El XI Ojo de Polisemo: traducir mucho más que palabras

Este año, la Universidad de Córdoba se encargó de hospedar la XI edición del Ojo de Polisemo. El eje central de las ponencias de esta nueva entrega fue la traducción de libros con imágenes. Algunos alumnos de Comillas asistimos a las conferencias para aprender de la experiencia y los testimonios de grandes figuras de la traducción literaria.

A lo largo de tres días se hizo especial hincapié en las dificultades que entraña la traducción de cómics y novela gráfica. Una de las que más nos llamó la atención fue la que salió a relucir en el taller impartido por María López Villalba: la falta de educación visual. El desconocimiento generalizado de los diferentes tipos de plano y otras cuestiones visuales técnicas intrínsecas a este tipo de literatura acarrean una menor comprensión del texto, lo que tiene un impacto directo en nuestra labor como traductores. También destacamos la ponencia de André Höchemer, traductor de Paco Roca, que nos ilustró sobre las intrincaciones que las diferencias entre lenguas específicas presentan en este tipo de formato, concretamente entre el alemán y el español.

Dentro del ciclo de conferencias, agradecimos la ponencia clásica y siempre necesaria en la que se inicia a los estudiantes en materia de contratos, proyectos, inicio al mercado laboral y todo lo que implica trabajar en este gremio. A raíz de esta idea, los organizadores del congreso reservaron un espacio para los profesionales con los que trabajaremos codo con codo en el futuro con el objetivo de mejorar la comunicación y el entendimiento entre partes imprescindibles de una cadena. Así, también tuvo la palabra Rocío Serrano, en representación de la Unión de Correctores; Herme Moreno Medina, de librería Títere, y Estrella Borrego del Castillo, editora de Libros del Zorro Rojo.

Durante el transcurso de las conferencias también hubo tiempo para poner en práctica lo aprendido. Nos dividimos entre tres talleres de gran interés en los que se trataron temas como la traducción del diario de Frida Kahlo, la traducción de álbumes infantiles y la traducción de la literatura intercultural en alemán y árabe.

Lo mejor de estas conferencias es lo que ocurre entre bastidores, y es que tuvimos la ocasión de conocer a varios compañeros estudiantes y a muchos traductores profesionales que nos aconsejaron en todo momento además de transmitirnos su ilusión por su trabajo.

Ese es el espíritu de este congreso, aunar fuerzas y transmitir la pasión de nuestra profesión. Para nosotros esta ha sido una experiencia inolvidable y estamos muy agradecidos a todos los organizadores: a Acett Traductores, a la Universidad de Córdoba y a nuestra facultad por animarnos a venir y ayudarnos con el transporte. ¡El año que viene nos vemos en Barcelona!

Antesala de Babel: Con la venia

Con la venia: los traductores y los intérpretes jurídicos hablan de su profesión

Invitados: Agnieszka Biernacka, intérprete y profesora de la Universidad de Varsovia; Fernando Cuñado de Castro, traductor, profesor y fundador de Traducción Jurídica (asesoría lingüística y traducción); Angelo Valastro, traductor jurado y profesor de la Universidad Pontificia Comillas.

El miércoles 27 de febrero se celebró la última Antesala de Babel de este curso, en la que se abordó el argumento de la traducción e interpretación jurídica. Los invitados a esta mesa redonda, que mostraron en todo momento su profundo conocimiento del sector, respondieron a las preguntas de nuestros estudiantes, cuya inquietud ante el derecho, ante su idiolecto y su complejidad terminológica se hizo patente.

Fernando Cuñado, director de Traducción Jurídica, supo apaciguar los ánimos y, con una máxima que adaptó oportunamente al caso, «la lengua se presupone, como el valor al guerrero», insistió en que la formación específica sobre la materia se puede incrementar progresivamente, siempre en función de las necesidades de los clientes. Aunque es consciente de que los primeros pasos son difíciles, insistió en que es posible vivir de la traducción y contagió con su optimismo a todos los asistentes.

Angelo Valastro, profesor en la Universidad Pontificia Comillas con gran experiencia como traductor a sus espaldas —es el autor de una excelente traducción de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha al italiano, así como de una versión de las Etimologías de San Isidoro—, describió, entre burlas y veras, en qué consistió su examen de traductor jurado, al tiempo que proporcionaba interesantes detalles prácticos sobre la praxis de la profesión.

Agniezska Biernacka, profesora de la Universidad de Varsovia e intérprete jurídica, comentó con eficacia el día a día de su trabajo en comisarías y juzgados, al tiempo que manifestaba su proverbial desconfianza hacia los diccionarios bilingües e incidía en la necesidad de contar con fuentes terminológicas fiables para el correcto desempeño de actividad como intérprete. 

Con este elenco y la presencia de alumnos de varios cursos, se fueron desgranando diferentes temas en torno a la traducción jurídica, todos ellos tratados de un modo informal y relajado en el que tanto participantes como alumnos fueron exponiendo sus puntos de vista, opiniones e inquietudes.

Uno de los temas que más interés suscitó fue el de las agencias y las tarifas. Agniezska apuntó que, en Polonia, hay una asociación que se encarga de fijar las tarifas con el fin de proteger el mercado de la traducción. Fernando Cuñado y Angelo Valastro mostraron su desacuerdo al respecto, pues ambos defienden la libertad a la hora del traductor a la hora de fijar sus precios «nosotros fijamos el precio que más nos conviene y el cliente sabe lo que está pagando. La calidad es el sello de identidad de un traductor y no hay que tener miedo a pedir lo que se considera justo por un buen trabajo», afirmaba Fernando. Según apuntaron nuestros expertos, es cierto que las agencias pagan peor, pero también es verdad que son intermediarios y que muchos trabajadores comienzan en agencias, que es una buena escuela para ir aprendiendo el oficio.

En cuanto a las asociaciones, se habló muy a su favor, ya que estas ofrecen un punto de encuentro entre profesionales, así como la posibilidad de colaborar unos con otros estableciendo redes de trabajo y de mantenerse al día de muchas novedades en el sector.

Para finalizar, y antes del aluvión de preguntas, se originó un pequeño debate imprevisto en torno a un tema de rabiosa actualidad: las herramientas TAO. Algunos alumnos participaron expresando la inquietud que les produce el llegar a ser sustituidos por máquinas, pero la experiencia de los participantes en la mesa les tranquilizó. Nuestros expertos apuntaron que, desde sus inicios, el mundo de la traducción ha ido cambiando y adaptándose constantemente a dichos cambios. Nadie sabe lo que va a ocurrir con los avances tecnológicos en ningún campo, pero seguro que los traductores sabremos adaptarnos y sacar partido de la situación.

Con esta tercera ponencia se cierra el ciclo de la Antesala de Babel de este año. El próximo año volveremos a contar con nuevos expertos y nuevos temas que harán las delicias de nuestros alumnos.

                                                                       Íngrid Gil y José Luis Aja

Antesala de Babel: Con su mirada

El día 30 de enero nos visitó Javier Pérez Alarcón para contarnos cómo se enfrentó a la traducción de la serie El cuento de la criada, adaptación para la televisión de la novela de Margaret Atwood. Durante la conferencia se expuso una serie de temas de los que tomamos buena nota como alumnos.

Por un lado, la importancia de la intertextualidad. En este caso concreto, el traductor nos explicó la necesidad de ser coherente con la novela, o, mejor dicho, con la traducción de la novela. En el libro se habían acuñado una serie de términos y de expresiones que debían mantenerse en la traducción de la serie. Las referencias a citas bíblicas son continuas y muy comunes en la trama. Sin embargo, dentro de ese respeto a la novela, también hay que tener en cuenta los cambios que la serie introduce. La traducción ha de ajustarse a esos nuevos elementos irremediablemente y, a su vez, requieren que el traductor haga cambios, corrija errores previos, cree soluciones para nuevos problemas, etc.

Por otro lado, también se discutieron dificultades añadidas propias de la traducción audiovisual. De entre las más notables, se discutió sobre la traducción supeditada al ajuste de la imagen, lo que a veces requiere condensar las soluciones que propone inicialmente el traductor. No debemos olvidar que la traducción es el primer eslabón de una larga y compleja cadena de montaje donde participan más profesionales de otros campos. Javier Pérez Alarcón hizo especial hincapié en la necesidad de, si es posible, mantener el contacto en todo momento con los ajustadores, actores de doblaje, revisores y el resto de involucrados en el proceso. Además, y mencionando otra vez la intertextualidad: muchas veces el traductor desconoce qué ocurrirá en los próximos episodios, y esto le obliga a extremar la cautela y a reconsiderar propuestas para «curarse en salud».

Finalmente, en la ronda de preguntas se debatió sobre los plazos que suelen darse para traducir capítulos de series y películas, los tipos de contrato y las complicaciones que surgen cuando en la versión original se emplea tanto el español como el inglés. La conferencia finalizó reivindicando una remuneración justa por el trabajo de los alumnos en prácticas y una dignificación de nuestra profesión.

Entrega del Prix Goncourt: le choix de l’Espagne

El 13 de diciembre, la profesora de francés Nadia Rodrígez y sus alumnos tuvieron el honor de estar en la Résidence de France para asistir a la entrega del Premio Goncourt : le choix de l´Espagne.

Allí participaron siete universidades. Cada una propuso un alumno que defendía la elección de su clase y del profesor que impulsó la actividad.

Eric Laloux representaba a la clase de la profesora Nadia Rodríguez. Tras hora y media de deliberación, el jurado, concluyó que el ganador del premio fue David Diop con su obra Frère d´âme. Este jurado estaba formado entre otros por el Embajador de Francia y dos escritores de primer orden: Antonio Muñoz Molina y Taahar Ben Jelloum.

La mañana concluyó con un almuerzo y  la alegría de  todos por haber disfrutado de una experiencia inolvidable que se palpaba en el ambiente.

Nadia Rodríguez