La libertad para ser madres y padres necesita de inversión pública, corresponsabilidad y afectos

Estoy inmensamente feliz. En menos de un mes seré padre de una niña. Afortunadamente, podré disfrutar de un permiso remunerado para la crianza en igualdad de condiciones que mi pareja. Sin duda, un hito histórico para los padres, para la igualdad de género y, principalmente, para los derechos de la infancia.

Leer más

  Fuente: El Diario

Deja un comentario