“Los niños buenos no existen, y los malos tampoco”

Los niños buenos no existen, y los malos tampoco, dice usted. Sí. Lo que consideramos en la calle como niños buenos y malos en el fondo no es otra cosa que niños que pueden tener un temperamento más o menos fácil de manejar. Decir que existen niños buenos sería decir que existen niños malos, y estadísticamente eso es una anomalía. Los niños que se podrían considerar verdaderamente malos (delincuentes, criminales, que pueden tener alguna patología) son una cantidad irrelevante.
Leer más
  Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario