Corazones en el supermercado

En Alemania no rige un confinamiento estricto contra la segunda ola del coronavirus, pero sí un cierre casi total de la vida pública, sin restaurantes, bares, discotecas, cines, teatros, museos, salas de conciertos, gimnasios ni piscinas. Llevamos así desde el pasado 2 de noviembre, y ante la dificultad manifiesta para conocer gente nueva –y eventualmente encontrar pareja– por estar cerrados los lugares tradicionales de ocio y relación social, surgen alternativas de carácter presencial más allá del recurso a conocerse por internet.

Leer más

  Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario