Más de la mitad de los niños adoptados en los países del Este sufren problemas de comportamiento

Síndrome Alcohólico Fetal (SAF). A pesar de ser un trastorno sin cura estas siglas las conocen más en los departamentos de Justicia que en los de Sanidad. Las consecuencias de los niños que lo padecen por ingesta excesiva de alcohol de sus madres durante el embarazo son tan graves que muchos acabarán en la cárcel. Así de claro y así de duro si no se les presta la atención debida. No son conscientes de sus actos, un día desaparecen de sus casas y no saben qué ha sucedido. Hoy se celebra su día internacional. La fecha no es arbitraria, el nueve del nueve representa el número de meses que dura el embarazo. Su objetivo es dar a conocer las consecuencias del consumo de alcohol en este tiempo.

Leer más

  Fuente: ABC

Deja un comentario