Informe prensa diaria digital de Baleares y el tratamiento de la Discapacidad (2016)

 *Agradecemos esta entrada  a  Juan Josep Matas, en nombre del Centro de Enseñanza Superior Alberta  Giménez (CESAG),  profesor del centro y coordinador del Área de Familia y Discapacidad, que nos acerca y comparte el informe de prensa premiado recientemente que reconoce el trabajo de investigación y divulgación sobre la discapacidad desarrollado durante el último año por CESAG, del cual nos hicimos eco la semana pasada en el Foro.

 

Maquina de escribir encima de torre de libros para redactar informe CESAGINFORME PRENSA DIARIA DIGITAL DE BALEARES Y EL TRATAMIENTO DE LA DISCAPACIDAD (2016)

OBSERVATORIO MEDIOS Y DISCAPACIDAD

Coordinador: Dr. Joan Josep Matas Pastor

Autor: Sr. Alejandro Fuentes Vallejo

 

  1. Introducción

Las personas con discapacidad han sido tradicionalmente ignoradas y apartadas de la sociedad. De hecho, la discapacidad se asocia a conceptos negativos fruto, en gran medida, de la ignorancia, la superstición, los prejuicios y de una serie de factores culturales que han ido levantando barreras invisibles difíciles de superar. Este rechazo ha generado síndromes de dependencia, complejos de inferioridad, sentimientos de resignación, aislamiento y exclusión dentro de este colectivo, agravando el problema y restando recursos para que las personas con discapacidad puedan reivindicar sus derechos consustanciales.

También resulta cierto que los medios de comunicación han potenciado la inclusión de informaciones relacionadas con la discapacidad, pero siguen ofreciendo enfoques equivocados o sesgados que en ninguna medida favorecen la eliminación de prejuicios arraigados ni contribuyen a la plena integración de las personas con otras capacidades.

Partimos de la base que los medios de comunicación constituyen una herramienta clave a la hora de sensibilizar a la opinión pública y potenciar los efectos que las medidas legislativas deben tener en las diferentes esferas sociales.

Según datos de la OMS (2011), el 15 % de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad, crónica o transitoria. En España, según datos obtenidos de la Encuesta de Discapacidad, autonomía personal y situaciones de dependencia (2008) del Instituto Nacional de Estadística, tenemos entre un 8,5 y 10% de población con alguna discapacidad. En Baleares, el porcentaje es inferior, entre un 5,4 y un 8,7%.

Según la Encuesta de Población Activa y de la Base Estatal de Personas con Discapacidad del año 2014, 1.335.100 personas de edades comprendidas entre los 16 y los 64 años y residentes en hogares familiares tenía certificado de discapacidad. Esta cifra representa el 4,4% de la población española en edad laboral. El 38,0% de las personas con discapacidad legalmente reconocida eran activos, 0,6 puntos más que en 2013. Esta tasa de actividad era 39 puntos inferior a la de la población sin discapacidad. La tasa de paro para el colectivo fue del 32,2% en 2014, con un descenso de 2,8 puntos respecto al año anterior. Esta tasa era 7,8 puntos superior a la de la población sin discapacidad. Estos datos son indicativos de la falta de normalización social del colectivo.

Pese a todos los esfuerzos realizados por organizaciones locales, nacionales e internacionales, somos conscientes de las alertas que desde el mundo académico inciden en un tratamiento negativo, escaso e inadecuado por parte de los medios de comunicación de todo lo referente a este colectivo.

 2. Objetivos e hipótesis.

El presente informe persigue los siguientes objetivos:

  1. Analizar la representación y la imagen que la prensa diaria digital de Baleares nos ofrece de la discapacidad y del colectivo de personas que lo integran.
  2. Concienciar a los medios que dejen a un lado el enfoque caritativo o victimista que tradicionalmente han ofrecido los medios de comunicación para poder centrarnos en los verdaderos problemas que afectan a las personas con discapacidad, como ciudadanos de pleno derecho (barreras arquitectónicas, acceso al empleo y la vivienda, la atención sanitaria, la promoción de un entorno accesible, etc).
  3. Constatar y erradicar de los medios de comunicación un uso discriminatorio y estigmatizante del lenguaje que pone el acento en la discapacidad por delante de la condición de persona. Los adjetivos sustantivados como minusválido, incapaz o discapacitado deber evitarse para llegar a superar la concepción de “enfermo” o “paciente”.
  4. Sensibilizar a los medios para que aborden la información desde un enfoque contextualizado. Explicar las circunstancias contextuales ayuda al público a comprender y acercarse al mundo de la discapacidad con mayor conocimiento.
  5. Conseguir que los medios cubran el tema de la discapacidad de forma proporcionada, sin caer en la conmiseración ni presentar a la persona con discapacidad como un héroe.

Las hipótesis que manejamos son las siguientes:

  • La mayoría de las piezas informativas están relacionadas con asuntos políticos y de sociedad.
  • La mayoría de piezas informativas se incluyen en el género noticia y tienen una extensión entre 250 y 500 palabras.
  • Las fuentes explicitadas en las piezas informativas son mayoritariamente de naturaleza institucional, dejando en un segundo plano a las personas con discapacidad.
  • En las piezas informativas analizadas existe un uso adecuado de los términos para referirse a la discapacidad. Éstos han sido propuestos en los manuales de estilo y recomendaciones de los organismos del sector.
  1. Metodología.

En el presente estudio de campo se va a desarrollar un análisis tanto cuantitativo como cualitativo de siete periódicos digitales de las Islas Baleares (Diario de Mallorca, El Mundo-El día de Baleares, Ultima Hora, Ara Balears, Diario Menorca, Diario Ibiza y Mallorca Diario).

Cabe apuntar que la prensa digital cuenta en la actualidad con una mayor porcentaje de penetración social que la prensa en papel. De hecho, el último Marco general de los medios en España realizado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (2017, p.13) recoge que Internet ya llega al 77,3% de los españoles mientras las ediciones en papel consiguen una penetración de apenas el 26,5%

El período que se va a analizar es el comprendido entre el 15 de febrero del 2016 al 21 de diciembre 2016 (los meses de julio y agosto no se han analizado). Se han elegido estas siete cabeceras porque son las más representativas en Baleares. Además, tan solo se van a examinar sus cabeceras digitales y no su versión impresa. El método de selección y recogida de piezas informativas que se ha implementado es el sistema de conteo manual con carácter semanal.

El instrumento utilizado consiste en una tabla de análisis de elaboración propia por cada pieza informativa encontrada en dichos medios digitales relacionada con la discapacidad. Esta tabla está construida a partir de las propuestas de tres autores: Pablo del Río (1986) en “La imagen de las personas con deficiencias y el papel de los medios de comunicación”; Demetrio Casado (2003), “Comunicación social en discapacidad. Cuestiones éticas y de estilo” del Real Patronato Sobre Discapacidad; y por último, “La guía de estilo sobre discapacidad para profesionales de los medios de comunicación”, realizada por José Luis Fernández (2007) y editada también por el Real Patronato sobre Discapacidad.

Así pues, el diseño de esta investigación se ha desarrollado teniendo en cuenta las siguientes categorías:

1. Autoría: periódico y firma (periodista, periódico, agencia):

  • Nombre del diario digital en que se publica la información (Diario de Mallorca, El Mundo – El día de Baleares, Ultima Hora, Ara Balears, Ultima Hora – Periódico de Ibiza y Formentera, Diario Menorca, Diario Ibiza y Mallorca Diario).
  •  Quienes firman los textos: periodista (cuando el autor firma con su nombre o sus iniciales), periódico-redacción (cuando la firma corresponde al nombre del diario), agencia (cuando aparece el nombre de una agencia de noticias, sus iniciales o simplemente el genérico “agencias”) o periódico y agencia.
  • Rutinas periodísticas (Extensión de la información, contiene imagen, infografía o vídeo, género periodístico de la información y “etiquetas de las informaciones”):

2. Para analizar la extensión de la información se ha utilizado la variable de número de palabras, agrupadas en tres intervalos: menos de 250, de 250 a 500 y más de 500 palabras.

  •  Contiene la información una imagen, un vídeo, una infografía o nada.
  •  Las etiquetas son los temas en los que pueden ser agrupadas las noticias: política, economía, tecnología, salud, cultura, ciencia, educación, sociedad, deportes o internacional.
  •  Para analizar el género a la que pertenece, la información se clasifica en cuatro variables: noticia, reportaje, entrevista y opinión.

3. Fuentes (número de fuentes, nivel de información, origen de la fuente):

  •  Para examinar el número de fuentes se ha utilizado la siguiente variable: entre una y dos o más de dos.
  •  En cuanto, al nivel de información que proporcionan las fuentes de información se ha clasificado en primarias (contienen información nueva y original, resultado de un trabajo intelectual) o secundarias (contienen información organizada, elaborada, producto de análisis, extracción o reorganización que refiere a documentos primarios originales).
  •  Para determinar el origen de las fuentes se clasificarán en cuatro variables: directas cuando la fuente sea una persona con discapacidad o personas cercanas a ella (familia), institucionales, asociaciones o colectivos y otras (esta incluye aquellas informaciones que no contengan fuentes).

4. Categorías conceptuales

  • En esta categoría se analiza si el modo en el que se hace referencia a las personas con discapacidad es adecuado o no, según las recomendaciones de los manuales de estilo.
  • Las variables analizadas son tres: lenguaje discriminatorio o peyorativo (deficiente, defectuoso, deforme, demente, disminuido, discapacitado, incapacitado, inválido, lisiado, minusválido, paralítico, psicópata, retrasado, etc); sustantivación del adjetivo; y, por último, uso de verbos con connotaciones negativas (sufrir, padecer, etc) y no neutros.

5. Situaciones y escenarios

  • Las situaciones hacen referencia a los hechos que afectan a las personas con discapacidad. Para analizar esta variable se ha utilizado la siguiente clasificación: política económica, política social, política educativa, manifestación, integración laboral y otras (cuando no haga referencia a las anteriores consideraciones).
  •  En la variable de los escenarios se tendrán en cuenta los espacios donde aparecen las personas con discapacidad en las informaciones (espacios públicos, espacios privados, espacios territoriales, espacios laborables y formativos).
  •  Aparecen instrumentos relacionados con la discapacidad
  • En esta variable se analizarán si aparecen instrumentos relacionados con la discapacidad (como pueda ser una silla de ruedas bastón, un perro ‘lazarillo’, servicios adaptados, leyes o nuevas tecnologías) en el texto de las informaciones, en la imagen, vídeo o en ambas.

Ficha de análisis de las piezas informativas es la siguiente:

 

CATEGORÍAS VARIABLES
1 Nombre de diario digital Diario de Mallorca, El Mundo-El día de Baleares, Ultima Hora, Ara Balears, Diario Menorca, Diario Ibiza Mallorca Diario.
2 Firma de la información Periodista, periódico, agencia, sin firma.
3 Tamaño de la información Pequeña (menos de 250 palabras), mediana(de 250 a 500)o grande (más de 500).
4 Apoyo visual Imagen, vídeo, infografía o nada.
5 Temas: “etiquetas” Política, economía, tecnología, salud, cultura, ciencia, educación, sociedad, deportes, internacional u otras.
6 Género de la información Noticia, reportaje, entrevista y opinión
7 Número de fuentes Una, de una a dos o más de dos.
8 Origen de las fuentes Directas (persona con discapacidad, familiares o personas cercanas), Institucionales, colectivos y asociaciones y otras.
9 Nivel de información Primaria o secundaria.
10 Categorías conceptuales

 

Deficiente, defectuoso, deforme, demente, disminuido, discapacitado, incapacitado, inválido, lisiado, minusválido, paralítico, psicópata, retrasado…

Sustantivación del adjetivo

Verbos negativos (sufrir, padecer)

11 Situaciones Política económica, política social, política educativa, manifestación, integración laboral u otras.
12 Escenarios Espacios públicos, espacios privados, espacios territoriales o espacios laborables y formativos.

13

Instrumentos relacionados con la discapacidad En el texto, en el apoyo visual, en ambas o en ninguna.
  1. Resultados

4.1. Cuantitativos.

Se han analizado un total de 300 informaciones de los siete diarios digitales de Baleares. El período de tiempo que se ha estudiado es el comprendido entre los meses de febrero a junio, y de septiembre a diciembre del año 2016. Todas las informaciones que se han estudiado están relacionadas de alguna manera con la discapacidad, tanto como tema principal como secundario.

Hay un total de 136 informaciones que están firmadas por periodistas. Por otro lado, hay 43 piezas informativas que están firmadas por el periódico, 100 informaciones por alguna agencia de noticias y finalmente 10 piezas no contienen firma. Por último, hay 9 informaciones que están firmadas como agencia y periódico.

Con lo que respecta al tamaño de las informaciones, podemos concluir que la gran mayoría de las informaciones tienen una extensión media de entre 250 – 500 palabras, más concretamente 139 piezas. Además, 89 tienen una extensión inferior a 250 palabras. Y por último, 72 publicaciones tienen una extensión superior a 500 palabras.

De todas las informaciones analizadas 217 contienen una o más imágenes como apoyo. En cambio, 71 de ellas no contienen ningún tipo de apoyo visual. Por otra parte, 9 informaciones contienen vídeo y 2 publicaciones tienen infografía.

La etiqueta que más se ha utilizado en las informaciones es de “otras” (223). La segunda más usada es sociedad (24), seguida de sucesos (16). Otras que también se han utilizado son: deportes (10), política (8), cultura (8), salud (5), deportes (5), educación (2), internacional (2) y economía (1).

En referencia a los géneros periodísticos, cabe señalar que del total de las informaciones analizadas contamos con 280 noticias, 10 entrevistas, 5 reportajes y 2 artículos de opinión.

En cuanto al número de fuentes que se han utilizado en las informaciones podemos concluir que en 212 de ellas solo se ha utilizado una fuente, en 46 piezas dos fuentes y también en 42 informaciones más de dos fuentes. Por otra parte, el origen de las fuentes que más se ha usado es la política institucional, utilizada en 177 informaciones, seguidas por las colectivas e institucionales en 123 piezas. Tan solo se han utilizado fuentes directas en 25 informaciones. Por último, en 11 piezas informativas se usan “otras fuentes”. El hecho de que en el 70% de las informaciones se utilice una sola fuente nos indica que no se realiza un suficiente esfuerzo de contraste y contextualización de la información.

4.2. Cualitativos.

Con respecto al nivel de información que proporcionan las fuentes utilizadas en las publicaciones en 285 de ellas usan fuentes primeras. En cambio, tan solo en 15 de las informaciones son fuentes secundarias.

El modo en el que se hace referencia a las personas con discapacidad en las informaciones podemos afirmar que en 238 de las informaciones analizados usan unos términos adecuados, según las recomendaciones de los manuales de estilo. En cambio, en 62 de ellas utilizan un lenguaje que no es el adecuado, ya que utilizan un lenguaje discriminatorio o peyorativo, la sustantivación del adjetivo (discapacitado por persona con discapacidad) y de verbos con connotaciones negativas (sufrir y padecer en vez de tener)

La situación que más aparece es la política social, concretamente en 90 de las informaciones, seguidas de “otras” en 84. Asimismo, la integración laboral aparece en 44 de las informaciones, la política económica en 36, las manifestaciones en 22 ocasiones y por último la política educativa en 21 de las informaciones.

En lo que concierne a los escenarios, el más utilizado es el espacio público que aparece en 129 ocasiones, seguido de los espacios laborables y formativos, en 94 de las informaciones. El espacio territorial aparece en 71 piezas informativas. El espacio privado ocupa el último lugar, con 6 de las informaciones.

Por último, en 254 de las informaciones no aparece ningún instrumento relacionado con la discapacidad. En cambio, hay 24 publicaciones que sí contienen algún tipo de herramienta o instrumento en el texto, en 15 de ellas hay instrumentos en el apoyo visual (imagen o vídeo) y, finalmente, en 10 casos aparecen tanto en el texto como en el apoyo visual.

  1. Conclusiones

La gran mayoría de las piezas informativas están relacionadas con asuntos políticos, ya que de las 300 informaciones analizadas, 177 usan algún tipo de fuente de origen institucional. Además, también están relacionadas con la sociedad porque en 24 informaciones se usa la etiqueta “sociedad”. Además, la política social es la situación predominante (90 informaciones) entre las que utilizan como base las fuentes institucionales.

Por otra parte, en las etiquetas denominadas como “otras” se han detectado etiquetas como ejemplo, Cort, ayuntamiento, presupuesto, etc. que están relacionados con la política. Las temáticas con menor peso en las publicaciones fueron educación, salud e internacional.

El género que predomina en las informaciones es la noticia en 280 ocasiones y la extensión dominante es la mediana que contiene entre 250 y 500 palabras en 139 de las piezas informativas. La noticia es el género más objetivo, pero el hecho de que la inmensa mayoría de ellas tienen entre 250 y 500 palabras o menos de 250 nos permite señalar que resulta difícil encontrar análisis en profundidad.

Las fuentes que se utilizan en las informaciones son generalmente de carácter institucional (en 177 ocasiones). Tan solo en 25 de las piezas se usa a la persona con discapacidad o sus familiares. De este modo, se deja en un segundo plano a las personas con discapacidad. En muchos casos, esto les convierte en sujetos pasivos, dependientes e incapaces de decidir por sí mismos.

Existe un uso adecuado de los términos para referirse a la discapacidad, ya que en 238 de las informaciones analizadas usan de manera adecuado los términos sido propuestos en los manuales de estilo y recomendaciones de los organismos del sector. En cambio, observamos que en 62 informaciones se utilizan conceptos incorrectos o no adecuados. Al utilizar el lenguaje de forma incorrecta, no se está informando, ni formando. Por lo tanto, la función formativa y de inclusión social propia de los medios de comunicación no se cumple.

A modo de conclusión, podemos afirmar que se han producido avances en el tratamiento de la discapacidad en los medios de comunicación, pero queda trabajo por hacer. De hecho, hemos constatado como todavía se siguen utilizando términos incorrectos o no adecuados y se continúa dejando de lado a la persona con discapacidad en las informaciones.

Si quieres conocer CESAG y su Área de Familia y Discapacidad, pincha aquí.

Related posts:

No votes yet.
Please wait...

Deja un comentario