¿Se quiere a todos los hijos por igual?

“Los padres pueden sentir culpa e inseguridad cuando sus retoños les reprochan que ofrecen más atención y amor a los hermanos.

Los hijos pueden reprochar a sus padres que quieren más a sus hermanos que a ellos. Frente a esta situación, los progenitores pueden sentir culpa o inseguridad por no estar ofreciendo atención y amor a sus hijos de forma equitativa. Sin embargo, “antes que madre o padres se es ser humano. Lo que sentimos hacia nuestros hijos no es un querer más, sino que tenemos más afinidad por alguno de ellos y esto no es algo malo, sino natural. Podemos sentir más afinidad, porque compartimos los mismos gustos o tenemos intereses parecidos, pero el amor hacia nuestros hijos es incondicional”, explica Carmen Marco, psicóloga clínica infantil del centro AprenderT.”

Leer más

  Fuente: El País, de mamás y de papás

Deja un comentario