Sant Joan de Déu crea una guía para que los conflictos entre padres separados no dañen a sus hijos

“Las broncas afectan a cirugías, tratamientos, cuidado en el hospital e informes.

“Te voy a presentar una reclamación ahora mismo”. Puede ser el final de la visita con una madre o un padre en pleno conflicto con su expareja, ante la negativa del especialista del hospital a poner en un informe de su hijo que el otro o la otra no le dio la medicación y por eso ha tenido una crisis. “Pero ponga que lo ha hecho mal”, insisten. “O que le conviene un cambio de domicilio, venirse conmigo”.”

Leer más

  Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario