Emmanuel Macron cumple un año en el poder, por Carolina Rengifo

Revisamos la estrategia internacional que está tomando

el presidente de la République.

Emmanuel Macron aparece en el panorama político como una bocanada de aire fresco para los franceses, menos de cuarenta años y con promesas de trascender la división entre izquierda y derecha en el país.

Entre sus objetivos principales y promesas de campaña podemos destacar: reformar la educación, fomentar una “sociedad del trabajo”, modernizar la economía, reforzar la seguridad, una nueva estrategia internacional y modernizar la vida pública.

A casi un año de que Emmanuel Macron se convirtiese en presidente (14 de mayo de 2017), revisamos su programa político y sus logros y no tan logros hasta ahora. El año pasado Macron subió al poder con mayoría absoluta frente al Front National de Marine Le Pen. Con un programa político proeuropeista, el presidente más joven de Francia pretende ensalzar Francia y situarse de nuevo en el centro de los asuntos europeos. Pero quizás Europa se le queda corta, ya que ahora Macron dirige su mirada hacia Estados Unidos y Trump.

El 14 de marzo de 2018 por fin se ponen de acuerdo en Alemania y escogen a Merkel para su cuarto mandato. Sin embargo, esta vez con mucho menos poder. Merkel lleva a la cabeza de Europa estos últimos 8 años, como canciller alemana. La pérdida de poder que le ha supuesto y la llegada al Eliseo de Macron con sus iniciativas por Europa no molestan a Alemania, es más lo prefieren. Alemania nunca quiso estar al frente de Europa, un papel que por otra parte Francia ansía alcanzar. El día 17 de marzo, Merkel y Macron se reunieron para discutir sus diferentes perspectivas para el proyecto europeo, con muchos desacuerdos, pero también muchas ganas de colaborar y trabajar juntos. Este pasado jueves 19 de abril se volvieron a reunir para trazar una hoja de ruta común para reformar la zona euro. Cabe tener en cuenta que Macron llega al poder poco después del Brexit y la elección de Donald Trump. Macron supone una ruptura con la creciente tendencia populista que estaba viendo Occidente, sobre todo Europa. Con la elección de Macron las esperanzas de reencauzar Europa y la Unión Europea parecen tener futuro, eso sí llevará tiempo.

En lo que respecta a la relación de Macron con Estados Unidos, empezó con el pie izquierdo. Tan solo hay que ver lo ocurrido en la Conferencia de París de medioambiente y cambio climático. Trump está decidido a ahorrarse los gastos de la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, con la guerra en Siria y el último ataque con armas químicas por parte del Gobierno sirio han cambiado las normas del juego. Desde que Trump llamase a Theresa May y a Emmanuel Macron para pedir su colaboración en un ataque a Siria, Trump y Macron parecen estar haciendo migas. Por otro lado, Merkel no parece muy contenta con el segundo plano en el que se ha dejado a Alemania en este asunto.

Muchos dicen ver a Macron como una continuación de su predecesor, François Hollande, pues está colaborando con Estados Unidos en la guerra en Siria, ha aceptado proseguir con el acuerdo nuclear con Irán y tiene muy en mente la seguridad. Por ahora parece ser que Macron mantiene unas relaciones positivas tanto con Trump como con Merkel, lo cual le facilitarán su camino a la hora de llevar a cabo la reforma en Europa y situar a Francia de nuevo a la cabeza.

 

Carolina Rengifo, estudiante de Relaciones Internacionales y Traducción e Interpretación en la Universidad Pontificia Comillas. Trabaja como alumna colaboradora del departamento de Relaciones Internacionales. Con español, inglés, francés, portugués y sueco como lenguas de trabajo, ha realizado parte de sus estudios de grado en Monmouth university, Nueva Jersey, SOAS (School of Oriental and African Studies) en Londres y Université Catholique de Lille.

Deja un comentario