Cómo sobrevivir al abrazo del oso

10 de marzo, 2019

Belén Santana, antigua alumna de nuestra titulación en Traducción e Interpretación y traductora de Memorias de una osa polar, de Yoko Tawada, obra que mereció el Premio Nacional de Traducción 2019, participó el pasado 4 de marzo en el ciclo de conferencias La Antesala de Babel. En su interesante intervención, Belén Santana, doctora en traducción por la Universidad Humboldt de Berlín y Profesora Titular en el Departamento de Traducción e Interpretación de la Universidad de Salamanca, reflexionó sobre los desafíos de la traducción literaria y sobre una realidad que todos los traductores conocemos bien: cada traducción es un micromundo y es nuestro conocimiento de todos estos micromundos lo que nos permite establecer algunos principios teóricos sobre la materia.

Yoko Tawada, cuya lengua materna es el japonés, destaca por su excepcional destreza expresiva en lengua alemana. Más allá de su habilidad para moverse entre dos lenguas y, por consiguiente, entre dos mundos, Tawada ofrece al lector alemán una prosa llena de referencias culturales a Brecht y a Kafka, entre otros autores de la tradición alemana, así como una prosa juguetona, llena de guiños conceptuales y fonéticos que constituyen una carrera de obstáculos para el traductor.

Es insólito que una osa polar nos cuente sus memorias, un desafío que requiere a su vez estrategias insólitas para la traducción de la obra. Belén Santana supo recoger el guante con maestría y nos deleitó con una presentación divertida, llena de referencias icónicas a un mundo osuno que, para ella, fueron esenciales para llevar a cabo su trabajo.

José Luis Aja Sánchez