La clase de interpretación al revés

Este año hemos puesto la clase de Interpretación I patas arriba. Lo hemos vuelto todo del revés. No nos hemos vuelto locas, pero hemos querido integrar en nuestra asignatura un modelo pedagógico innovador.

La metodología del aula invertida o flipped classroom viene de los Estados Unidos y es relativamente reciente. Sus pioneros son Jon Bergmann y Aaron Sams. Esta infografía explica muy bien el método y sus muchas ventajas. Su premisa básica es sacar del aula la teoría, que el alumno prepara antes de la clase con materiales interactivos como apuntes o vídeos elaborados por el docente gracias a herramientas de la web 2.0. Así, la asimilación de conceptos se produce de manera autónoma, y en el aula el profesor se transforma en un facilitador del aprendizaje, haciendo uso nuevamente de las nuevas tecnologías para resolver dudas, generar debate e introducir muchos ejercicios prácticos, en nuestro caso, de interpretación consecutiva sin notas.

Leer más