Los bofetones de una madre a su hijo por negarse a ir a la ducha le cuestan dos meses de cárcel

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha fallado contra una madre que abofeteó a su hijo por negarse a ir a la ducha. El tribunal le ha impuesto una pena de dos meses de prisión al considerarle autora de un delito de maltrato en el ámbito de la violencia doméstica; castigo que se rebajará a dos meses de trabajos en favor de la comunidad, dado que la mujer no cuenta con antecedentes penales.
Leer más
  Fuente: ABC

Deja un comentario