Facebook reconoce en documentos internos la estafa deliberada a niños con los juegos online

“Ballenas”, “barcos”, “monos”… son términos ampliamente utilizados en el argot del juego. Todos vienen a significar lo mismo: jugadores pésimos que vienen a regalar el dinero a los buenos, a los “tiburones”. En este caso, Facebook era el escualo y los niños las ballenas, que venían a dejarse sus ahorros (o los de sus padres) en las apps de Angry Birds, PetVille y Ninja Saga. La compañía de Mark Zuckerberg calificaba así a los menores y llamaba “fraude amistoso” a la práctica en sus comunicaciones internas.
Leer más
  Fuente: El Diario

Deja un comentario