Insultos de hijos a padres: «De permitir el “tío, no me taladres” se pasa al “payaso” y se acaba en “ojalá te mueras”»

Del «no me taladres» o «no me rayes» al «payaso» y de ahí al «serás gilipollas» o al infausto deseo de «ojalá te mueras» hay un trecho que muchos adolescentes han recorrido con demasiada facilidad durante el pasado confinamiento a causa del coronavirus. Los insultos de los hijos hacia los padres durante este periodo han escalado hasta cuadruplicarse y las malas contestaciones se han multiplicado por dos, según una encuesta realizada a padres de adolescentes que alerta del riesgo de que se consoliden esas actitudes entre aquellos que antes no lo hacían.

Leer más

  Fuente: ABC

Deja un comentario