La cara B de la custodia compartida: “Queda muy bonito, pero no siempre es lo mejor”

Carmen ha estado cinco años “sufriendo la custodia compartida” con su hijo. Cuando se divorció, en 2011, todavía estaba en vigor una ley en la Comunidad Valenciana que promovía este tipo de convivencia en los matrimonios que se divorciaban. Su hijo tenía entonces 12 años, y pronto empezó a somatizar los cambios semanales de vivienda (y progenitor) con suspensos y problemas de alimentación.

Leer más

  Fuente: El Confidencial

Leave a Comment