ICAIS POR EL MUNDO: COPENHAGUE

Esta semana toca hablar de una experiencia en el Norte de Europa… Juan Antonio Saniz, alumno de 1º de máster de Ingeniería Industrial, comparte con nosotros su año de intercambio en Copenhague, Dinamarca.

Mi nombre es Juan Antonio Sainz, y el año pasado (4º de grado) realicé un intercambio de un año en Copenhague.

El año que pasé allí sólo los puedo describir como increíbles. Supongo que casi todo el que ha estado fuera dirá lo mismo, aprovechad sin duda la oportunidad de iros.

 Copenhague es una ciudad bonita y además no es muy grande (Dinamarca entero tiene 5 millones de habitantes). Da tiempo a conocerla entera y para estar un año, o el tiempo que sea, es lo justo ya que aprendes a moverte por ella con relativa rapidez.

image

 

Del tiempo, que os voy a decir, esto es una isla en el norte. En invierno hará frío, aunque este en particular no ha sido un invierno duro, y hace viento. Este el mayor inconveniente que le veo a la ciudad, ya que por aquí iréis en bici a todas partes.

 La universidad es espectacular, tiene un campus impresionante y está llena de internacionales así que es fácil integrarse. En general hay que trabajar, aunque ni por asomo como se tiene que trabajar en ICAI, y le dan más importancia a los trabajos, informes o proyectos que se hacen durante el curso que a los exámenes finales. No es complicado aprobar, fuera de España no tienen la costumbre de hacer las asignaturas imposibles, pero eso no significa que no se aprenda. Es imposible adquirir los mismos conocimientos que se adquirirían si te quedases en Madrid, pero no por ello son menos válidos. Personalmente creo que durante el primer semestre he aprendido bastante.

image (1)

Estoy viviendo en una residencia, en la que todo el mundo está en una situación parecida a la mía: o hacen erasmus o se han venido aquí a hacer un máster, así que el ambiente no puede ser mejor. Saldrás de fiesta, harás nuevos y buenos amigos y no te lo podrás pasar tan bien en tu vida. Sinceramente te recomiendo que si te vas, vayas a una residencia, al menos al principio, ya que si te vas a un piso es más complicado conocer gente. Durante el año se organizarán viajes para conocer los alrededores; yo te recomiendo que no te los pierdas, son otras experiencias que no podrás conseguir en ningún otro sitio.

image (3)

Finalmente deciros que venirse aquí significa adaptarse a una sociedad distinta a la que hay en España. Son increíblemente honestos (los supermercados dejan productos fuera, imagínate que pasaría si hiciesen eso en España…) Pero es una experiencia increíble, así que como os he dicho, no la desaprovechéis.

 Juan Antonio Sainz Ruiz, 1ºC MII.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *