Elisa Molina: “La sobreprotección de los padres lleva al niño a la incapacidad”

Poner límites a los niños es una tarea ardua. A veces, la línea que separa el libertinaje y el control excesivo y autoritario es muy fina y hace que los padres y madres pierdan la perspectiva y que, sin querer, se tienda hacia un lado o el otro. El equilibrio, el conseguir que la balanza se sitúe en el centro entre el apego, o vínculo afectivo, y la imposición de normas, es el objetivo a conseguir. Elisa Molina, maestra de Educación Infantil y CEO de Educar en Calma, señala tres puntos claves para relacionarnos de una forma sana con los niños: ser modelo de los hijos; la escucha activa, y entender las emociones del pequeño.

Leer más

  Fuente: El País

Deja un comentario