Cada año 100.000 niños en España son víctimas de un divorcio de alta conflictividad

La necesidad más esencial de los hijos ante el divorcio de sus padres es la continuidad de la relación y el cariño con ambos, mantener sus costumbres en la medida de lo posible es lo único que reclaman. Sin embargo, no todos los que se divorcian lo saben hacer y es en esta situación cuando sale la cara más perversa de las personas. Ya sea por rencor, por celos, por la pérdida de estatus, y sobre todo por detrimento económico, algunos utilizan la herramienta de chantaje que más duele en el alma de una madre o un padre: los hijos.
Leer más
  Fuente: La Razón

Leave a Comment