El emotivo proyecto de un japonés que captura el simpático día a día de sus tres hijas

La inocencia, la espontáneidad, el descaro, la naturalidad y la diversión que un niño puede dar no puede compararse a nada; capturarlo todo en simpáticas instantáneas puede dar un resultado entrañable y mágico.

Hoy en día todos tenemos una cámara de fotos a mano, ya sea la del teléfono o alguna económica para capturar nuestros momentos importantes; somos muchos a los que, gracias a la oferta que hay en el mercado, a los avances en la edición de imágenes y a las redes sociales, se nos ha despertado el gusanillo por la fotografía.

Si además compartes tu vida con tres bellezas fotogénicas como Yumeji de 9 años, Kotoyo de 4 e Hikono de 2, que no paran de regalar momentazos e imágenes llenas de dulzura e inocencia, lo de creerte un reportero gráfico puede ser adictivo.

Leer más

  Fuente: Cultura Inquieta
  Autor de la imagen: Shin Noguchi

Leave a Comment