Toni Acosta: “A un padre ausente se le perdona. A una madre, no”

¿La realidad es tan divertida? La conciliación es una entelequia. Cuando tomé la decisión de ser madre sabía que tenía que renunciar a cosas. Cuando escucho a alguna decir eso de ‘mi vida no va a cambiar’, pienso: mal vas. Tu vida cambia, y mucho. Yo no me caí del caballo, pero ahora que se oye tanto lo de luchar por Madrid Central también te digo que quizá mi lucha tenga que ver más con lograr la conciliación real. Estamos solas, y solos, en esto.
Leer más
  Fuente: El País

Leave a Comment