Apego seguro: «Los niños no se crían solos, tal y como se suele decir. Hay que cuidar al que cuida»

«Es más difícil de lo que imaginaba». «No duerme y no sé qué hacer. Esto es agobiante». «¿Por qué está llorando? ¿Cómo le calmo? A veces es desesperante». «Esto es agotador, qué cansada estoy, no tengo tiempo ni para respirar». Tras la llegada del bebé a casa, muchas familias sufren episodios de estrés y ansiedad debido a este tipo de pensamientos.
Leer más
  Fuente: ABC

Leave a Comment