Una parroquia volcada con la maternidad

“En San Ramón Nonato, en Puente de Vallecas, ayudan a embarazadas y madres con dificultades, al tiempo que acompañan a mujeres que abortaron.

El «primer bebé» de José Manuel Horcajo llegó al año de estar como párroco en San Ramón Nonato, en Puente de Vallecas. Fue en el campamento de verano, con los chavales. Una niña de 13 años, Angélica, se puso de parto nada más llegar. Nadie, ni su familia, sabía de su embarazo. En el hospital, el médico titubeó al verlo: «¿Usted es el padre?». «Sí», respondió él rápidamente, acostumbrado a que le llamaran así en la parroquia. La cara de asombro le hizo explicarse: «Soy el padre José Manuel, el sacerdote de la parroquia». Lo refiere en uno de los capítulos de Al cruzar el puente, un libro en el que detalla su experiencia en una de las zonas más deprimidas de la capital. A los nueve meses, la madre, que era evangélica, y su hijo, recibieron el Bautismo en la parroquia.”

Leer más

  Fuente: Alfa & Omega

Deja un comentario