Cesárea | Orgullosa de mis cicatrices

La pregunta, “¿fue por cesárea o fue un parto vaginal?” se repite en cada visita, en cada esquina cuando sales a pasear con el carrito e incluso te la plantean mujeres anónimas que no te conocen de nada pero que se agachan para ver de cerca a tu criatura.

“¿Y qué más da?”. Esa es la respuesta que habría que darles. Es duro, porque parece que se juzga a una madre por la manera en que su hijo llegó al mundo.

Leer más

  Fuente: El País

Deja un comentario