ICAIS POR EL MUNDO: BRISBANE (AUSTRALIA)

Fernando Tornos, alumno de 1º de máster en Ingeniería Industrial. se anima a participar en el blog, para compartir con los compañeros de escuela su increíble experiencia en las ‘antípodas’.

Sin duda, una experiencia única cultural, donde los viajes y nuevos amigos no faltaron.

¡Aquí os dejamos su historia!

University of Queensland, Brisbane, Australia

imagen2

 

Ubicada en la costa este de Australia, Brisbane es una ciudad de unos 2 millones de habitantes. Aun no siendo estrictamente costera, la proximidad al mar y la facilidad de comunicación hace que se pueda considerar como tal. Posee un núcleo urbano más bien pequeño, expandiéndose las zonas residenciales muy ampliamente por la ausencia de edificios de muchas pisos.

         Los australianos en general son gente muy abierta y servicial aunque no se les pueda entender siempre lo que dicen debido a que su inglés difiere bastante del “estándar”. La mejor forma de conocer gente es en las fiestas que se organizan en casas de estudiantes, ya sean de intercambio o australianos.

         Las temperaturas son bastante agradables durante todo el año salvo en verano (nuestro invierno) cuando las altas temperaturas unidas a una elevadísima humedad ambiental hace que la vida tenga que ser más relajada. En esta época del año es cuando es más recomendable viajar a las zonas más frías de esta zona, como puede ser el sur de Australia o Nueva Zelanda. Durante el resto del año, mínimas de 7ºC como mucho, con lo que no es necesario llevar demasiadas prendas de abrigo: un chubasquero más jersey o sudadera es suficiente.

         Respecto al tema de vivienda, yo empecé en residencia pero en mi opinión es mejor esperar hasta encontrar un piso de estudiantes que te meterá más en el ambiente y siempre será una ayuda para conocer sitios y gente. Al final siempre te relacionaras tanto con australianos como con gente que o vive o también está estudiando en Brisbane.

         Llegamos al tema de la universidad. Para empezar, decir que el campus de St. Lucia es bastante impresionante: edificios para las clases en torno a un patio central, además de numerosas pistas de deportes, restaurantes e incluso un pub propio de la universidad. Debido a la inmensa cantidad de estudiantes extranjeros que vienen a esta universidad, te tienes que buscar mucho a vida en temas de asignaturas, proyectos… Pero eso sí, cualquier cosa que dudes siempre habrá alguien encargado a quien se puede preguntar. Las asignaturas siguen un modelo algo diferente al nuestro: clases impartidas por los profesores al curso entero (lectures) para luego en grupos más pequeños hacer ejercicios de lo explicado en clase (tutorials). Es curioso que los que imparten estas clases de ejercicios no son profesores sino alumnos de años anteriores con lo que suelen saber de dónde fallamos más porque ellos ya lo han vivido. Yendo a todas las clases y poniendo interés en las clases de ejercicios no debería ser demasiado difícil aprobar ya que se sigue un sistema similar al de ICAI: el examen final no lo es todo, hay evaluación continua. Hay prácticas de laboratorio y ejercicios que se deben entregar cada una o dos semanas, tests intermedios y en algunos casos algo similar a los intersemestrales. En las calificaciones, decir que la nota se puede quedar un poco corta a la hora de representar lo que has hecho ya que va de 1 a 7, con 4 siendo el aprobado.

         Pero un punto importante es que esto es Australia: buen tiempo, sol, playas, surf… En la universidad hay un grupo de estudiantes de intercambio, QUEST, al que es imprescindible unirse. Organizan todas las fiestas de bienvenida, medio semestre, fin de semestre y todas las que consigan de excusa. Otro de sus fuertes es que, por unos precios bastante asequibles, organizan excursiones de grandes grupos a sitios interesantes de la zona. Entiéndase por interesante playas famosas, islas…

Además de este grupo, hay otros clubs a los que te puedes unir dependiendo de tus gustos como el de volleyball, vela, submarinismo… El único inconveniente es que las actividades son en fin de semana y o bien se suele estar viajando o estudiando.

         Esos viajes son otra de las razones de venir a esta parte del mundo: un fin de semana en Sydney para visitar la ópera, escaparte en las vacaciones de medio semestre a la Gran Barrera de Coral o si tu tiempo y el bolsillo lo permiten ir a la gran roca de Uluru situada en el medio de Australia. Tampoco perderse acampar en Moreton Island o pasar un día en Whitehaven Beach, una de las playas más increíbles del mundo y, si el sueño lo permite, ver amanecer en el punto más al este de Australia: Byron Bay. Luego ya dependiendo de cada uno, una vez acabado el semestre la gente suele viajar por el sudeste asiático o, como es en mi caso, por Nueva Zelanda.

         Como excursiones cercanas, una visita al zoológico donde veras una representación de los increíbles animales de esta isla: koalas, canguros, ornitorrincos… además de poder ir a muchas playas situadas tanto en la Sunshine Coast (norte) como en la Gold Coast (sur) o al parque nacional de Lamington. De todas formas si quieres playa sin moverte, al lado del centro de la ciudad hay una playa artificial que para los que no sean muy exigentes está bien. Así mismo, hay muchos puntos para organizar barbacoas (imprescindible en la vida australiana) o incluso hacer escalada a menos de 15 minutos andando del centro.

Adjunto algunas fotos de la experiencia del primer semestre:

imagen5

imagen6 - copia

imagen7 - copia

St. Lucia Campus

imagen8 - copia

imagen9 - copia

Gran Barrera de Coral

imagen10

Uluru 

imagen15

imagen20

imagen40

imagen60

 

Nueva Zelanda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *