Empezar las clases media hora más tarde y otros ajustes para mejorar los resultados académicos de los adolescentes

La relación entre el sueño y los resultados académicos se ha hecho evidente en los últimos años. Lo cuenta Gonzalo Pin, coordinador del Grupo de Sueño y Cronobiología de la Asociación Española de Pediatría (AEP): “El sueño es esencial para los procesos de consolidación de la memoria, capacidad de aprendizaje y rendimiento académico. La privación del sueño conduce a una disminución en la atención”. Y añade: “Los estudiantes con sueño inadecuado o patrones de sueño irregulares presentan peor rendimiento escolar”. Por ejemplo, cuando hay más de dos horas de diferencia en la hora de acostarse respecto al fin de semana.

Leer más

  Fuente: El País

Deja un comentario