“Denuncié, me dijeron que no pasaría nada y mis hijas ya no están”

El 25 de septiembre del año pasado, dos niñas de dos y seis años fueron asesinadas en Castellón por su padre, Ricardo Carrascosa. Después de matarlas, se tiró por la ventana. Itziar Prats es la madre de las pequeñas. Aquel día empezó para ella con una llamada a las seis de la mañana. Era la policía. Creían que su exmarido se había suicidado y le pidieron que bajara a la calle. Ella preguntó por sus hijas, que estaban con él, pero los agentes en ese momento no sabían nada de ellas.
Leer más
  Fuente: El País

Deja un comentario