Archivo de la categoría: Noticias

DE PRÁCTICAS EN CAMERÚN

Continuamos con las experiencias de los estudiantes que se encuentran realizando las prácticas profesionales remuneradas lanzadas por la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM) de la Universidad Comillas con el apoyo de INDITEX, dirigidas a alumnos del Máster Universitario en Cooperación Internacional al Desarrollo y del Master Universitario en Migraciones Internacionales del IUEM. En esta nueva entrada del blog puedes conocer en primera persona el trabajo que Andrea Andreu  está realizando para Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) en Camerún, sin duda su experiencia aporta novedades a las prácticas. ¡Te invitamos a leer su post!

Estoy en Batouri, este de Camerún, a unos 100 kilómetros de la frontera con República Centroafricana, es una zona principalmente selvática, donde la electricidad llega con problemas (ahora mismo llevamos una semana de corte) y el agua corriente, simplemente, no existe, a pesar de ser el segundo municipio más grande del este del país. Se trata de una zona principalmente rural donde predomina la actividad agrícola y ganadera pero en condiciones precarias. La maternidad es elevada, tal como lo es la mortalidad infantil.

Trabajo con el Servicio Jesuita de atención al Refugiado como agente de terreno, colaborando en la movilización comunitaria y la educación. También he desempeñado recientemente la tarea de asistente de investigación, centrándome en los aspectos de protección de la infancia y de la juventud. Como actividad complementaria, participo en la elaboración de una revista mensual, en la que analizamos las principales necesidades humanitarias y difundimos parte de nuestro trabajo. La misión de la organización es acompañar, servir y defender los derechos de los refugiados y desplazados forzosos.

Por ello, trabajo principalmente con la población refugiada de República Centroafricana, que llega a Camerún huyendo de la violencia causada por la guerra civil que estalló en el país en 2012, pero también con la población local que desde 2014 hasta la actualidad, en el este, acoge a una populación de aproximadamente 180.000 refugiados. Así, mi labor tiene lugar en un contexto de ayuda humanitaria.

Los refugiados son principalmente de la etnia Peuhl, grupo nómada, en su mayoría musulmán, dedicado al pastoreo y que habla el fulfulde. Con todo, es importante no generalizar pues no existe una sociedad peuhl sino más bien grupos que se encuentran en constante transformación.

Los objetivos que tengo siempre presentes son: trabajar por la reconciliación pacífica, garantizar los derechos humanos, en especial de la población vulnerable como son los niños, las mujeres y los jóvenes y colaborar en el autonomismo de dichas poblaciones. Trabajar por la reconciliación pacífica significa también la búsqueda de relaciones justas que promuevan el bien común.

Mi principal expectativa en esta experiencia era y es la del aprendizaje pero un aprendizaje vinculado y comprometido con la realidad, un aprendizaje que en sí mismo supone una comprensión del otro y, por tanto, un acercamiento a él en el sentido racional pero también emocional. Este acercamiento al otro implica la transformación de uno mismo.  Mi expectativa se cumple con creces todos los días desde mi llegada a Camerún, si bien es cierto que el trabajo humanitario en ocasiones es difícil pues te pone ante dilemas éticos de difícil resolución. Además,  se trata de un trabajo lento en el que no siempre vemos los cambios.

Una de las cosas que he podido comprobar tras mi llegada es el escaso conocimiento que existe en Europa de la realidad social y cultural del continente africano o, probablemente, debería decir de las realidades, que a menudo quedan reducidas al sufrimiento y la pobreza. Si bien es cierto, como decía Ryszard Kapuscinski que aquí “se nace en cualquier parte y se muere de cualquier cosa”, también es cierto que existe un vasto mundo cultural y social por conocer que nos harían más ricos como personas si practicásemos un poquito más la apertura y fraternidad que los cameruneses y centroafricanos me muestran desde mi llegada.

Son muchos los que me preguntan cómo pueden ayudar y, como me dijo una vez una persona muy importante, cuando no tienes nada pero también cuando tienes mucho, lo mejor que puedes ofrecer es tu tiempo. Comparte tu tiempo con los demás, infórmate de los conflictos que existen en el mundo, conoce África, viaja, conoce su música, su cine, su literatura, conviértete tú mismo en un defensor de los derechos humanos y en un destructor de los prejuicios que dividen a la sociedad, empezando por los propios.

De prácticas con el Servicio Jesuita a Migrantes en Madrid

Continuamos con las experiencias de los estudiantes que se encuentran realizando las prácticas profesionales remuneradas lanzadas por la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM) de la Universidad Comillas con el apoyo de INDITEX, dirigidas a alumnos del Máster Universitario en Cooperación Internacional al Desarrollo y del Master Universitario en Migraciones Internacionales del IUEM. En esta nueva entrada del blog puedes conocer en primera persona el trabajo que Daniel Martínez está realizando para Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) en Madrid, sin duda su experiencia aporta novedades a las prácticas. ¡Te invitamos a leer su post!

Son ya prácticamente seis meses los que han pasado desde que empecé a trabajar con SJM España a través de la Cátedra de Refugiados de la Universidad de Comillas. A pesar de haber terminado un Máster de Migraciones Internacionales allí, enseguida me di cuenta de que mi conocimiento de la realidad del acompañamiento y defensa de migrantes desde una perspectiva interna de una organización era más bien escaso.

Durante mis primeros días escuchaba cosas como hospitalidad, acompañamiento, espacio interreligioso, acogida, programa asociativo, intervención, acogida integral… Términos que entonces generaban confusión en mí, y que ahora, varios meses después, manejo y conozco con mayor soltura. Esa fue la primera piedra de mi aprendizaje personal en esta experiencia con SJM: conocer de primera mano qué es lo que realmente hacen sobre el terreno, día tras día, las organizaciones jesuitas dedicadas a migrantes. El duro trabajo que hay desde la coordinación y organización de proyectos hasta el mismo acompañamiento de familias y migrantes que quedan al margen del sistema. Cómo se ayuda a esas personas que van perdiendo subvenciones económicas y confianza mental por el camino, de qué manera se les puede hacer recuperar esa autoestima, esa fuerza, perder el miedo del que huyen, integrarse y ser verdaderamente parte de esta sociedad.

En el SJM hay varios pilares fundamentales, que traspasan la definición de líneas o áreas de trabajo para convertirse en el verdadero motor, en la vocación más profunda de todas las personas que aquí trabajan y colaboran. La actitud de acompañar, servir y defender, principios fundamentales del SJM, se percibe y se contagia en cada una de las personas que he conocido y con las que he trabajado en este tiempo.

El trabajo en los CIE, el agujero negro del control migratorio y de la vulneración de derechos de personas que no han cometido ningún delito. Allí se presta acompañamiento personal y humano, además de asesoramiento jurídico, y del trabajo de incidencia que hay detrás, con los informes y la estrategia jurídica, que es absolutamente admirable.

Hospitalidad es otro pilar del SJM y de otras entidades del sector social jesuita. Una campaña que nace para dar una respuesta humana desde las entidades religiosas al desprecio y abandono institucional al que se ven sometidos refugiados y migrantes. Acompañamiento que se basa en establecer vínculos emocionales, asistencia jurídica, orientación laboral, en definitiva, caminar con ellos para darles fuerza y ayudarles a vivir en España por sus propios medios. Un ejemplo de humanidad.

La labor en la Frontera sur de España, lugares donde se vulneran derechos continuamente, donde el Estado ejerce la fuerza más oscura. Donde miles de personas se juegan la vida simplemente para prosperar en la vida como derecho humano fundamental y a cambio reciben violencia, dolor, miedo. Donde no se vive, sino se sobrevive.

Y por supuesto otras áreas fundamentales, como el trabajo para defender y visibilizar a las mujeres que trabajan en el hogar, especialmente vulnerables por los abusos que reciben y la falta de un amparo legislativo laboral. De igual manera, otras iniciativas de acercamiento, como el diálogo interreligioso, las actividades formativas casi diarias, la incidencia y los análisis que llevamos a cabo, y un largo etcétera.

El SJM está siendo para mí una de las mejores experiencias de aprendizaje de toda mi vida. Me siento muy feliz de formar parte de esta familia y de saber cada día un poco más y de contribuir a hacer que otras personas que están como yo estaba hace unos meses, ahora tengan un mayor conocimiento para luchar por una sociedad más justa.

Las personas refugiadas siguen a la espera de que lo acordado en la Cumbre Humanitaria del año pasado se cumpla

Valeria Méndez de Vigo y Carla Sala de Fundación Entreculturas analizan en  su artículo “Las personas refugiadas siguen a la espera de que lo acordado en la Cumbre Humanitaria del año pasado se cumpla” la hostilidad hacia los refugiados y la importancia de la educación en situaciones de conflicto. En este se detalla la situación de las personas refugiadas que siguen a la espera de que lo acordado en la Cumbre Humanitaria del año pasado se cumpla.

Comentan que los días 23 y 24 de mayo se cumplió justo un año de la primera Cumbre Mundial Humanitaria, celebrada en Turquía, en la que representantes de los Estados, organizaciones no gubernamentales, sociedad civil, comunidades, sector privado y organizaciones internacionales se reunieron para reducir las necesidades humanitarias y el sufrimiento en todo el mundo.

Leer mas: http://www.europapress.es/internacional/noticia-personas-refugiadas-siguen-espera-acordado-cumbre-humanitaria-ano-pasado-cumpla-20170524084136.html

Xenofobia y empatía, dos caras de la misma moneda

El fotógrafo Javier Bauluz habla en Comillas de refugio, empatía y xenofobia

“Xenofobia y empatía son las dos caras de una moneda. Según la cara que salga se decidirá el futuro de Europa”. Para el fotoperiodista Javier Bauluz, primer español en ganar el Premio Pulitzer en 1995, estamos viviendo un presente muy “tétrico”, y “se avecinan tiempos complicados”, por eso resulta clave lo que ocurra en los próximos meses y años, y lo que hagamos cada uno de los ciudadanos. “¡Os toca a vosotros!”, interpeló a los estudiantes que llenaban la Sala de Conferencias de Alberto Aguilera, 23, para escucharle.

Bauluz

La Cátedra Santander de Derecho y Menores y la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos: Inditex invitaron a Bauluz, a visitar la universidad y presentar su trabajo ante los estudiantes, en una conferencia fotográfica titulada “Refugio, empatía y xenofobia”, en la que estuvo acompañado por los profesores Cristina Gortázar y Adam Dubin. En la charla, el fotoperiodista abordó temas de actualidad como la presidencia de Trump, el brexit, las próximas elecciones en países como Francia y Holanda, y, sobre todo, la situación de emergencia de las personas refugiadas.

Retratando migrantes

Bauluz lleva más de 20 años fotografiando el fenómeno migratorio, “desde que en el 96 fui a averiguar qué era eso de la ‘impermeabilización de la frontera’”. Desde entonces, lo único que dice haber aprendido, es que los cambios de las rutas provocados por la acción de los Estados, “sólo producen más dolor y más muertes”, una realidad que ha observado en nuestro país, desde la última década del siglo XX, y que ahora continúa documentando en el Mediterráneo y la Europa orientales, con los refugiados procedentes de Siria, y otros conflictos armados.

Mostró su trabajo en lugares de conflicto como Palestina, Bosnia o Ruanda, pero también en Cádiz, Marruecos, Ceuta o Fuerteventura, donde siempre utiliza la empatía como herramienta fundamental de trabajo. Su objetivo, que el lector de periódicos, quien observa sus fotografías, “sienta con ellas y se identifique con ellas”.

Fundador de periodimohumano.com, Bauluz se mostró crítico con los medios de comunicación que, a su juicio, fomentan el discurso del odio y la criminalización del inmigrante, y defendió el periodismo independiente y sin ánimo de lucro. “Yo hacía fotos desde el enfoque de derechos humanos, antes incluso de tener conciencia de qué era eso”, afirmó.

Terminó la sesión compartiendo las fotografías de su trabajo más reciente, Buscando refugio para mis hijos, recorriendo a pie con los refugiados la ruta desde Grecia hasta Alemania.

La Iglesia no tiene soluciones para los refugiados, solo puede despertar conciencias

El máximo representante del Vaticano en materia de migraciones y refugiados, el cardenal Antonio María Vegliò, presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, visitó la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE para participar en las jornadas de la Facultad de Teología, dedicadas, este año, a los refugiados, y aprovechó su estancia para mantener un encuentro con investigadores del Instituto Universitario de Estudios sobre las Migraciones (IUEM) y de la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos.

VeglioComillas2

En la reunión, en la que también participaron el rector, Julio L. Martínez, SJ; el decano de Teología, Enrique Sanz Giménez-Rico; la directora del IUEM, Mercedes Fernández, y el director de la cátedra, Juan Iglesias, Vegliò compartió la visión de la Santa Sede sobre la situación de los cientos de miles de desplazados en las fronteras de Europa. “La Iglesia no tiene la solución, dice que hay que acogerlos, pero ella no puede acogerlos a todos”, afirmó. Lo que sí puede hacer es despertar conciencias, llamar la atención sobre su situación, poner la cuestión en la agenda. Seguir leyendo La Iglesia no tiene soluciones para los refugiados, solo puede despertar conciencias

El abandono de los refugiados afecta a la salud pública

El Director del Máster de Acceso a la Abogacía y profesor de la Facultad de Derecho, Federico de Montalvo, participó en el I Congreso de Bioética de Kuwait en representación del Comité Internacional de Bioética de la UNESCO. Allí se abordó la crisis de los refugiados y los dilemas que presenta para la salud. Su ponencia tuvo como propósito animar a las autoridades kuwaitíes acerca de las ventajas de contar con un Comité Nacional de Bioética para introducir un mecanismo de reflexión adecuado para abordar los conflictos que el avance de la medicina y de la biociencia suponen en todo el mundo.

El encuentro, auspiciado por el Gobierno de Kuwait y la UNESCO, y que contó con la presencia de altos cargos del gobierno kuwaití, sirvió para trabajar en un informe sobre refugiados y protección de la salud que se publicará en 2017. “La crisis de los refugiados plantea importantes problemas desde la perspectiva de la salud pública, porque encerrando o abandonando a los refugiados a su suerte se agravan los problemas para la salud de la población, siendo más probable que se propaguen enfermedades infecciosas”, según De Montalvo. “No se trata solo de un problema de falta de solidaridad, sino, incluso, de falta de sensatez, ya queprotegiendo la salud de los refugiados se protege la salud de Europa”, recalca De Montalvo.

La UNESCO tiene dentro de sus objetivos la promoción de la bioética en los diferentes Estados que forman parte de este organismo y el apoyo a la creación de Comités Nacionales de Bioética como fórmula para que dichos dilemas bioéticos puedan abordarse desde una perspectiva del diálogo y la prudencia.

Nace la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos, con el apoyo de INDITEX

Juan Iglesias será su Director y Cristina Gortázar, la investigadora principal

Firma 2w

La Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, con el apoyo y el respaldo de INDITEX, ha creado la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos, con la intención de responder al reto esencial de nuestro tiempo que plantean los migrantes forzosos, solicitantes de asilo y refugiados, desde la misión y las competencias de una universidad de la Compañía de Jesús.

El Rector de Comillas, Julio L. Martínez, SJ, y el Presidente de Inditex, Pablo Isla, han firmado hoy el convenio de colaboración por el que se constituye la nueva cátedra, que dirigirá el investigador Juan Iglesias Martínez, y que se integrará en el Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM).

La cátedra es un proyecto con vocación nacional, europea y global que contará con recursos suficientes y que nace ligada a una agenda de investigación amplia y multidisciplinar que el IUEM lleva desarrollando más de 30 años. El objetivo es hacer investigación práctica-aplicada, interdisciplinar, con vocación de universalidad/profundidad y orientada a la trasformación social, siempre en defensa de la dignidad humana y de acuerdo con los criterios que marca la “opción preferencial por los pobres”.

Seguir leyendo Nace la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos, con el apoyo de INDITEX

Una mirada humana a la crisis migratoria

Personas con un rostro, con nombre y apellidos, con una historia que contar. Así es como Pilar Cebrián, periodista especializada en Oriente Medio, describió a los cientos de miles de personas que huyen de Siria y atraviesan Europa en busca de un futuro mejor.

Enmarcado en el ciclo de Tribuna Internacional, que organiza la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, “De Siria a Suecia: en ruta con los refugiados sirios” fue un encuentro personal y muy humano, en el que Cebrián compartió con una numerosa audiencia, formada principalmente por los alumnos del doble grado en Relaciones Internacionales y Traducción e Interpretación, sus vivencias junto a un grupo de jóvenes sirios que el pasado otoño abandonaban Turquía y se encaminaban rumbo a Suecia por la ruta de los Balcanes.

SiriaaSuecia
Pilar Cebrián mostró sus fotos durante la conferencia

 

A través de las fotografías y los vídeos que realizó durante el viaje, Pilar recreó y transmitió la angustia y desesperación de la travesía: las durísimas condiciones de vida, el traumático e inevitable encuentro con las mafias, la violencia de las fuerzas de seguridad, las injusticias, el miedo a un registro policial antes de llegar al país de destino, el rechazo de la población local, el choque cultural, la nostalgia, la soledad, la constante desorientación, las ganas de volver a casa y las interminables vías del tren.

La experiencia de estos refugiados, que ahora se encuentran en Suecia esperando poder formalizar pronto su situación, abrió un debate sobre cuestiones tan diversas como la normalización de la crisis migratoria, las respuestas al conflicto de Siria o el papel de España como punto de paso en la ruta de Libia, y resaltó la necesidad de dar una visión más humana a una realidad que, como señaló la periodista, está cada vez más politizada.

Expertos de Comillas denuncian falta de iniciativa en la UE

Aunque los refugiados no paran de llegar a Europa procedentes de zonas de conflicto, la Unión Europea sigue adoptando una posición pasiva ante la situación de grave crisis humanitaria. Esta fue una de las conclusiones a las que se llegaron durante la jornada “Refugiados. Nuevos retos, nuevas políticas”, que organizó el Instituto Universitarios de Estudios sobre Migraciones (IUEM), el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) y la Facultad de Teología. Los expertos en migraciones coincidieron en la necesidad de establecer estrategias para diseñar un sistema de gestión de las fronteras que concilie control migratorio con el respeto a los derechos y libertades individuales y las obligaciones de protección, y en considerar a las políticas europeas como “un fracaso”, ya que se basan en medidas cortoplacistas que se limitan al cierre de fronteras y producen más dinero para mafias, y más sufrimiento para los refugiados.

Jornada Políticas Públicas y Refugio
Inauguración de la jornada

Gil Arias, ex Director ejecutivo de Frontex, reveló que hubo 1,3 millones de solicitudes de asilo en Europa en 2015, más del doble respecto al año pasado. Alemania recibe, más o menos, la mitad de solicitudes de toda la UE, pero, según su población, Suecia acoge tres veces más que Alemania y 69 veces más que España. Aun así, Arias confirmó que, al ritmo de actual, “se tardarían 333 años para reubicar a todos los refugiados”, a consecuencia de la burocracia europea y de la falta de voluntad de los estados miembros.

Cristina Gortázar, Directora de la Cátedra Jean Monnet de Derecho de Inmigración y Asilo e investigadora del IUEM, también advirtió esta falta de voluntad. La catedrática denunció que solo se hayan reubicado a 331 de los 160.000 refugiados previstos, y definió como “bochornosa” la falta de medios materiales en los hot spots, o puntos de llegada de los solicitantes de refugio.

“Las aportaciones de España no son especialmente “sobresalientes”, dijo Gortázar, y diseccionó algunas cifras de la Comisión Europea. “España: ha aportado 5.940 mantas a Serbia (pero a Serbia le siguen faltando 52.000); 6.000 guantes desechables a Eslovenia (pero le faltan 168.000); a Croacia 3.000 mantas desechables y 6.000 guantes desechables (pero le faltan 100.000), además de 5.000 mantas polares; 100 camillas y 20 sacos de dormir”, enumeró.

Estados rácanos

Cristina Manzanedo, del SJM, resaltó  la “falta de voluntad política” en España. De los 17 países que han ofrecido plazas para realojar a los refugiados (unas 4.000 en total), España apenas tiene 50. Además, Manzanedo definió la actual situación como “el mayor reto europeo del siglo XXI” e insistió en la necesidad de acoger e integrar a refugiados en España. “Qué mejor ocasión que ésta para mejorar la calidad del sistema, favorecer la integración y hacer visible a una ciudadanía comprometida y activa que pida a las instituciones que cumplan sus compromisos”, recalcó.

Unos compromisos que la ciudadanía sí ha querido cumplir. En palabras de Pablo Gómez Tavira, Director General de Servicios Sociales e Integración Social de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, “la gente nos llamaba queriendo ayudar, pero la solidaridad se ha frustrado por la racanería de los estados”.

La jornada también contó con la participación del Rector de Comillas ICAI-ICADE, Julio L. Martínez, SJ, quien impartió la ponencia “La crisis de los refugiados desde la ética y la espiritualidad”. “La universidad está comprometida con la búsqueda de iniciativas que nos hagan pasar, de la desconfianza y el miedo al extranjero, al respeto. La iglesia trabaja con creyentes y no creyentes para que el inmigrante pase de extranjero a vecino”, dijo. Además, Martínez abogó por un modelo de integración mediterráneo basado en la laicidad positiva. “La laicidad positiva promueve la separación y neutralidad de los estados y las entidades religiosas pero, a su vez, la colaboración entre ambos”.

Comillas reafirma su compromiso con la crisis de los refugiados

La crisis de los refugiados sigue ocupando buena parte de la agenda pública, también en la universidad. En esta ocasión y coincidiendo con la presentación del libro, publicado por el Servicio de Publicaciones de Comillas, Migrantes forzosos de Alfredo dos Santos Soares, recientemente doctorado por la universidad, varios especialistas reflexionaron sobre la emergencia migratoria. Entre ellos, Francesca Friz-Prguda, representante de ACNUR en España; Fernando Mariño Menéndez, Catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad Carlos III; Cristina Gortázar Rotaeche, Directora de la Cátedra Jean Monnet de la universidad, y el propio autor.

Presentación Migrantes Forzosos
Momento de la presentación

La representante de ACNUR en España recordó que la que ahora vivimos en Europa es una situación permanente en muchas regiones del mundo: “El 86% de todos los refugiados están en países cercanos al conflicto o en vías de desarrollo”, concretó. Pese a lo anterior, también señaló “que estamos sumidos en una gran crisis con un número récord de refugiados. Nunca antes había habido un número tan alto. Cada día, se desplazan 42.500 personas”.

Francesca Friz-Prguda señaló que los recortes en la ayuda humanitaria de los últimos años han sido el principal detonante de esta crisis. “Hay otros agravantes, tanto en los conflictos como en sus propias soluciones, entre ellos, la superpoblación o los efectos del cambio climático”, apuntó. La representante de ACNUR concluyó su intervención apelando a un esfuerzo común para que “los refugiados no se conviertan, otra vez, en víctimas. En este caso, del estigma del terrorismo”.

El catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Fernando Mariño, insistió en que el sistema jurídico internacional tiene grandes lagunas, “también en lo que a las migraciones forzosas se refiere. La referencia siempre tienen que ser los Derechos Fundamentales”. Mariño trató de aportar una perspectiva optimista hablando de los avances en la materia que están teniendo lugar en América Latina.
Migrantes forzosos
La profesora Cristina Gortázar, directora de la investigación que condujo al libro, defendió la noción de refugiado propuesta por el autor e insistió en la necesidad de cambiar la definición que el Derecho Europeo hace de los mismos. “La academia tiene que ir muy por delante del mundo prosaico. Si el Estado te persigue, eres un refugiado. Pero si no te persigue pero no puede protegerte, también eres un refugiado”, adujo. Concluyó su intervención incitando a “priorizar la reubicación de los refugiados más vulnerables”.

Autor del libro
El autor, Alfredo dos Santos

Alfredo dos Santos Soares, autor de Migrantes forzosos, insistió en que los refugiados son la cara menos amable de la globalización. “En las historias de los migrantes y los refugiados no cabe el orgullo, sino la ignominia de nuestras sociedades”