Archivo de la etiqueta: JRS

Carta a los europarlamentarios españoles

Las entidades de acción social de la iglesia en España -Cáritas, CONFER, Sector Social de la Compañía de Jesús y Justicia y Paz- han escrito a los europarlamentarios españoles para que actúen con firmeza ante el acuerdo UE-Turquía, que supone “un cambio monumental en la protección internacional de la Unión Europea”.

Consideramos que las medidas estipuladas en el acuerdo son ilegales porque vulneran normas internacionales de derechos humanos así como el derecho de la Unión Europea .

Lee la carta. 

Nace la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos, con el apoyo de INDITEX

Juan Iglesias será su Director y Cristina Gortázar, la investigadora principal

Firma 2w

La Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, con el apoyo y el respaldo de INDITEX, ha creado la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos, con la intención de responder al reto esencial de nuestro tiempo que plantean los migrantes forzosos, solicitantes de asilo y refugiados, desde la misión y las competencias de una universidad de la Compañía de Jesús.

El Rector de Comillas, Julio L. Martínez, SJ, y el Presidente de Inditex, Pablo Isla, han firmado hoy el convenio de colaboración por el que se constituye la nueva cátedra, que dirigirá el investigador Juan Iglesias Martínez, y que se integrará en el Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM).

La cátedra es un proyecto con vocación nacional, europea y global que contará con recursos suficientes y que nace ligada a una agenda de investigación amplia y multidisciplinar que el IUEM lleva desarrollando más de 30 años. El objetivo es hacer investigación práctica-aplicada, interdisciplinar, con vocación de universalidad/profundidad y orientada a la trasformación social, siempre en defensa de la dignidad humana y de acuerdo con los criterios que marca la “opción preferencial por los pobres”.

Seguir leyendo Nace la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos, con el apoyo de INDITEX

Firma contra el acuerdo UE-Turquía

Las entidades de acción social de la Iglesia que trabajan con refugiados y migrantes -Cáritas, Confer, el Sector Social de la Compañía de Jesús y Justicia y Paz- han lanzado una campaña de recogida de firmas para reclamar al Gobierno de España su oposición a ratificar, en la reunión del Consejo Europeo que se celebra los próximos 17 y 18 de marzo el principio de acuerdo alcanzado la semana pasada entre la Unión Europea y Turquía para devolver a suelo turco a los refugiados y migrantes que llegan a territorio europeo a través de la Frontera Este.

Aquí puedes dejar tu firma: www.hospitalidad.es/firma-no-acuerdo-ue-turquia

Expertos de Comillas denuncian falta de iniciativa en la UE

Aunque los refugiados no paran de llegar a Europa procedentes de zonas de conflicto, la Unión Europea sigue adoptando una posición pasiva ante la situación de grave crisis humanitaria. Esta fue una de las conclusiones a las que se llegaron durante la jornada “Refugiados. Nuevos retos, nuevas políticas”, que organizó el Instituto Universitarios de Estudios sobre Migraciones (IUEM), el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) y la Facultad de Teología. Los expertos en migraciones coincidieron en la necesidad de establecer estrategias para diseñar un sistema de gestión de las fronteras que concilie control migratorio con el respeto a los derechos y libertades individuales y las obligaciones de protección, y en considerar a las políticas europeas como “un fracaso”, ya que se basan en medidas cortoplacistas que se limitan al cierre de fronteras y producen más dinero para mafias, y más sufrimiento para los refugiados.

Jornada Políticas Públicas y Refugio
Inauguración de la jornada

Gil Arias, ex Director ejecutivo de Frontex, reveló que hubo 1,3 millones de solicitudes de asilo en Europa en 2015, más del doble respecto al año pasado. Alemania recibe, más o menos, la mitad de solicitudes de toda la UE, pero, según su población, Suecia acoge tres veces más que Alemania y 69 veces más que España. Aun así, Arias confirmó que, al ritmo de actual, “se tardarían 333 años para reubicar a todos los refugiados”, a consecuencia de la burocracia europea y de la falta de voluntad de los estados miembros.

Cristina Gortázar, Directora de la Cátedra Jean Monnet de Derecho de Inmigración y Asilo e investigadora del IUEM, también advirtió esta falta de voluntad. La catedrática denunció que solo se hayan reubicado a 331 de los 160.000 refugiados previstos, y definió como “bochornosa” la falta de medios materiales en los hot spots, o puntos de llegada de los solicitantes de refugio.

“Las aportaciones de España no son especialmente “sobresalientes”, dijo Gortázar, y diseccionó algunas cifras de la Comisión Europea. “España: ha aportado 5.940 mantas a Serbia (pero a Serbia le siguen faltando 52.000); 6.000 guantes desechables a Eslovenia (pero le faltan 168.000); a Croacia 3.000 mantas desechables y 6.000 guantes desechables (pero le faltan 100.000), además de 5.000 mantas polares; 100 camillas y 20 sacos de dormir”, enumeró.

Estados rácanos

Cristina Manzanedo, del SJM, resaltó  la “falta de voluntad política” en España. De los 17 países que han ofrecido plazas para realojar a los refugiados (unas 4.000 en total), España apenas tiene 50. Además, Manzanedo definió la actual situación como “el mayor reto europeo del siglo XXI” e insistió en la necesidad de acoger e integrar a refugiados en España. “Qué mejor ocasión que ésta para mejorar la calidad del sistema, favorecer la integración y hacer visible a una ciudadanía comprometida y activa que pida a las instituciones que cumplan sus compromisos”, recalcó.

Unos compromisos que la ciudadanía sí ha querido cumplir. En palabras de Pablo Gómez Tavira, Director General de Servicios Sociales e Integración Social de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, “la gente nos llamaba queriendo ayudar, pero la solidaridad se ha frustrado por la racanería de los estados”.

La jornada también contó con la participación del Rector de Comillas ICAI-ICADE, Julio L. Martínez, SJ, quien impartió la ponencia “La crisis de los refugiados desde la ética y la espiritualidad”. “La universidad está comprometida con la búsqueda de iniciativas que nos hagan pasar, de la desconfianza y el miedo al extranjero, al respeto. La iglesia trabaja con creyentes y no creyentes para que el inmigrante pase de extranjero a vecino”, dijo. Además, Martínez abogó por un modelo de integración mediterráneo basado en la laicidad positiva. “La laicidad positiva promueve la separación y neutralidad de los estados y las entidades religiosas pero, a su vez, la colaboración entre ambos”.

¿Cómo ayudar?

¿Cómo ayudar? Desde la experiencia del trabajo con migrantes y refugiados de un contexto diferente pero de una misma realidad

Por Anali Briceño, Becaria del IUEM y alumna del Máster de Cooperación Internacional al Desarrollo

En estos cortos párrafos quisiera entregar a ustedes mi experiencia personal en el trabajo con migrantes y refugiados. Quisiera empezar señalando que no se trata de una lección de ética o moralidad, se trata más bien, de una reflexión ante la pregunta que muchos de nosotros nos hacemos cuando contemplamos con frustración las situaciones de desigualdad, abuso, intolerancia, violencia,… En fin, la lista es grande pero el sentimiento es el mismo.

 

Migrantes en la frontera
Migrantes en la frontera

Hace tres años comencé mi trabajo en la oficina del Servicio Jesuita a Migrantes de Tacna, ciudad fronteriza entre Perú y Chile. Como en toda ciudad fronteriza, la dinámica migratoria es vasta y con dinámicas complejas. Cuando inicié esta empresa sentía que tenía todo controlado, aunque era mi primera experiencia laboral, tenía la convicción de que todo sería simple. ¡Claro, en conceptos sabía quién era quién! ¡Y hasta debo reconocer que me sentía orgullosa porque iba a “ayudar” a migrantes y refugiados! Qué equivocada estaba. Equivocada en todos los sentidos; no fue un trabajo sencillo, no sabía nada de migrantes ni refugiados y no ayudaba a nadie. Tengo que reconocer que he fracasado estrepitosamente.

Antes de continuar, contaré que es lo que pasaba en Tacna y cuál era mi trabajo en el Servicio Jesuita a Migrantes. Seguir leyendo ¿Cómo ayudar?

Las personas refugiadas ya están aquí

España está muy atenta a la llegada de las personas refugiadas fijadas por cuotas en Europa. Aún no han llegado y no parece que lo vayan a hacer próximamente. Con motivo del Día Internacional del Migrante, la Compañía de Jesús quiere llamar la atención sobre una realidad menos visible, las personas refugiadas que ya están aquí. Cada semana, 200 personas refugiadas sirias suelen llegar a la península provenientes de Melillam y entre 1500 y 2000 migrantes subsaharianos viven hoy en los bosques de Nador (Marruecos). Algunos permanecen allí más de un año en condiciones infrahumanas. Por todo ello, la Compañía de Jesús quiere acercar esta realidad a través del documento “Las personas refugiadas ya están aquí”.

Os ofrecemos un resumen:

 La ruta Sur de los refugiados Sirios

Las personas sirias, la mayoría familias grandes, que huyen del conflicto armado de su país y que siguen la ruta de escape Sur logran llegar a Marruecos desde Argelia, donde hasta principios de 2015, no se les pedía visado. Esa frontera Marruecos-Argelia es uno de los puntos más peligrosos del viaje que han tenido que realizar en su camino hacia Europa. La entrada a Marruecos la realizan vía pasadores a quienes pagan alrededor de 400 € por persona. Al entrar en Marruecos permanecen en Uxda y luego se dirigen a Nador hasta que tienen la oportunidad de cruzar a Melilla.

 

Cruzar de Marruecos a Melilla es prácticamente imposible si no es pagando alrededor de 1000 € por adulto y 400 € por niño. Si logran llegar a Melilla, en el puesto fronterizo de Beni Enzar solicitan asilo y son llevados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). El CETI, centro público dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, fue creado para acoger a migrantes irregulares de origen subsahariano, no para recibir solicitantes de asilo. Tiene una capacidad de 480 personas y ha llegado a albergar 1.900, actualmente acoge alrededor de 1.000; un tercio de las mismas son niños/as. Las condiciones de vida allí no son buenas: hacinamiento, limitada atención jurídica, limitada atención médica, falta de acceso a la educación para los niños, familias separadas (hombres por un lado, mujeres y niños por otro)…

Los solicitantes de asilo permanecen en Melilla una media de dos meses, los que no solicitan asilo mucho más. Las autoridades no les comunican con antelación cuándo van a ser trasferidos a la Península, ni bajo qué criterios.

Unas 200 personas sirias suelen llegar a la península, en concreto a Málaga, cada semana. Son recibidas por las 3 entidades especializadas, designadas por el sistema de asilo español. Desde Málaga les llevan a centros de Andalucía para migrantes o para refugiados. La mayoría dejan los centros en pocos días y viajan en autobús a Madrid con la esperanza de continuar su camino hacia otros países de Europa. Constatamos la falta de claridad en estas personas sobre las condiciones concretas de acogida en España y sobre las arriesgadas consecuencias de abandonar el país, ya que por la aplicación del sistema de Dublín, lo más probable es que aunque continúen el viaje hacia otros países europeos acaben devueltos a España para tramitar su solicitud de asilo aquí. La mayoría de sirios quieren viajar a otros países europeos del centro y norte de Europa para reunirse con sus familias o porque afirman que las condiciones de acogida son mejores y hay más oportunidades de trabajo. Seguir leyendo Las personas refugiadas ya están aquí

Khalil, la historia de un Refugiado.

París y Kobane

Por Cristina Manzanedo,  Servicio Jesuita a Migrantes.

Enero de 2015: Tropas kurdas liberan la ciudad siria de Kobane, en manos del ISIS.

Khalil tiene 34 años, está casado y tiene dos hijas de 4 y 2 años. Es refugiado kurdo y vivía en la ciudad de Kobane, al norte de Siria. Ayer nos encontramos en mi casa y tomamos un café juntos. Estaba muy abatido y conmocionado por los atentados de París y quería contarme que él conocía de primera mano la violencia de Daesh (nombre árabe de ISIS). “París y Kobane, somos uno”, “Estamos juntos en esta lucha, París y Kobane”, repetía.

Yo no le entendí muy bien pero era patente su deseo de explicarme que él también había experimentado la violencia de Daesh. En un momento dado, sacó su teléfono móvil y me pidió que mirase unas fotos, de una violencia difícil de describir. Eran fotos de Kobane, de sus vecinos, de su familia, muertos. En silencio, vimos juntos muchas fotos de civiles asesinados por las calles, en las casas, amontonados en cualquier sitio, la ciudad ardiendo. “Daesh …” decía mientras pasaba las imágenes …. Khalil es musulmán pero llama hipócritas a los musulmanes que matan mujeres, niños y civiles indiscriminadamente.

Khalil comenzó a llorar, un llanto callado, contenido. Lloramos juntos, abrazados, por las víctimas de París, por las víctimas de Kobane, por sus familias, por la brutalidad de la violencia.

Khalil está ahora solo en Madrid, la guerra ha separado a su familia, sus hermanos están en Alemania y Suecia, sus padres, su mujer y sus hijas en Turquía. Khalil y su familia aspiran a encontrar un sitio seguro donde poder rehacer su vida. No lo van a tener fácil. Él ha entrado a Europa por España y las normas de reparto europeas (el sistema Dublín) le obligan a permanecer a España. Pero él no quiere ni oír hablar de esta posibilidad. Entró por Melilla y ha sufrido mucho durante su estancia allí. Además, el deseo de reunirse con su familia se impone a las normas legales europeas.

Oyendo a Khalil me doy cuenta de nuestra ignorancia, de que apenas sabemos nada de esas otras víctimas que tratan de llegar a Europa buscando protección. Yo no sabía nada de Kobane, miro en internet y veo que hay bastante información. Khalil, sin embargo, me ha abierto los ojos y me ayuda a ampliar mi mirada y comprender mejor este problema internacional.

Cuando terminamos el café, me enseña otras fotos, las de sus hijas antes de abandonar Kobane, antes de la guerra. Muestran unas criaturas alegres, sanas, bien vestidas, riéndose, podían ser nuestras hijas. La separación de ellas le vuelve a emocionar profundamente, aspira a reunirse de nuevo con su familia, tener salud, éxito en la vida y, cuando parece que ya ha terminado, baja los ojos y añade que necesitamos y desea para todos un futuro de paz y reconciliación. Su deseo me conmueve profundamente y me uno a él en esa esperanza de que la brutalidad no sea el fin de esta historia sino un futuro de compasión y cuidado mutuo entre los seres humanos.

La crisis de los Refugiados y Migrantes desde la experiencia del JRS Roma

“Refugiados en Europa: la respuesta del Servicio Jesuita a
Refugiados”
Por: Amaya Válcarcel – Servicio Jesuita a Refugiados Roma

El recorrido de los 700.000 refugiados sirios, afganos, iraquíes, paquistaníes y eritreos en lo que va de 2015 hasta llegar a Alemania, Suecia o allí donde haya un gobierno dispuesto a acogerlos, nos ha de remitir a las causas de su persecución y a las obligaciones
internacionales de los estados a los que llegan de protegerles.

Junto a ellos están los emigrantes del Sahel y África Occidental que desde hace décadas desembarcan en las costas de Italia y España. En lo que va de año, 3.000 han muerto en el Mediterráneo, 30.000 desde 2000. Escapan de la persecución de la pobreza y, para la
Iglesia católica, la definición de refugiado también incluye esta causa.

El debate migratorio está monopolizado por los mitos -el temor a una invasión, encima islámica, a que se diluyan identidades nacionales y a los problemas de seguridad- y el miedo -a la precariedad laboral, a la competencia por servicios de educación y salud. Tras incontables reuniones del Consejo Europeo, de los ministros de Interior y de Asuntos Exteriores, la Unión Europea ha sido incapaz de alcanzar un acuerdo para responder en
común al mayor reto de su historia.

Refugiados sirios
Refugiados sirios en la frontera entre Macedonia y Grecia (Foto: JRS South East Europe)

Como Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) hace tiempo que veíamos venir esta crisis en Europa. Lo primero que debemos hacer es ponerla en perspectiva global: son números altos pero si miramos el número de refugiados y desplazados que hay en el mundo
proporcionalmente no lo son. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en el mundo hay 59,5 millones entre refugiados y desplazados forzosos. El número total de inmigrantes en todo el planeta supera los 230 millones.
Esta crisis no es una crisis de refugiados, sino una crisis de conflictos, de destrucción, de bombardeos y, sobre todo, una crisis de voluntad política. Seguir leyendo La crisis de los Refugiados y Migrantes desde la experiencia del JRS Roma

El Padre Ángel pide un esfuerzo de empatía con los refugiados

Claude Eog en un momento de la charla

Los migrantes “no vienen a hacer negocios, sino escapando de la muerte”. Así de tajante se mostró el Padre Ángel, fundador de Mensajeros de la Paz, durante su intervención en la jornada solidaria “Migraciones y refugiados: espacio de solidaridad”, organizado por Alumnos Para la Experiencia Social (APES), una nueva organización nacida en Comillas, que contó con la colaboración de Comillas Solidaria para su puesta de largo.

El Padre Ángel, que fue premio Príncipe de Asturias a la Concordia, además, solicitó a la clase política “un esfuerzo de empatía” para comprender “el círculo vicioso en el que viven estas personas”. Es gente, dijo, que no pueden solicitar la residencia ni puede trabajar.

La jornada contó con la presencia de Elías López, SJ, profesor de Comillas y consultor del Servicio Jesuita de Refugiados, quien denunció que a muchos de ellos no se les reconoce el estatuto de refugiado, por lo que no pueden llevar una vida normal. “Son invisibles”, denunció, “no vemos el problema porque no interesa verlo y no interesa tener refugiados”. Mientras, dijo, se deben atajar las guerras de raíz, aunque no se puede llegar a soluciones a nivel global porque “no hay instrumentos a nivel internacional para la construcción de la paz”.

López destacó que España está a la cola en la recepción de refugiados, “por eso la cuota europea es más alta, porque España no ha querido visibilizar el asunto del refugio”. Asimismo, López se preguntó qué hace la sociedad por la integración y aseguró que cualquier cambio “debe venir de las aulas, rompiendo las barreras de rechazo”, creando vínculos afectivos, pues sin ellos, todo se queda en teoría.

En el coloquio también estuvo presente Claude Eog (en la fotografía), refugiado del conflicto en la República Centroafricana. La historia de su éxodo y su llegada a España impresionó al abarrotado auditorio. Subrayó que no puede llevar una vida normal, aunque agradeció el apoyo que ha recibido por parte de la comunidad jesuita. “Tengo que contar la historia que he vivido, porque muchas personas están en la misma situación que yo, y en muchos países hay guerras por los mismos motivos que en el mío”

Respuesta a la crisis de refugiados

Respuesta a la crisis de refugiados. Una mirada común desde nuestra espiritualidad ignaciana

1. Introducción

El presente documento busca establecer un marco de criterios comunes de actuación dirigido a la familia ignaciana (obras, comunidades, PAL-PAT, individuos, etc.) y plantea una respuesta integral ante la crisis actual de cientos de miles de personas refugiadas llamando a las puertas de Europa.

Esta realidad ha supuesto un fuerte aldabonazo en las conciencias de muchas personas e instituciones, que quieren arrimar el hombro en este momento. Ante ello, entendemos fundamental que combinemos una apuesta decidida por canalizar ese torrente de solidaridad con el establecimiento de algunos criterios que se nutren de nuestra experiencia de trabajo interna e internacional en el ámbito de la movilidad humana.

Seguir leyendo Respuesta a la crisis de refugiados