GRÂNDOLA VILA MORENA!!!, por Alberto Priego

Esta era la señal que marcaba el comienzo del Golpe de Estado contra Marcelo Caetano. Todo era simbolismo, la emisora (Radio Renançensa), la canción elegida, los claveles etc… Por aquel entonces, la situación en Portugal era insostenible. Una crisis económica sistémica, una guerra colonial inacabable o la caducidad de un sistema político amortizado hacían necesario un cambio. El nivel de tensión era tan elevado que el creador mismo del Estado Novo, Oliveira Salazar, se había visto obligado a dimitir seis años antes. Su puesto lo ocupó Marcelo Caetano quien en lugar de acallar las protestas con medidas liberalizadoras no dudó en usar a la temida PIDE para mantener el orden público.

Podemos señalar cuatro grandes causas como las responsables del cambio de régimen que supuso la Revolución de los claveles

1) Problemas económicos: A comienzos de los años 70 la economía portuguesa no daba más. Se trataba de un sistema anticuado basado en la exportación de las materias primas que obtenían de las colonias, sin apenas tejido industrial. Al igual que ocurrió en España, la opción económica de Salazar fue la autarquía lo que había provocado altos niveles de pobreza, especialmente en el sur, que generaron altísimas tasas de emigración. Estos problemas provocaron niveles muy elevados de descontento entre la población que minaba la legitimidad del régimen.

2) Represión: Desde los años 30 existía en Portugal un aparato represor que actuaba contra cualquier movimiento que pudiera ser considerado como opositor. Inicialmente se hablaba de la PVDE aunque algunos años después pasó a denominarse PIDE. En un intento de lavar su cara el propio Caetano la renombró como DGS pero en todo caso su función era la misma, ejercer el control político sobre los movimientos contrarios al régimen. La represión del Estado Novo. No sólo se ejercía en el territorio metropolitano sino que también llevaba a cabo su actividad en las colonias, especialmente en Angola y en Mozambique. De hecho, algunos de los campos de detención, como el de Tarrafal (Cabo Verde) o Vila Algarve (Mozambique), estaban situados en las colonias. El objetivo de este cuerpo eran tanto los miembros del Partido Comunista Portugués como los líderes independentistas de las colonias.

3) Guerras Coloniales: Portugal fue el último de los Estados europeos en concluir su proceso de descolonización. Su gran Imperio colonial se componía de importante y ricas posesiones como Angola, Mozambique, Goa, Timor Leste o Cabo Verde. El ejército estaba profundamente cansado d luchar en unas guerras a las que nadie veía ni fin, ni sentido. Se habían articulado muchas soluciones que pasaban desde la independencia hasta la creación de una gran federación estatal como proponía Spínola. Sin embargo, los portugueses, una sociedad post heroica, no quería seguir perdiendo a sus jóvenes en estos territorios. Por ello, el ejército, sobre todo los oficiales jóvenes y de bajá graduación, crearon el famoso Movimiento de las Fuerzas Armadas. Se trataba de un grupo de oficiales con ideas cercanas al marxismo que se oponía tanto a los modelos propuestos por  jerarquía política como a los planes de la cúpula militar. En un primer momento el MFA tenía como prioridad dejar de matar y morir en África.

4) Entorno regional: La transición portuguesa se debe encuadrar en un contexto regional muy concreto. Tras décadas de apuesta por regímenes autoritarios en el sur de Europa, los Estados Unidos buscaban un cambio que pasaba por la democratización de Grecia, España y por supuesto Portugal. El miedo a que la URSS impusiera regímenes comunistas en la orilla norte del Mediterráneo propició que  desde Washington se apoyaran las transiciones que Samuel Huntington ha denominado de Tercera Ola.

Conviene recordar que Portugal era miembro fundador de la OTAN, que Grecia entró en el año 1952 y que España mantenía unos acuerdos muy importantes desde 1953. En definitiva, el flanco sur era un bastión de la contención y se necesitaban regímenes con mucha legitimidad para evitar una acción de Moscú que alterara el equilibrio de poder en el Mediterráneo.

En todo caso, después del 25 de abril de 1974 hubo que solucionar muchos problemas como la excesiva presencia del Movimiento de las Fuerzas Armadas en la política portuguesa, la aprobación de dos constituciones, la integración en la UE etc… La Revolución de los Claveles fue el inicio de un largo camino que ha llevado a Portugal a la democratización y la modernidad.

Deja un comentario