetivo propuesto o hay que desarrollar nuevas ideas. En este sentido, no es bueno hablar para presentar los problemas si no propones soluciones. Además, la gesticulación y modulación de la voz son aspectos a tener en cuenta porque dan muestra de la actitud con la que estás afrontando el debate.

A modo de resumen, podríamos destacar que una actitud correcta es la que:

  • Tiene como principal objetivo resolver en grupo el problema planteado: trabajo en equipo
  • Practica la escucha activa, es decir, está atento a lo que dicen los demás e interviene incluyendo los argumentos propuestos por los demás participantes: liderazgo
  • Actúa con calma, naturalidad y cuidando las formas: autocontrol
  • Defiende su postura sin excederse en sus argumentos ni presentarlos con hostilidad. Cede ante las buenas ideas y  confluye con el grupo para finalmente alcanzar un acuerdo común: Asertividad
  • No interrumpe sino que anota para luego contestar o exponer sus ideas: Capacidad analítica y de síntesis
  • Consigue hablar con naturalidad, aportar ideas, buscar soluciones e integrar a los demás participantes.

 

 

Existen varios tipos de dinámicas de grupo. Según Universia, se podrían identificar tres formatos:

  1. Brainstorming: se deja libertad para que cada uno exponga sus ideas de manera espontánea e imaginativa.
  2. Panel: Se reúnen varios candidatos con habilidades diferentes para que cada uno exponga su punto de vista según su experiencia y conocimiento. El resto puede complementar la información para enriquecer las propuestas del grupo y al final cada uno tendrá que hacer un resumen de lo expuesto.
  3. Foro, mesa redonda o debate: la técnica más utilizada, se plantea una situación o problema para que entre todos los participantes compartan su posición y opinión para resolverlo. Hay un coordinador que modera el debate y reparte el tiempo de las respuestas. Aquí se valora la capacidad de análisis y síntesis, la de persuasión para convencer a los demás  y  de exposición en los argumentos. Además, hay otros valores a tener en cuenta como el respeto y la empatía pues al final se busca generar debate y no de imponer ideas.

 

Os ponemos varios ejemplos del tipo de dinámica del último grupo de los nombrados más arriba:

  • El primero sería el llamado NASA o Isla Desierta. En esta dinámica, se proporciona un listado de artículos de los que dispondrías en una hipotética situación límite en la que tendrías que elegir y dar con el artículo más valioso y útil por orden de preferencia. Lo importante de esta situación es razonar con argumentos convincentes el por qué de tu decisión. Generalmente, el moderador dispone de la solución al listado, pues al final la razón se impone y el sentido común dicta el orden de los elementos a colocar en los primeros lugares. Sin embargo, lo importante de esta dinámica es observar cómo se generan las ideas, se exponen los argumentos y se debate sobre los puntos compartidos por el grupo o se deciden sobre los que hay división de opiniones.
  • Un segundo ejemplo sería el del Globo Aerostático o Bote Salvavidas. En este caso se valora sobre todo la capacidad de persuasión y cooperación así como la creatividad pues se plantea una situación apocalíptica en la que cada participante tiene un rol diferente (profesor, político, deportista, técnico..) y se impone la obligación de deshacerse de uno de ellos. Cada uno tendrá que defender su postura para quedarse y ayudar a salvar a la Humanidad.
  • Un ejemplo similar se da en una mesa en la que cada participante tiene un rol diferente en una empresa ficticia, pero ninguno lo conoce. Solo sabes el puesto que ocupa cada participante pues te lo colocas en un post-it sobre tu frente de modo que los demás sí que ven tu rol pero tú no lo conoces. Se plantea un caso real y cada uno tiene que ayudar a resolverlo teniendo en cuenta el rol que cree que tiene asignado en función de cómo los demás se dirigen a él/ella. Este mismo ejemplo de una situación real se puede producir también sin el juego de ocultar los roles para que ninguno tenga un papel asignado y se compruebe quien es el que lidera la conversación, expone mejor sus argumentos y gestiona la toma de decisiones y resolución de conflictos.

 

En esta última parte os presentamos un ejemplo del primer caso expuesto: NASA

 

 

El objetivo del caso es comprobar cómo cada componente prioriza y la capacidad de tomar decisiones en grupo frente a la individual.

El desarrollo: se entrega la lista a cada participante y se le deja un tiempo para clasificar los objetos por orden de importancia. Luego se comparte en grupo las opiniones para acordar entre todos el artículo más importante. Al final se comparan las listas individuales, las de grupo y la que tiene el moderador ya clasificada.

Evaluación: ¿el resultado coincide?, ¿ha sido difícil tomar decisiones en grupo?

Instrucciones

Estás en una nave espacial que tiene que reunirse con la nave nodriza en la cara iluminada de la luna. Por dificultades técnicas la nave ha tenido que aterrizar de emergencia a más de 500 km de distancia de la nave nodriza y durante el alunizaje se ha perdido o destruido gran parte del equipo de supervivencia. Para poder salir vivos de esta, hay que llegar como sea a la nave nodriza pero para ello solo hay que llevar lo imprescindible.

Se os deja una lista de 15 objetos intactos que han quedado sin dañar en vuestra nave. La tarea consiste en ordenarlos por importancia para permitiros llegar a vuestro objetivo, siendo el 1 el más importante y el 15 el menos valioso.

El moderador dispone de la respuesta correcta y la explicación, que aquí dejamos entre paréntesis:

 

LISTA de Artículos

  • 1 caja de cerillas (15, no hay oxígeno)
  • 1 bolsa de comida preparada lista para comer (4, se puede vivir sin comida durante unos días)
  • 20 metros de cuerda de nylon (6, para poder avanzar en un terreno irregular)
  • 30 metros de lona de paracaídas ( 8, para protegerse de posible radiación, luz solar)
  • 1 calefactor portátil (13, la cara iluminada de la luna está caliente)
  • 2 armas de 45 (11, como posible motor de propulsión)
  • 1 bolsa de leche en polvo (12, se necesita agua)
  • 2 bombonas de oxígeno ( 1, no hay oxígeno en la luna)
  • 1 mapa estelar de las constelaciones lunares (3, para orientarse)
  • 1 bote neumático con botellas de CO2 ( 9, para transporte, refugio o propulsión)
  • 1 brújula magnética (14, no hay campo magnético terrestre)
  • 20 litros de agua ( 2 no se puede vivir sin agua)
  • Bengalas de aviso ( 10, útiles a corta distancia)
  • maletín de primeros auxilios con inyecciones ( 7, pueden ser útiles, no así las inyecciones)
  • 1 receptor y emisor de FM accionado con energía solar (5, comunicador con la nave nodriza)

Fuentes: Psicotécnitostest y Womenalia

Deja un comentario