Un bebé con espina bífida consigue moverse con libertad gracias al invento de sus padres

Cuando Amy Moreland (de Centralia, Missouri, Estados Unidos) estaba embarazada de 20 semanas, el feto fue diagnosticado con espina bífida, un defecto congénito que surge cuando la columna vertebral y la médula espinal no se forman adecuadamente. Así nació el pequeño Brody, en abril de 2017, y solo en su primera semana de vida tuvo que pasar por dos cirugías en la espalda (otras cuatro seguirían antes de cumplir un año) y otro diagnóstico de atrofia de médula espinal. Aunque el resultado de las intervenciones fue positivo, los médicos concluyeron que la movilidad de Brody por debajo del pecho sería nula o muy reducida.
Leer más
  Fuente: El País

Leave a Comment