Ana la supercuidadora: “De tanta carga, se me subía el corazón hasta la garganta”

Amundsen dirigió la expedición que llegó por primera vez al Polo Sur. Hillary holló antes que nadie la cumbre del Everest. El hito de Lindbergh fue cruzar el Atlántico en un vuelo sin escalas cuando no se había hecho. Pero si quieren saber de hazañas que no pasarán a la historia y pocos conocen, si quieren testar heroicidades de andar por casa sin irse tan lejos, entonces tienen que conocer a una mujer de León.
Leer más
  Fuente: El Mundo

Leave a Comment