El caso de la niña expulsada del campamento revela el riesgo de los niños con discapacidad de sufrir acoso: el 80% temen “ser diferentes”

La madre de la pequeña, Carolina, interpuso una queja a la empresa por “bullying”. ¿Lo es? Contesta Adela Martín, maestra especialista en coeducación: “Con la definición en la mano, no. Para que lo sea tiene que haber una intención de dañar y un desequilibrio de poder, y hasta ahí coincide. Pero también tiene que haber sucedido durante un periodo de tiempo, y ha sido puntual. Pero eso no quita gravedad a una discriminación capacitista terrible. Aunque no sea un caso de bullying por definición, las consecuencias serán las del bullying: ha sufrido un ataque enorme y para su autoestima es un duro golpe”.
Leer más
  Fuente: El Diario

Leave a Comment