Adolescentes engullidos por las pantallas: “Pierden horas de sueño, no salen de su habitación ni para comer”

“¿Hasta dónde llega el uso problemático de las pantallas y dónde comienza la adicción? Padres, adolescentes y especialistas de Madrid Salud analizan la hiperconexión, sus consecuencias y soluciones.

Yo tengo unos chavales normales”. Son las primeras palabras de Paco, un conjuro para alejar temores que suscribirían muchos padres. Sus chavales tenían 14 y 11 años y, según le replicaban, eran tan normales que hacían exactamente lo mismo que sus amigos: “Jugaban hasta que nos aburríamos nosotros o los ojos se les caían para abajo”. Paco y su pareja se hartaron de aburrirse.”

Leer más

  Fuente: El Mundo, Papel

Deja un comentario