Para que nada sea igual

«Es tan culpable el que hace bullying como el que lo ve y se calla». Esta es una de las reflexiones de una niña de 12 años de un instituto de Castellón después de que su profesora les pusiera, a ella y a sus compañeros en clase, el mediometraje «Nada será igual». La cinta narra la historia de Alexandra, una joven transexual que sufre acoso escolar, tanto verbal como físico, hasta el punto de intentar quitarse la vida. La película, que se ha proyectado en las aulas de los colegios e institutos de toda la provincia de Castellón, ha conseguido sensibilizar a los jóvenes y concienciarles sobre la importancia de romper el silencio ante el maltrato escolar.

Leer más
Página Web del Proyecto

  Fuente: ABC

Deja un comentario