Conoce a nuestros autoresCULTURA Y ARTEServicio de Publicaciones y LibreríaVídeos

Ahora es el momento de revisar tu consumo energético para hacerlo más eficiente y responsable

Una guía de José Luis Sancha

Acabo de preparar una Guía Práctica y un vídeo didáctico para un consumo responsable y eficiente en los momentos actuales. Ambos están recogidos en el enlace de la Asociación y Colegio de Ingenieros del ICAI:
https://www.icai.es/consumo-electrico-eficiente-y-responsable-video-tutorial-y-guia-practica/

Sin entrar en el consumo de productos petrolíferos (butano, gasóleo, gasolina, etc.), los dos consumos que más nos interesan son la electricidad y el gas. Y en ambos casos es muy razonable que durante esta situación excepcional esté aumentando nuestro el consumo.
¿Porqué? La razón es obvia, estamos más tiempo en casa, muchos de nosotros teletrabajamos y desde luego utilizamos más el gas y los electrodomésticos.
¿Más consumo significa inexorablemente más gasto en nuestras facturas de luz y gas? La respuesta es que no tiene, en absoluto, que ser así y que deberíamos aprovechar esta situación de mayor consumo para mejorar nuestras pautas de consumo y revisar nuestros contratos de luz y de gas. Si lo hacemos, podemos ahorrar mucho dinero.
En primer lugar, debemos abordar el problema de la eficiencia energética de nuestro consumo, revisando nuestros electrodomésticos y tendiendo a equiparnos con la etiqueta A, mejorando el aislamiento de paredes y ventanas, ajustando la temperatura objetivo de los termostatos, etc. Esto también incluye optimizar nuestras prácticas de consumo: cocinar para varios días, evitar usar el microondas para descongelar, limpiar la nevera evitando llenarla, eliminar los standby y las luces que no se utilicen, leer más y ver menos la televisión, etc. Todo ello, son pautas de consumo responsable y eficiente suficientemente conocidas por todos.

En segundo lugar, debemos abordar el problema de la eficiencia económica de nuestro consumo. Y aquí, conviene distinguir el consumo eléctrico y el de gas.
Empecemos por revisar nuestro contrato de luz. ¿Tenemos un contrato con un comercializador libre, con precio fijo de la energía para todas las horas del día? En este caso, deberíamos comparar ese precio con el equivalente de tener un contrato PVPC con un comercializador regulado, en el que el precio de la energía es variable según las horas del día, situándose actualmente en el entorno de 8 c€/kWh, el mínimo desde 2009. Adicionalmente, el precio variable horario hace rentable trasladar parte de nuestro consumo de horas punta (alrededor de las 8 de la noche) a horas valle.
El contador inteligente, que ya todos tenemos instalado, nos permite conocer con precisión nuestro perfil de consumo y así poder gestionarlo con ahorros económicos importantes. El contador también nos informa de la potencia que realmente utilizamos, que suele ser bastante inferior a la potencia que tenemos contratada, lo que nos permitiría reducirla y ahorrar de nuevo en nuestra factura eléctrica.
Por último, deberíamos analizar la conveniencia de contratar una tarifa específica de discriminación horaria si fuésemos capaces de reducir nuestro consumo en las horas punta (de 13 a 23 del día).
Sigamos y ahora revisemos nuestro contrato de gas. ¿Tenemos un contrato con un comercializador libre, con un precio muy alto para los momentos actuales? En este caso, deberíamos comparar ese precio con el un contrato TUR con un comercializador regulado, en el que el precio actual es 4,96 c€/kWh para consumos anuales inferiores a 5.000 kWh y 4,28 c€/kWh para consumos superiores, ambos en mínimos desde 2016.

Portada del libro Presume de entender las facturas de la luz y del gasJosé Luis Sancha
Ingeniero del ICAI
Dr. Ingeniero Industrial
Autor del libro:
Presume de entender -a fondo- las facturas de la luz y del gas

Botón volver arriba
Cerrar