Ni el pelo largo es de niñas, ni el corto es cosa de chicos

Recuerdo perfectamente que, cuando entraba en la adolescencia a finales de los ochenta, para muchos de mis amigos varones dejarse el pelo largo suponía toda una odisea. Por mucho que las melenas hippies tuviesen ya dos décadas de historia, en la España que se preparaba para los Juegos Olímpicos de Barcelona los chavales, salvo excepciones, lo tenían complicado para huir del peluquero.

Leer más

  Fuente: 20 minutos

Leave a Comment