Archivo de la categoría: Miscelánea

De prácticas en Sevilla y Algeciras con la Asociación Claver

La Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM) de la Universidad Comillas con el apoyo de INDITEX  presenta cada año su programa de prácticas profesionales remuneradas. El programa está dirigido a alumnos del Máster Universitario en Cooperación Internacional al Desarrollo y del Master Universitario en Migraciones Internacionales del IUEM. El programa de prácticas que se realiza en Instituciones como en el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), en Entreculturas-Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) y en el Servicio Jesuita a Refugiados-Europa. A continuación, conoce la experiencia de Ana Bosch. ¡No te la pierdas!

***

Mi nombre es Ana Bosch y soy antigua alumna de la Universidad Pontificia  Comillas, donde cursé el máster en Cooperación Internacional al Desarrollo. Esto me dio la oportunidad de optar a la realización de las prácticas profesionales remuneradas, ofrecidas por la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos- INDITEX en una de las asociaciones que pertenece a la red del Servicio Jesuita al Migrante: la Asociación Claver.AnaBosch

Esta asociación se encuentra situada en Sevilla y trabaja para la defensa y acompañamiento de personas migrantes y refugiadas. En ella se atiende, desde la perspectiva de la hospitalidad, a las diferentes necesidades socio-laborales y legales que les puedan surgir a las personas de origen migrado, entre otras.

Gracias a esta oportunidad, he podido acercarme a la realidad migratoria de este momento en España, así como conocer más profundamente la situación en la que se encuentra la frontera sur de la península. La actividad que vengo realizando en la asociación podría dividirse en dos líneas fundamentales de trabajo.

Por un lado, se oferta un servicio de asesoría jurídica gratuita en materia de extranjería y derecho laboral. En relación a éste último, trabajamos esencialmente en el ámbito del empleo del hogar, ya que es un sector en el que se vulneran a menudo los derechos de los trabajadores. Muchas de las personas que acuden a la asesoría para este tipo de asuntos, son mujeres migrantes que se encuentran en situación de vulnerabilidad, tanto por los abusos cometidos en la relación laboral, como por las complicaciones que pueden surgir con su situación administrativa. En este sentido, y al tratarse de unos perfiles que se repiten a menudo, he tenido la oportunidad de hacerme una idea de la situación en la que se encuentra un grupo relevante de la población migrante.

Por otro lado, llevamos a cabo visitas semanales al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras, para entrar en su extensión de Tarifa. El objeto de estas visitas es realizar una labor de ayuda a los internos.

Algeciras

Antes de comenzar en la asociación no imaginaba que, tanto el funcionamiento de este tipo de centros como la dificultad de trabajar en los mismos, fuera tan difícil como estoy comprobando. A pesar de que leas noticias o información sobre ciertas cosas, hasta que no la vives en primera persona, es difícil poder tener un juicio claro de aquella realidad a la que te enfrentas.

Refugiados latinoamericanos, en el olvido

Valeria Méndez de Vigo, colaboradora del Instituto de Migraciones, ha publicado un artículo en ibe.tv sobre la situación de los refugiados latinoamericanos, reproducimos a continuación el inicio, y te animamos a leer la entrada completa:

Los conflictos armados abiertos en Siria o Irak han centrado la atención de la comunidad internacional debido, sobre todo, al elevado número de personas refugiadas que han llegado a Europa. Mientras las miradas están centradas en la guerra de Siria y en los refugiados procedentes de este país, en América Central hay también situaciones merecedoras de protección internacional que pasan más desapercibidas.

La situación de violencia que viven algunos países de América Latina ha provocado que miles de personas se vean forzadas a abandonar sus hogares y, en muchos casos, sus países de origen. La región de Honduras, Guatemala y El Salvador, también conocida como el Triángulo Norte de Centroamérica, es una de las zonas más conflictivas del mundo.

Según datos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la violencia y la inseguridad son factores clave para explicar el desplazamiento forzado en El Salvador, Honduras y Guatemala.

Las familias desplazadas tienen más dificultades para cubrir necesidades básicas como vivienda, educación, salud y acceso a empleos formales[1]. En 2015, 110.000 personas huyeron de la región centroamericana y buscaron asilo en el extranjero, siendo esta cifra cinco veces superior a la de 2011. En El Salvador, la tasa de homicidios de mujeres aumentó un 60% entre 2008 y 2015 y, en Honduras, durante el mismo periodo, aumentó un 37%. En el caso de Guatemala, el desplazamiento de sus habitantes está más relacionado con los altos niveles de desigualdad que sufre el país[2].

La mayoría de las personas procedentes de los países centroamericanos buscan seguridad en México y Estados Unidos, en menor medida, en Belice y Costa Rica. Sin embargo, gran parte de estas personas no obtienen protección internacional. En realidad, según la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, las causas por las que una persona puede ser considerada refugiada están muy tasadas, limitándose a motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas. El hecho de huir de la violencia generalizada puede no considerarse una situación merecedora de protección internacional.

 

Los refugiados en tiempos de la postverdad

Una colaboradora de la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzososo, Valeria Méndez de Vigo, escribe en Cristianisme i Justícia sobre los refugiados en tiempos de la postverdad.

“El término posverdad ha sido la palabra del año 2016 según el diario norteamericano The Time y se refiere a la situación en la cual, a la hora de crear y moldear a la opinión pública, los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales. Como ya se ha señalado por diversos autores[1], la posverdad está a la orden del día en relación con las personas refugiadas”.

Te animamos a leer la entrada completa.

Tercera Conferencia Árabe-Europea de Educación Superior

Desde la European University Association (EUA) nos informan sobre la Tercera Conferencia Árabe-Europea de Educación Superior (AECHE 3): Opportunities and Challenges for Arab and European universities in fulfilling their societal mission, que se celebrará en Universidad de Barcelona del 25 al 27 de mayo.

Este año, las conferencias se centrarán en las contribuciones que la universidad puede hacer para favorecer el diálogo interregional, la colaboración internacional y la resolución de conflictos. Entre otras cuestiones se abordará que los flujos de refugiados hacia Europa subrayan el hecho de que la crisis humanitaria en Oriente Medio no es un problema regional, sino que deben ser tenidos en cuenta como una emergencia global, con implicaciones globales, y un asunto de preocupación para las universidades, tanto europeas como árabes.

Esta conferencia supone una oportunidad para discutir con las universidades árabes los temas candentes que surgen de esta crisis y el impacto que tiene la migración masiva en el contexto del trabajo que las universidades realizan a nivel local, nacional e internacional. La participación está restringida a miembros de la EUA y AARU (Asociación de Universidades Árabes) y el registro se puede hacer a través del siguiente enlace.

 

Sin que a la bella, culta y civilizada Europa se le altere el gesto

El preacuerdo entre la Unión Europea y Turquía forma parte de una ristra de errores europeos sobre el derecho de asilo desde los años 90. El análisis de la profesora Cristina Gortázar en eldiario.es revela que este nuevo acuerdo vulnera los derechos humanos e incumple las normas europeas e internacionales destinadas a protegerlos.

Lee el texto completo.

Convertirse a los pobres

Hoy queremos compartir las palabras valientes y contundentes de Santiago Agrelo, Arzobispo de Tánger, que nos llegan a través de Comillas Solidaria.

Convertirse a los pobres:

En los alrededores de Ceuta hay emigrantes. No sé cuántos son. Sé que son seres humanos. Sé que no tienen papeles, pero tienen hambre. Sé que no están autorizados a estar donde están, pero tienen derecho a buscarse un futuro para sí mismos y para sus familias. Sé que las autoridades de las naciones los consideran una amenaza, aunque la realidad es que las autoridades son una amenaza para ellos.

El lunes les llevamos alimentos. El martes nos llaman para informar que las fuerzas del orden (ellos dicen “la policía”) se los han quitado.

¿Qué dirían ustedes de una sociedad que persiguiese a hombres, mujeres y niños vulnerables e indefensos –a los que leyes inicuas han hecho ilegales, irregulares, clandestinos-, los acosase como si fuesen alimañas, los persiguiera como si fuesen criminales, los golpease como no se permitiría hacer con los animales, y los cercase para rendirlos por hambre? Se diría que esa sociedad se había deshumanizado, corrompido, embrutecido, envilecido, degenerado.

Pues lo que no hace la sociedad marroquí, acogedora y humana, se nos dice que lo hacen agentes uniformados, miembros de fuerzas del orden del Estado, que entran en el bosque de Beliones, no para apartar de la frontera –de una maldita frontera que Dios no hizo ni quiso ni quiere-, a unos emigrantes, sino para apropiarse de los pocos alimentos que los emigrantes han recibido para subsistir.

¿Qué nombre te das a ti mismo, tú, agente de la autoridad, si te has llevado a tu cuartel o a tu casa lo que un hermano tuyo necesita para vivir? ¿Te has divertido? ¿Te has escondido para que nadie te viese?  ¿Es lo que te han mandado hacer? ¿Lo has hecho por propia iniciativa? ¿Crees que no habrás de dar cuenta al único Dios?

Por si lo hubieses olvidado, te recuerdo lo que dice el Señor de todos, el Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob, el Dios de Jesús de Nazaret, el Dios de Mohamed: “He visto la opresión de mi pueblo, he oído sus quejas contra los opresores, me he fijado en sus sufrimientos. Voy a bajar a librarlos”. Te lo recuerdo por si quieres tener piedad de ti mismo, pues si comes el pan que has quitado a los pobres, estás comiendo tu propia condenación, estás comiendo el bocado que mete en tu cuerpo a Satanás.

Se lo recuerdo al soldado y al oficial que lo manda, al político que fija las normas y a los gobiernos que las ejecutan: Dios ve al opresor y al oprimido, y toma partido por el oprimido.

Tal vez pienses que puedes honrar a Dios y despreciar a los pobres. Un día comparecerás ante él y descubrirás aterrorizado que los pobres eran tan dignos de respeto como Dios.  Aquel día, el Rey, el único Rey, el hermano de los pequeños a quienes hoy robamos el pan, lo creáis o no, nos juzgará y nos condenará, y de nada servirá que le llamemos “Señor”, pues sólo se recordará el pan que le hemos dado o le hemos negado.

“Si no os convertís, todos pereceréis lo mismo”.  A nadie le pediré que se convierta a Dios. Podéis tranquilamente no creer en él. No se os pedirá cuenta de semejante ignorancia. Pero estamos perdidos si no nos convertimos a los pobres. Entonces nuestra suerte estará entre los malditos.

 

Niños robados e invisibles, también en España

ninaSOS

La revista Vida Nueva publica en su último número un reportaje de investigación del periodista Miguel Ángel Malavia sobre los 10.000 niños refugiados que, según denuncia Europol, han llegado a la Unión Europea, y ahora están desaparecidos. La revista Vida Nueva ha confirmado que nuestro país no es ajeno a la actuación de las mafias dedicadas a la explotación de menores. Solo con los informes que tiene en sus manos Cruz Roja Española, y a los que ha tenido acceso la revista, en 2015 contabilizaron hasta 113 menores migrantes en paradero y situación desconocida.

María José Castaño, investigadora del Instituto Universitario de Estudios sobre las Migraciones y coautora de un amplio informe sobre el fenómeno de la trata presentado recientemente, constata a Vida Nueva que estamos ante un “problema muy complejo”, debido a la invisibilidad: “En buena parte de los casos, estos niños, muy pequeños, llegan a la Península normalmente acompañados de sus madres (o no) y son trasladados a centros de acogida junto a ellas. Afortunadamente, durante los últimos años, ya no pueden suceder cosas como las que se detallan en la sentencia de Puente Genil porque ahora, según llegan, se les hace una prueba de ADN para constatar que son sus madres. Pero la situación de riesgo continúa para los pequeños. Sus madres biológicas presentan claros indicios de ser víctimas de la trata, aunque no se reconocen como tal”.

Lee el reportaje.

La Crisis de los Refugiados: La hora de Europa

¿Qué obligaciones tiene Europa ante el desafío de la crisis de los refugiados?

En este artículo, publicado por el Real Instituto Elcano, la profesora Cristina Gortázar Rotaeche, especialista en el tema, explica de manera clara y objetiva el papel de la UE en la situación de miles y miles de refugiados.

 

Education and migrants

La Comisión Europea ha habilitado un apartado específico para educación superior en su página web Education and migrants.

European Commission

Aquí podréis encontrar, entre otras cosas, las iniciativas dirigidas a las personas refugiadas en Europa, en el marco del programa Erasmus+; acciones con posible financiación de la UE para realizar actividades relacionadas con la integración de los refugiados en el campo de la educación superior y la encuesta europea sobre las iniciativas que se están llevando a cabo en las organizaciones de educación superior de toda Europa.

Está página irá actualizándose periódicamente con información y novedades acerca de las acciones relacionadas con los refugiados.

 

¿Cómo ayudar?

¿Cómo ayudar? Desde la experiencia del trabajo con migrantes y refugiados de un contexto diferente pero de una misma realidad

Por Anali Briceño, Becaria del IUEM y alumna del Máster de Cooperación Internacional al Desarrollo

En estos cortos párrafos quisiera entregar a ustedes mi experiencia personal en el trabajo con migrantes y refugiados. Quisiera empezar señalando que no se trata de una lección de ética o moralidad, se trata más bien, de una reflexión ante la pregunta que muchos de nosotros nos hacemos cuando contemplamos con frustración las situaciones de desigualdad, abuso, intolerancia, violencia,… En fin, la lista es grande pero el sentimiento es el mismo.

 

Migrantes en la frontera
Migrantes en la frontera

Hace tres años comencé mi trabajo en la oficina del Servicio Jesuita a Migrantes de Tacna, ciudad fronteriza entre Perú y Chile. Como en toda ciudad fronteriza, la dinámica migratoria es vasta y con dinámicas complejas. Cuando inicié esta empresa sentía que tenía todo controlado, aunque era mi primera experiencia laboral, tenía la convicción de que todo sería simple. ¡Claro, en conceptos sabía quién era quién! ¡Y hasta debo reconocer que me sentía orgullosa porque iba a “ayudar” a migrantes y refugiados! Qué equivocada estaba. Equivocada en todos los sentidos; no fue un trabajo sencillo, no sabía nada de migrantes ni refugiados y no ayudaba a nadie. Tengo que reconocer que he fracasado estrepitosamente.

Antes de continuar, contaré que es lo que pasaba en Tacna y cuál era mi trabajo en el Servicio Jesuita a Migrantes. Seguir leyendo ¿Cómo ayudar?