Entretejerse por la inclusión por Iago Pérez Santalla

Agradecemos a nuestro colaborador Iago Pérez Santalla  por su nueva aportación a este blog, con su interesante artículo: Entretejerse por la inclusión.

entretejerseLa gran innovación del paradigma inclusivo es conseguir visualizar a todos los colectivos en situación de vulnerabilidad y convertir dicha visualización en una oportunidad conjunta de futuro. La inclusión rompe los compartimentos estancos para luchar por una vida digna que sea accesible a todas las personas.

Este objetivo implica una profunda deontología compartida por todas las profesiones que tienen como fin la intervención social. Desde estas profesiones se debe tejer una mirada transversal a la vulnerabilidad que facilite la unión, el conocimiento y el reconocimiento de todas las personas que se encuentran en esta situación.

Ser vulnerable significa estar en una situación de inestabilidad que impide a la persona llevar a cabo un proyecto de vida propio. Partiendo de esta definición es fácil que muchas personas se vean reflejadas en el concepto de vulnerabilidad. En primer lugar hay que decir que esta es una circunstancia vital susceptible de ser modificada, por lo tanto no cabe la vergüenza si no que tenemos que saber que existen herramientas y recursos que nos pueden ayudar a salir de esta situación. Por lo tanto, reconocerse vulnerable es un primer paso para construir salidas a la rotonda de la adversidad.

Una vez hecho este reconocimiento es conveniente conocer otras personas en el mismo caso y compartir experiencias y sentimientos. El siguiente paso es conocer a otros colectivos que están viviendo la misma situación de vulnerabilidad desde otra perspectiva.

esquema vulnerabilidad

Descubrir historias de vulnerabilidad es descubrir todas sus caras para articular salidas que nos permitan volver juntos a una zona de inclusión. Unir historias requiere comprenderse en medio de la adversidad y articular formas de surcarla hasta convertirla en una fuente vital de aprendizaje. El hecho de que una persona inmigrante se haga voluntaria de una asociación de intervención con la tercera edad o con diversidades funcionales es una oportunidad para establecer relaciones inclusivas que permitan construir un bienestar común. De esta forma es fundamental que las organizaciones que trabajan en el tercer sector vayan creando relaciones sólidas que les permitan una intervención poliédrica sobre la realidad asegurando un nivel vida adecuado para todas las personas que están en una situación de vulnerabilidad.

La vulnerabilidad requiere un tratamiento sinérgico que una fuerzas y recursos para caminar de nuevo hacia la zona de inclusión. nov-2

Las asociaciones que trabajan en el tercer sector compartiendo un territorio y, en parte, una población objetivo deberían establecer relaciones y compartir proyectos de intervención que contribuyan a la visualización conjunta e integral de las personas en situación de vulnerabilidad con todo su potencial teniendo en la interdependencia sinérgica un pilar resiliente que las lleva a renacer en tiempos difíciles.

Entretejerse por la inclusión implica crear una fuerza nueva impregnada de todas las experiencias vividas por los distintos colectivos y dispuesta a no callar ante ninguna clase de injusticia ni ceder ante intereses ajenos no legítimos.

Parafraseando a Martin Niemöller se podría decir que si nos entretejemos cuando vengan a por nosotros no será demasiado tarde.

Deja un comentario